➤ Amoxicilina para perros

La amoxicilina para perros es un antibiótico muy parecido a la penicilina, el cual se emplea como bactericida, ya que elimina las bacterias en lugar de generar la detención de su reproducción.

☟☟ES NECESARIO QUE LEAS TAMBIÉN☟☟

Pero es importante destacar que no debes administrar este medicamento por tu propia cuenta, ya que solo está indicado para tratar ciertas bacterias, por lo cual a las otras no las eliminará y estarás administrando el antibiótico sin producir ningún efecto.

En este sentido, si el perro contrae una enfermedad, suelta toxinas que dañan su salud, por esto el fin de la amoxicilina es inhabilitar las estructuras celulares bacterianas generando la muerte de estas bacterias dañinas.

La Amoxicilina para perros

La amoxicilina entonces se refiere a un antibiótico perteneciente al grupo de las penicilinas. Su acción es netamente bactericida, lo cual nos indica que tiene la capacidad de destruir a las bacterias en lugar de imposibilitar la reproducción de éstas.

La amoxicilina para perros representa un antibiótico de extenso espectro, debido a que es eficaz para combatir a muchas bacterias. De igual manera, esta acción se incremente todavía más cuando este medicamento se une con el ácido clavulánico.

Éste se trata de una sustancia que por sí misma tiene actividad antibiótica, pero si tiene la capacidad de inhabilitar la betalactamasa, una enzima que desdeñan ciertas bacterias y que puede inactivar algunos tipos de antibióticos. Por lo cual, cuando la amoxicilina se da junto con el ácido clavulánico, su acción para combatir las bacterias es más fuerte.

¿ Cuáles son los usos de la amoxicilina para perros ?

La amoxicilina para perros es un antibiótico que puede usarse para tratar diferentes afecciones como:

• Infecciones del tracto respiratorio
• Infecciones tópicas como forúnculos
• Enfermedades infecciosas del sistema digestivo
• Complicaciones bacterianas de enfermedades virales
• Enfermedades infecciosas del tracto genitourinario

Efectos secundarios

Como toda medicación es importante consultar al veterinario antes de administrar cualquier producto, ya que cada perro es diferente según su tamaño, peso, raza y patología específica. Por lo cual se debe evitar la automedicación, para evitar daños a la salud de nuestra mascota.

Sin embargo, la amoxicilina es un antibiótico seguro pero puede tener una reacción con otros fármacos y causar los siguientes efectos secundarios:

• Inestabilidades en la flora intestinal
• Problemas gastrointestinales como diarrea, vómitos, falta de apetito
• Hipersensibilidad como fiebre, expulsión cutánea, fiebre, problemas para respirar
• Incremento de la frecuencia cardíaca

☟☟ES NECESARIO QUE LEAS TAMBIÉN☟☟

No se han encontrado entradas.

En este sentido, se debe estar atento ante las diferentes reacciones que puede experimentar el perro luego de la administración del medicamento.

Así que para aminorar el riesgo de padecer estos efectos adversos es fundamental hacer el tratamiento como lo indica el veterinario y especialmente, nunca se debe reducir el periodo de administración prescrito a pesar de que se observe una pronta recuperación del perro.

¿ Cuál es la dosis correcta ?

La dosis del medicamento va a depender del chequeo previo del veterinario, quien determinará la dosis adecuada. Por lo general los veterinarios administran la cantidad de 10 a 20 miligramos por kilogramo del animal durante dos veces al día por 7 o 10 días, pero esto va a depender de la gravedad de la enfermedad, ya que el veterinario podría decidir la administración tres veces al día.

La amoxicilina para perros la podemos encontrar en diferentes presentaciones líquidas, inyectables o en forma de comprimidos. Todo va a depender de la patología, el tamaño, la raza, la edad, el estado de salud y otros aspectos.

Por lo cual las dosis pueden ser variantes, y el especialista es quien indicará la dosis más acertada según sea el caso.

Efectos secundarios de la amoxicilina en perros

Por lo general, en la mayoría de los casos, los perros reaccionan muy bien a la amoxicilina, pero podrían aparecer ciertos efectos adversos como:

• Las reacciones alérgicas, éstas pueden aparecer cuando los animales son alérgicos a la penicilina. Por lo cual el perro puede verse afectado, tener dificultad al respirar, presentar vómito y diarrea, convulsiones, entre otros. Incluso el perro podría morir debido a un shock anafiláctico.
• De igual forma se pueden presentar problemas gastrointestinales como diarrea, vómitos o heces sueltas. Si esto pasa, se aconseja administrar el medicamento junto con la comida o entre las comidas para tratar de reducir los síntomas.
• De igual forma se pueden dar casos de intoxicación y esto sucede cuando la dosis administrada ha sido excesiva.
• Erupciones cutáneas
• Anemia y fiebre
En este sentido es importante tomar las medidas pertinentes antes de administrar la amoxicilina para perros, ya que cada caso es particular y se deben considerar las condiciones en la que se encuentra el animal. Para ello es importante un chequeo previo que nos permita tener conocimientos sobre la salud general de nuestra mascota, y así ayudarlo a sobrellevar cualquier enfermedad que padezca, garantizando una vida plena, sana y feliz.

Recomendaciones

A la hora de administrar este medicamento a nuestra mascota es importante que sigas las siguientes recomendaciones a fin de evitar daños a la salud del animal. Considera lo siguiente:
• Primeramente se debe consultar al veterinario
• Realizar los exámenes pertinentes para detectar cuál es la enfermedad que tiene, y obtener el diagnóstico acertado
• Seguir atentamente las indicaciones del veterinario para administrar las dosis correctas del medicamento
• Estar atento a las reacciones de nuestro perro, ya que puede ser alérgico al producto
• Evitar la ingesta excesiva del medicamento, ya que el perro podría intoxicarse
• Mantener el medicamento fuera del alcance de perros y niños, para evitar un accidente.
• En caso de que el animal haya ingerido por accidente el medicamento, se debe ir a urgencias inmediatamente, ya que el perro podría estar intoxicado por una sobredosis. Lo cual podría incluso matarlo.
• Evitar la auto medicación, ya que el medicamento es de uso delicado y debe ser administrado bajo estricta vigilancia médica.
• Se debe dar la amoxicilina junto con la comida si vemos que le causa malestar estomacal
• Se debe considerar aspectos como el tamaño, raza, edad, y patología a tratar.
• El tratamiento debe ir acompañado de una buena nutrición que le aumente el nivel de sus defensas y pueda tener una pronta recuperación. Es importante también mantenerlo hidratado y en un lugar limpio y tranquilo, sobre todo si se trata de un perro de avanzada edad, ya que están más débiles y vulnerables.

☟☟ES NECESARIO QUE LEAS TAMBIÉN☟☟

Ir arriba