➤ Anestesia para perros

La anestesia para perros es un tema que le genera cierta preocupación a los dueños cuando se debe aplicar algún proceso quirúrgico, especialmente si se trata de la anestesia general, donde el perro permanece dormido mientras la cirugía. Existen algunas medidas establecidas de anestesia para todos los perros, pero hay algunas razas que necesitan un trato especial para que sean anestesiados de manera más segura.

☟☟ES NECESARIO QUE LEAS TAMBIÉN☟☟

Dentro de éstos se encuentran los lebreles, toy, perros braquicéfalos (perros que tienen hocico corto), lebreles, de pastoreo, y los de gran tamaño, los cuales se encuentran entre las razas que necesitan atenciones especializadas a la hora de aplicar la anestesia.

La anestesia para perros

La anestesia local se usa para entumecer una zona determinada del cuerpo, y la anestesia general deja al perro inconsciente. Lo cual puede ser algo muy inquietante para el dueño, ya que el animal se encuentra indefenso. Pero la anestesia general es importante para:

  • Relajar los músculos del cuerpo de tu perro
  • Elimina la resistencia ante el procedimiento quirúrgico
  • Que el perro no sienta dolor durante la cirugía

Ante esto, la medicina veterinaria en la actualidad ha tenido muchas mejorías con relación a los agentes anestésicos. La mayor parte de los medicamentos anestésicos usados  por los veterinarios son muy cambiables y previsibles, ya que las reacciones de los perros ante el medicamento, no son iguales. Por lo cual, cada raza tiene sus necesidades particulares cuando se trata de obtener una anestesia.

En este sentido, se pueden presenciar distinciones genéticas entre las razas existentes y en la anatomía (simetría), las cuales juegan un papel muy destacado en la administración efectiva de los medicamentos anestésicos. De esta forma, los perros braquicéfalos, de cara aplastada como el Bóxer, presentan un riesgo elevado de padecer obstrucciones en las vías respiratorias que los perros de hocico más largo.

Con respecto a esto, hay algunas razas que presentan una inclinación mayor a la capacidad de respuesta ante la anestesia, lo cual indica que se requiere menos cantidad del medicamento para que provoque el efecto esperado, lo cual podría elevar el riesgo de sobredosis, si no se toman medidas al respecto. Por lo cual el veterinario debe estar muy atento y ser un anestesiólogo especializado.

Anestesia para perros
Anestesia para perros

Cabe destacar que existen razas que necesitan mucho más tiempo para recuperarse de la anestesia. Los perros con problemas cardíacos, pertenecen al grupo de perros de alto riesgo, ya que si tiene este tipo de problemas, bien sean congénitos o adquiridos, se debería consultar a un cardiólogo veterinario antes de que tu perro sea sometido a un procedimiento que necesita de una anestesia.

Por otro lado, las razas que tienen mayor riesgo de padecer trastornos metabólicos, pueden tener mayor riesgo anestésico. De igual forma, los perros con hipotiroidismo, diabetes, Cushing y Addison (enfermedad adrenal), así como los que tienen sobre peso, problemas hepáticos o renales, necesitan de una consideración especial a la hora de calcular la dosis correcta de la anestesia, la elección y carga del líquido, así como también el tipo y cantidad de anestesia de mantenimiento durante el proceso quirúrgico.

Recomendaciones a considerar

Es muy importante que antes de que nuestro perro sea sometido a la anestesia, tengamos los conocimientos pertinentes para evitar cualquier inconveniente que se pueda suscitar durante el proceso quirúrgico al cual va a ser sometido nuestro perro. Para ello es importante estar informados sobre ciertos protocolos que concierne a  todos los perros expuestos a la anestesia. Los cuales son:

☟☟ES NECESARIO QUE LEAS TAMBIÉN☟☟

No se han encontrado entradas.

1.- La valoración y preparación antes de aplicar la anestesia

El fin principal de una evaluación pre-anestesia es poder considerar los factores de riesgo particulares que pueden tener gran influencia en la capacidad del animal para así sobrellevar la anestesia. Esto tiene relación  con diferentes aspectos como la edad, la raza, el estado físico general del perro y el temperamento, y este preparativo además tiene que ver con el ayuno y todos los requisitos de administración del medicamento.

2.- Pre-medicación

Esta se toma antes del procedimiento quirúrgico  y se refiere a la administración de medicamentos y tranquilizantes  que alivien el dolor de forma preventiva para acortar la cantidad de medicamentos de persuasión y anestesia de mantenimiento obligatorios. De igual manera relaja a los animales. En caso de que el perro esté muy nervioso o se muestre rebelde, el catéter IV se coloca luego de la pre-medicación, lo cual logra una implantación de catéter menos irritante.

3.- Medicamentos de estímulo

Este tipo de medicamentos por lo general se administran vía intravenosa en el catéter, lo cual logra que los perros pasen de manera rápida de un estado consciente a uno inconsciente. Esto permite la inserción del tubo endotraqueal que será usado para conservar la anestesia.

El sustento de la anestesia, cuando se ha inducido, generalmente, se realiza con un gas etéreo anestésico como lo es el sevoflurano o isoflurano, utilizando de igual manera, un tubo endotraqueal. Así que se pueden emplearse agentes de bloqueo nervioso, así como distintos medicamentos promovidos por vía intravenosa para aliviar el dolor.

4.- Monitoreo durante la anestesia

A pesar de que el perro está inconsciente, se supervisa constantemente la continuidad cardíaca, presión arterial, temperatura, respiración y función del sistema nervioso central para que la profundidad del medicamento y el ambiente quirúrgico se puedan adecuar a cada caso en particular.

En este sentido, deben estar disponibles los medicamentos y equipos de emergencia mientras se está realizando la cirugía, además se debe tener un plan de acción, de acceso IV y agentes para controlar el volumen de la sangre que circula.

5.- Monitoreo en el proceso de recuperación

Durante la etapa de recuperación, el personal veterinario especialista que se encarga de hacer la detección de las complicaciones con la anestesia en este proceso, debe vigilar al paciente canino, para chequear el nivel de sedación , la administración de los medicamentos analgésicos, a fin de evitar daños colaterales al perro.

Efectos secundarios

Cuando se trata de anestesia para perros, se debe considerar que su administración es delicada, ya que si se trata de la anestesia general, nuestro perros estará inconsciente mientras se le realiza el proceso quirúrgico. De esta manera es importante que el veterinario y su personal estén pendientes de las sensibilidades asociadas con cada raza, así como las complicaciones metabólicas que se pueden presentar,  y así tomar las precauciones pertinentes antes, durante y luego de la anestesia:

  • Si tu perro pertenece a las Razas Braquicéfalas (Bulldogs, Boston Terrier, Shih Tzus, Pugs, Bóxer) están propensos a sufrir de estrés en las vías respiratorias, que pueden generar a su vez una obstrucción.
  • En el caso de los Lebreles (Galgo, Whippet, Galgo Italiano, Afgano, Borzoi, Lobero Irlandés y Saluki) deben considerar que éstos metabolizan los medicamentos de manera distinta, ya que son mucho más delgados y musculosos que otras razas, y esto podría disminuir la eficacia de la anestesia.
  • Si se trata de las Razas de Pastoreo (Pastor de Shetland, Pastor Australiano, Collie y Border Collie,) se caracterizan por tener una mutación genética en el gen ABCB1, y esto logra que ciertos medicamentos se acumulen en el cerebro. Por este motivo, estas razas pueden estar muy sedados y padecer de depresión respiratoria.
  • Las Razas Toy deben monitoriarse con detenimiento, ya que son pequeños y tienen una temperatura corporal baja, por lo cual es esencial mantenerlo caliente, empleando dispositivos apropiados durante  el procedimiento quirúrgico y su recuperación. De igual forma se pueden usar líquidos intravenosos calentados en vez de que sean fríos o líquidos  que estén a temperatura ambiente.
  • En cuanto a las Razas Gigantes como el gran danés, necesitan una dosis más alta de anestesia para perros. Por lo cual es importante que estos perros obtengan la dosis considerando la masa corporal o zona de la superficie en vez del peso corporal. También hay que considerar que estas razas grandes envejecen con mayor rapidez, por eso es fundamental considerar la edad al momento de determinar la dosis de anestesia apropiada.
  • Si se trata de un Dóberman Pinscher, tienen una variación genética que puede provocar la enfermedad von Willebrand, la cual se refiere a un problema con la coagulación de la sangre. Por esta causa se les debe realizar una evaluación antes de disponer cualquier cirugía.

☟☟ES NECESARIO QUE LEAS TAMBIÉN☟☟

Ir arriba