➤ Qué es la ansiedad por separación en los perros

La ansiedad por separación en los perros es muy común y se presenta como consecuencia de un destete precoz o por diferentes situaciones perturbadoras que ha sufrido el animal mientras se encontraba solo. Por lo cual es importante tratar este problema lo antes posible para que nuestra mascota pueda estar emocionalmente estable.

☟☟ES NECESARIO QUE LEAS TAMBIÉN☟☟

¿Qué es la ansiedad por separación en los perros?

Ésta se refiere al estado de estrés que presenta el animal cuando no tiene se encuentra con su propietario. Esto no sucede porque nuestro perro tenga dependencia hacia su dueño, sino porque no sabe cómo actuar cuando está solo y siente que algo le falta. Su base de apoyo y protección no está, así que se siente vulnerable, y más aún si ha tenido alguna mala experiencia cuando está solo.

Qué es la ansiedad por separación en los perros

En este sentido, no hay que confundir esta condición con un estado de obsesión, sino que es una relación muy estrecha que le proporciona estabilidad al perro, pero que cuando se ve solo, no sabe qué hacer. De esta manera, el perro se siente incapaz de construir un equilibrio al estar sin su dueño.

El perro tiene una figura que le sirve de guía en su rutina, lo ve como un símbolo de protección y seguridad, ya que cuando se siente solo, es vulnerable, y por eso siente temor, estrés y ansiedad. Pero el perro debe aprender a lidiar con la soledad y sentirse seguro en su hogar sin necesidad de su dueño.

Pero qué es la ansiedad por separación en los perros, es el estado en el cual el perro siente frustración al sentirse desprotegido. Puede presentar comportamientos inapropiados para hacerse notar y llamar la atención, para calmar su ansiedad y angustia. Puede romper cosas, ladrar excesivamente, morder objetos, hacer sus necesidades en todos lados, entre otros.

Sin embargo, podemos encontrar diferentes tipos de ansiedad, que pueden estar relacionados con una relación de hiperapego por parte de nuestra mascota canina, y un mal manejo de la situación. Por lo cual es importante, buscar asesoría de un veterinario especialista que nos pueda ayudar a controlar la situación, ya que el perro podría incluso causarse daño, o no comer, ni beber agua. Lo cual perjudicaría su salud.

¿ Cuándo preocuparse?

Ante la ansiedad por separación que siente nuestro perro, debemos preocuparnos cuando notamos que está perjudicando su salud y estilo de vida, cuando vemos que está más delgado, decaído, sin energía. Por lo cual hay que saber la raíz del problema para evitar que la situación empeore. Cuando notamos que el perro presenta un comportamiento inusual y extraño, fácilmente pueden confundirse con otros síntomas. De allí la necesidad de acudir a un especialista que pueda estudiar al perro, hacerle los exámenes respectivos y buscar alternativas para que no sienta ansiedad y aprenda a equilibrar su comportamiento cuando está solo.

Además es importante visualizar con detenimiento los síntomas que el perro experimenta cuando está solo y aquellos signos relacionados que manifiesta antes o después, ya que el perro mientras se encuentra solo puede manifestar síntomas productivos o síntomas deficitarios.

☟☟ES NECESARIO QUE LEAS TAMBIÉN☟☟

No se han encontrado entradas.

Los productivos se refieren al comportamiento destructivo, donde presenta cierta agresividad, ya que destroza objetos, muebles y riega la basura. Cuando se queda solo en casa, puede llegar a destrozar objetos, muebles e, incluso, esparcir la basura. También ladra en exceso, hace gemidos y, de acuerdo con la raza del perro, puede hacer aullidos cuando se encuentra solo.

De igual manera puede defecar y orinar por toda la casa, sobre todo en la entrada. Si el perro está bien educado y de pronto comienza a actuar de esta manera, podría indicarnos que algo no está bien. Por lo cual es importante saber la raíz del problema para poder buscar soluciones factibles en beneficio de nuestra mascota. Por otro lado, resulta bastante preocupante cuando el perro presenta diarreas y vómitos, ya que en estos casos la ansiedad sería algo grave.

Cuando se trata de síntomas deficitarios, el perro puede tener inapetencia y por ello no se nutre bien, algo que es preocupante, ya que podría afectar su salud. También puede dejar de tomar agua y de jugar con sus juguetes favoritos, ya que siente desánimo. Pero esto ocurro cuando se encuentra solo, por lo cual su dueño no se percata del problema, ya que en su presencia éste actúa normal. Este comportamiento es muy extraño.

En este sentido, cuando el perro presenta ansiedad es necesario hacer algunos cambios en su rutina, a fin de que sepa qué hacer cuando está solo, y que cada vez que su dueño deba salir no sea un hecho traumático, sino que el animal aprenda de cierta manera a despedirse, adecuándose a su soledad. Así que cuando se tenga el diagnóstico acertado del veterinario especialista, es indispensable tratarla para que el perro se sienta emocionalmente estable cuando está solo en casa.

Si el perro solo expresa los síntomas cuando está solo, se deben realizar salidas cortas, a fin de observar la conducta del perro y determinar su inusual comportamiento. En estos casos los perros con ansiedad suelen estar inquietos y nerviosos, ya que no tienen su base de protección. Esto sucede aunque en la casa hallan otras personas.

Errores frecuentes para tratar la ansiedad por separación

Cuando nuestro perro ha sido diagnósticado con ansiedad por separación, por lo general el dueño no sabe qué hacer y comete ciertos errores que podrían empeorar la situación y condición de nuestro animal. Dentro de los más comunes encontramos los siguientes:

  • Castigar al perro cuando se observa algún síntoma de la ansiedad, como ladrar en exceso, morder cosas. Esto se puede dar cuando el perro sabe que su dueño se va.
  • Saludarlo cuando se encuentra sobreexcitado.
  • Encerrarlo en un lugar pequeño o incluso en una jaula. Lo cual empeora la situación y además es un acto muy cruel.
  • Adquirir una nueva mascota para que le haga compañía
  • No sacarlo a pasear
  • No realizar el tratamiento con frecuencia
  • Abusar del tratamiento farmacológico.
  • No adecuar el ambiente.
  • No dejarle agua al animal para que no orine por todos lados de la casa.
  • Colocarle un collar antiladridos. Este método no controla la ansiedad, por el contrario le genera más estrés y temor, ya que no puede expresarse libremente.
  • No tratar la causa y basar el protocolo de actuación únicamente en reducir los síntomas (ladridos o destrucción).
  • Auto medicar al perro con tranquilizantes
  • No consultar al veterinario

Todos estos errores son más comunes de lo que uno piensa y puede considerarse un maltrato hacia un ser indefenso que solo tiene temor al sentirse solo y desprotegido. Por lo cual es importante acudir a personas especializadas en el comportamiento canino, y solventar este problema, que podría causar daños graves en la salud general de nuestra mascota.

☟☟ES NECESARIO QUE LEAS TAMBIÉN☟☟

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba