Antihistamínicos para perros

Los Antihistamínicos para perros son fármacos que se usan para tratar las alergias. Su término se debe a que tienen la capacidad de inhibir la acción de la histamina, por lo cual se pueden controlar los síntomas que genere. Además puede usarse para los casos de anafilaxia, que son aquellas reacciones alérgicas más graves.

☟☟ES NECESARIO QUE LEAS TAMBIÉN☟☟

Los antihistamínicos para perros

Dentro de los antihistamínicos para perros podemos encontrar los de primera y segunda generación, estos últimos más confiables y relacionados a pocos efectos secundarios. Sin embargo, antes de su administración se debe consultar al veterinario.

Por lo general, los antihistamínicos para perros van a prescribirse ante cualquier corticoide y, en los casos en los que se presente un prurito leve, es cuando puede administrarse este tipo de medicamentos.

De igual forma, se recomienda dar el fármaco junto con ácidos grasos omega 3 y omega 6 mejora los problemas de la dermatitis atópica. También se usa para tratar las úlceras gastrointestinales.

Tipos de medicamentos antihistamínicos

Los antihistamínicos para perros se usan fundamentalmente en el tratamiento prolongado de las alergias, y actúa como coadyuvante de los corticoides, y además controla la mucosidad de ácido gástrico cuando se genera una úlcera. Dentro de los tipos de antihistamínicos para perros encontramos:

1.- Los receptores histamínicos H1

Éstos son los responsables de la permeabilidad vascular, la vasodilatación y contorsión del músculo liso intestinal y bronquial. Por esta razón esta clase de fármacos se usan específicamente cuando se presenta un shock anafiláctico (junto con diferentes antagonistas orgánicos) y alérgicas agudas.

Se usan en caso de dermatitis, urticaria, picaduras de insectos, prurito, eczema de diferentes orígenes, siempre combinados con otros medicamentos. Los antihistamínicos antagonistas de H1 de uso más frecuente son el dimenhidrinato, el astemizol, clorfeniramina, la difenhidramina y la prometacina.

2.- Receptores histamínicos H2

Este tipo de fármaco puede controlar la serosidad gástrica de HCl y además tiene un impacto en la tonificación cardiaca. Además se emplean fundamentalmente para tratar gastritis y úlceras gastroduodenales, debido a su efecto antisecretor. Dentro de los fármacos encontramos la ranitidina y la cimetidina.

Se debe resaltar el hecho de que dicha aplicación de esta clase de antihistamínico se debe dar hasta completar la eliminación de los agentes etiológicos, porque su efecto es solo sintomática.

En este sentido este tipo de antihistamínicos para perros se enfocan en combatir las úlceras gastroduodenal, la cual se presenta debido al desequilibrio entre los componentes de defensa de la membrana y la traspiración de ácido estomacal. Este tipo de patologías aparece debido al estrés y el uso excesivo de algunos fármacos, sobre todo si se trata de antiinflamatorios no esteroides.

Por otro lado, este tipo de medicamento trata la dermatitis atópica canina, la cual es muy frecuente y afecta al 10% de los perros. Su diagnóstico es dado cuando aparece prurito no relacionado a los alimentos o a algún tipo de parásitos.

A pesar de que la causa principal de la dermatitis no se refiere a la alimentación, cuando nuestra mascota consume algún tipo de alimento, puede ser parte del tratamiento de esta enfermedad.

Cabe destacar que la segunda alergia más común en los perros es la alergia alimentaria, ya que ésta se genera tras la sensibilización ante algunas proteínas especialmente de la leche, de la carne de vacuno, el pollo, el cordero y el trigo.

Los síntomas que se presentan ante esta clase de alergias suelen ser a nivel gastrointestinales y epiteliales, a pesar de que hasta un 25% de los perros pueden tener solamente otitis. Cuando aparecen los síntomas, se remite al animal a seis semanas de dieta de eliminación.

3.- Inhibidores de la liberación de histamina

Otro de los tipos de antihistamínicos para perros encontramos los inhibidores, los cuales tienen la capacidad de disminuir la degranulación de mastocitos y basófilos, tal como el cromoglicato sódico y el ketotifeno.

☟☟ES NECESARIO QUE LEAS TAMBIÉN☟☟

No se han encontrado entradas.

Presentaciones del medicamento

Dentro del mercado podemos encontrar diferentes presentaciones de los antihistamínicos para perros. Pero los de mayor uso y que tienen mayor efectividad es la loratadina para perros, la cual es un medicamento antihistamínico de segunda generación.

Antihistamínicos para perros
Antihistamínicos para perros

De igual manera, existen otros antihistamínicos de segunda generación, principios activos y diferentes marcas que son aún más efectivas en los perros, las cuales son las siguientes:

• Cetirizina
• Atarax o Hidroxicina
• Benadryl o Difenhidramina
• Terfenadina

De igual forma, podemos encontrar diferentes fármacos antihistamínicos efectivos para tratar con mayor efectividad el prurito en los perros, tales como el tavegil o clemastina y la combinación de hidroxicina y la clorfeniramina, de primera generación.

También encontramos la oxatomida que son medicamentos antihistamínicos de segunda generación. Sin embargo cualquier medicamento que se le administre a nuestro perro, debe hacerse bajo vigilancia médica, ya que su uso es delicado y va a depender de las condiciones particulares del animal.

Además se debe considerar diferentes factores como la edad, tamaño, raza y patologías que padezca.
En este sentido y como se ha planteado anteriormente, el atrax y la cetirizina, se debe administrar bajo estricta vigilancia médica, para evitar daños colaterales al perro. De esta manera nunca se debe auto medicar al animal, ya que se debe tener la autorización del médico especialista.

¿ Cuál es la dosis correcta ?

La dosis correcta de los antihistamínicos para perros no es exacta, ya que va a depender del peso de cada perro, de la enfermedad que padece y del medicamento que se va a administrar, según la elección del veterinario.

Se recomienda suministrar tres veces al día cada ocho horas o dos veces al día cada 12 horas. Eso lo determinará el veterinario.

Por otro lado, cada medicamento en particular, posee un rango de dosis en las que se considera fehaciente su administración y solo el especialista canino tiene la potestad de decidir las cantidades apropiadas.

Efectos secundarios

Cuando se administra cualquier medicamento al perro, se deben considerar las reacciones o efectos adversos que se puedan presentar.

Pero si se toman todas las indicaciones del veterinario y se administran las dosis adecuadas, no se deberían presentar mayores inconvenientes. En caso de que aparezcan algunos efectos secundarios, por lo general se limitan a algunos trastornos gastrointestinal o presentar un cuadro de somnolencia.

De igual forma se pueden presentar otros efectos adversos como jadeo excesivo, nerviosismo, alteraciones cardíacas, hipersalivación, descoordinación, temblores, entre otros. Por lo cual se debe acudir inmediatamente al veterinario para evitar cualquier daño a la salud del animal.

Recomendaciones

Antes de administrar los antihistamínicos para perros es importante considerar las siguientes recomendaciones a fin de evitar cualquier daño a la salud de nuestra mascota:

• Consultar al veterinario antes de administrar el medicamento
• No se debe auto medicar al animal
• No administra el medicamento en caso de hembras gestantes o lactantes, cachorros menores de dos meses y perros mayores. Al menos de que lo indique el veterinario
• En caso de que se presenten efectos secundarios o intoxicación se debe acudir a urgencias médicas.

☟☟ES NECESARIO QUE LEAS TAMBIÉN☟☟

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba