➤ ¿Qué es la artrosis en los perros? Tipos y Factores de Riesgo

La artrosis en los perros se trata de una afección degenerativa crónica que daña de forma significativa y permanente los huesos y  las articulaciones. Genera dolor y una disminución de la tonicidad de las articulaciones. Esta afección puede afectar a cualquier articulación, pero aparece con mayor frecuencia en las rodillas, cadera, columna vertebral y codo del animal.

☟☟ES NECESARIO QUE LEAS TAMBIÉN☟☟

Resulta muy lamentable que la artrosis no tenga cura. Sin embargo en la actualidad existen diferentes tratamientos alternativos para sobrellevar esta dolorosa enfermedad y disminuir la inflamación de los tejidos afectados. Por otro lado, es importante destacar que puede afectar a cualquier raza y no tiene una edad específica. Pero es más habitual en los perros de gran tamaño o mayores, aunque resulta difícil de detectar en sus inicios.

La artrosis en los perros encierra un proceso crónico y degenerativo y por eso se debe tratar a tiempo, ya que cuando nuestra mascota sufre una torcedura o golpe, sus huesos se inflaman inmediatamente y el perro comienza a cojear. Lo cual refleja que está sintiendo dolor  y además se van presentando niveles de degeneración articular importantes.

La artrosis en perros y los tipos

Esta enfermedad aparece debido a la evolución irremediable de una articulación que va envejeciendo y haciéndose más quebrantable. Esto producto, bien de una malformación o de una contusión. Se refiere de una patología muy dolorosa que debe ser tratada rápidamente.

Artrosis en los perros

Como se expuso anteriormente, la artrosis puede dañar todas las articulaciones, tanto las extremidades delanteras como las ulteriores, así como aquellas que constituyen la columna vertebral.

Cuando se trata de los perros ancianos, lo más habitual es que este trastorno impacte a diversas articulaciones a la vez. Pero lo más frecuente es que se manifieste primeramente en las articulaciones altas de los miembros: codos, rodilla, caderas y hombros.

Dentro de los síntomas, encontramos la cojera, ya que el dolor hace que el animal busque evitar el apoyo sobre la zona afectada y, cuando se ve impedido, deja de correr y saltar y desplazarse con destreza. Cuando esta enfermedad va avanzando, el dolor se acrecienta, y el perro puede emitir ciertos alaridos y se muestre esquivo y agresivo, sobre todo cuando se busca manipular la articulación más afectada.

Cuando se presentan casos graves, la articulación puede resultar bloqueada parcialmente, lo cual le impedirá moverse con normalidad, o en algunos casos, ya el perro no quiere desplazarse por el dolor ocasionado.  Esta falta de movilidad, conlleva a un deterioro significativo en la musculatura que rodea a la articulación. Lo cual trae como consecuencia, que el área afectada, empiece a atrofiarse, haciendo más complicado su uso.Al respecto es importante saber cuáles son los tipos de artrosis en los perros que existen, para así poder ayudar a nuestra mascota lo antes posible:

1.- Artrosis primaria

Este tipo de artrosis generalmente se presenta en los perros de edad avanzada y se manifiesta debido al envejecimiento normal que padecen las articulaciones con el paso del tiempo. Se refiere a un desgaste paulatino e ineludible de los cartílagos articulares. Este tipo de artrosis afecta a distintos puntos al mismo tiempo.

☟☟ES NECESARIO QUE LEAS TAMBIÉN☟☟

No se han encontrado entradas.

2.- Artrosis secundaria

Esta clase de artrosis se presenta debido a un factor desencadenante, en el cual la articulación afectada deja de funcionar normalmente. Se presenta por diversas razones como traumatismos, fracturas, esguinces, malformaciones de nacimiento, displasia de cadera, entre otros.

Cabe destacar que dentro de las causas de esta enfermedad, encontramos que la obesidad es un factor determinante. Por lo cual es muy importante contralar la nutrición del perro, para así garantizarle una vida saludable y sin dolencias. Además las articulaciones no pueden soportar un sobrepeso importante, y por eso se pueden deteriorar rápidamente. En cambio, en el caso de la artrosis primaria, la secundaria puede manifestarse sin importar la edad o raza del animal.

Factores de Riesgo de la artrosis en los perros

Como se mencionó anteriormente, la artrosis puede manifestarse en perros de cualquier edad o raza. Sin embargo existen ciertos factores de riesgos que se deben considerar, para evitar daños en la salud de nuestra mascota:

1.- Predisposición genética

Dentro de esta enfermedad, un 70% aproximadamente de los perros se ven afectados debido a su raza, tales como los pastores alemanes, los labradores y los Golden Retriever. Sin embargo, le puede ocurrir a cualquier raza.

2.- Obesidad

La mala nutrición y el sobrepeso son más propensos a desarrollar esta enfermedad, ya que las articulaciones no están diseñadas para soportar tanto peso y por eso se van deteriorando. De esta manera debes acudir en su dieta diaria vegetales, verduras y proteínas que le permitan tener una alimentación balanceada que le proporcione las vitaminas y minerales necesarios para su buen desarrollo.

3.- Anomalías en las articulaciones

Existen algunas afecciones que pueden generar este tipo de enfermedad, tal como la displasia de cadera que ocasiona a su vez la cojera porque presenta una gran tensión en las articulaciones de los perros.

4.- Traumatismos en las articulaciones

La artrosis en los perros se pueden desarrollar a través de lesiones por golpes, donde los ligamentos, huesos y tejidos se pueden dañar. Además existe el riesgo inminente de manifestar  osteoartritis. Por otro lado, hay perros muy activos que usan mucho sus articulaciones, causando estrés en ellas. Por lo cual son vulnerables a padecer de osteoartritis.

5.- Infecciones

Las infecciones es otro de los factores de riesgos que se debe considerar, ya que si no se tratan pueden ocasionar mucho daños a la salud de tu perro. De esta manera, las afecciones presentadas por diferentes infecciones virales, bacterianas y fúngicas por hongos pueden dañar las articulaciones.  Las más comunes son la enfermedad de Lyme, la Ehrlichiosis y la fiebre maculosa de las Montañas Rocosas, causada por las garrapatas.

Recomendaciones a considerar

Si tienes la sospecha de que tu perro está padeciendo de la artrosis, debes considerar las siguientes recomendaciones para tratarla lo antes posible y evitar las dolencias propias de la enfermedad:

  • Primeramente debes acudir al veterinario para que le realice el diagnóstico acertado y el tratamiento para mejorar la condición del animal.
  • Es importante cuidar la nutrición de nuestra mascota, ya que el sobre peso empeora su condición y le genera un deterioro mayor de las articulaciones.
  • También se debe acudir a la actividad física moderada para evitar la atrofia de las articulaciones e inmovilidad.
  • Se pueden administrar ciertos medicamentos para aliviar las dolencias, tales como el Deramaxx que es un anti-inflamatorio. Siempre se debe consultar al veterinario antes de acudir a cualquier fármaco.
  • Si tu perro es de gran tamaño (Pastor alemán, Golden), debes considerar que es más propenso a padecer de la artrosis. Por lo cual es importante estar atento a los síntomas y llevarlo con frecuencia al veterinario

☟☟ES NECESARIO QUE LEAS TAMBIÉN☟☟

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba