➤ Calcio para perros

El calcio para perros es un mineral fundamental para las personas y también para los animales. Cuando el médico veterinario te informa que tu mascota canina puede tener alguna complicación relacionada con el calcio, puedes tener la inquietud con respecto al medicamento apropiado que debes suministrarle, ya que existen muchos en el mercado.

☟☟ES NECESARIO QUE LEAS TAMBIÉN☟☟

Calcio para perros
Calcio para perros

Pero existen muchos riesgos si le administramos el suplemento sin previa prescripción médica, debido a que puede acarrear enfermedades.
Por esta razón es importante tener los conocimientos pertinentes con respecto a los medicamentos y al caso particular de tu perro.

Siempre se debe consultar a un especialista y no administrar el producto por nuestra cuenta, ya que incluso podríamos causarle una intoxicación al animal o la muerte.

El calcio para perros

 

Este medicamento se refiere a un mineral conocido como los esenciales. Es un mineral que debe estar equilibrado con otros sólidos como el fósforo y magnesio. Así que el exceso y el déficit de calcio pueden generar enfermedades. Por lo cual este mineral debe estar bien equilibrado de forma natural en la alimentación de tu mascota, y tomar en cuenta los siguientes aspectos:

• El calcio debe estar presente en los alimentos que consuma el animal.
• Por lo general no es necesario que el perro tome un suplemento de calcio. Por lo cual no se debe medicar al animal.
• El exceso de este mineral podría generar insuficiencias en el desarrollo del perro.
• Se debe administrar el calcio para perros con previa prescripción médica.

¿Para qué sirve este mineral?

El calcio sirve para muchos procesos de gran relevancia de su vida como:
• El calcio ayuda al desarrollo del esqueleto del can.
• Ayuda al crecimiento de la dentadura.
• Este mineral hace que los átomos perduren en un sistema estructural.
• El calcio participa directamente en la función reguladora, ya que nos ayuda a retraer el músculo.
• Transmite la propulsión de los nervios y controla la asimilación de las cavidades y de sus enzimas.

En este sentido, el calcio es fundamental para el crecimiento y el correcto desarrollo del perro. Además, ayuda a fortalecer los huesos y al buen funcionamiento del organismo. Por su parte, los cachorros poseen una gran cantidad de calcio en su organismo, debido a que sin este, no podría desarrollarse.

Pero esto no quiere decir que se deba descartar la ingesta de calcio a través de su nutrición habitual. Solo se debe disminuir la cantidad, pero aún sigue siendo necesario, ya que sin este mineral los huesos del cachorro se debilitarían y se dañarían sus dientes.

¿Cómo se puede conservar el nivel del calcio?

El nivel firme del calcio se encuentra en el organismo de forma autorregulada y por la gestión de distintos modificadores, los cuales se refieren a las adrenalinas y las vitaminas. La vitamina D es fundamental para la adecuada adherencia del calcio, y se encuentra en el organismo del animal en su forma activa con el nombre de calcitriol.

En otro orden de ideas, la calcitonina y parathormona se ensamblan a esta labor cambiante de la vitamina D y logran que el calcio pueda llegar al hueso. De igual manera, hacen que este mineral se impregne en el estómago y que pueda ser expulsado posteriormente por el riñón.

Hay que resaltar que el exceso o deficiencia del calcio puede hacer que aparezcan enfermedades neurológicas, y afecciones en los músculos y esqueletos y además causa problemas en el corazón.

¿Cuáles son los Síntomas de un déficit de calcio?

No es tan sencillo saber si nuestra mascota necesita calcio, ya que estos animales no pueden expresar lo que sienten claramente. Sin embargo debemos observar con detenimiento a nuestro perro y estar atentos a los síntomas que presente.

☟☟ES NECESARIO QUE LEAS TAMBIÉN☟☟

No se han encontrado entradas.

Para saber si nuestra mascota necesita calcio, debemos primeramente observar su ritmo de crecimiento y el desarrollo de su cuerpo. De esta manera si vemos que tiene los huesos muy finos o blandos, si siente cansancio o que su crecimiento no es normal, puede ser una señal fiable de que le falta calcio a tu perro.

Por otro lado es fundamental hallarle solución a este déficit de calcio lo antes posible porque puede acarrear muchos años en la salud del perro, tal como el poco desarrollo óseo y el raquitismo, lo cual impide el bienestar y la buena salud del animal.

Otra forma para determinar que nuestra mascota necesita el calcio para perros, es porque presenta convulsiones musculares y temblores. Pero se debe estar alerta, ya que en caso de que esto suceda, se debe llevar al animal a urgencias médicas para que lo evalúen y le den el diagnóstico pertinente.

Otros de los síntomas que se pueden presentar son las taquicardias, la fatiga, las arritmias cardíacas y desconcierto.

Dosis correcta del calcio para perros

La dosis del calcio para perros va a depender de la necesidad de cada can. El calcio se almacena en los huesos y se usa en las etapas vitales en las que se requiera como cuando la hembra está embarazada o durante la lactancia.

En caso de que el animal requiera calcio en su nutrición, se podría usar este mineral almacenado, ya que podrían desgastarse los huesos y articulaciones.

En este sentido, si la dieta del animal no ha sido suficiente, la hembra ha sufrido de eclampsia durante el parto o está en recuperación la rotura de un hueso, sería recomendable suministrar el calcio para perro. Sin embargo no debes suministrar ningún suplemento por tu propia cuenta, y siempre debes consultar al médico veterinario.

La cantidad de calcio que se aconseja para cada perro va a depender de diferentes factores como la edad, tamaño, salud del animal, entre otros. Además debe ser prescrito por el veterinario luego de un chequeo clínico.

Asimismo hay que considerar que para evitar un déficit en las dosis de calcio administradas, debes saber la cantidad exacta y percatarte de que la comida que le das posee una cantidad que se adecúe a su necesidad particular.

En este sentido, si tu mascota canina es mayor, la porción apropiada suele ser de unos 120 mg por cada kilo de su peso. En el caso de un cachorro, la dosis es mayor, de 320 mg por cada kilo de peso aproximadamente.

Pero debes considerar que es el veterinario quien debe determinar la porción a administrar, ya que de lo contrario el animal podría tener problemas en la rotura de sus huesos. Lo cual se quiere evitar.

☟☟ES NECESARIO QUE LEAS TAMBIÉN☟☟

Ir arriba