➤ Causas De La Artrosis En Los Perros. Principales Desencadenantes

Las causas de la artrosis en los perros por lo general tienen relación con la degeneración crónica de las articulaciones por envejecimiento. Sin embargo esto no es determinante, ya que existen otros factores que pueden estar relacionados con esta enfermedad, tales como fracturas, golpes, inflamaciones, entre otras. También hay que resaltar que los perros grandes tienen más tendencia a desarrollarla, aunque esto no es definitorio.

☟☟ES NECESARIO QUE LEAS TAMBIÉN☟☟

Es una enfermedad que presenta síntomas que le impiden al perro movilizarse con normalidad, tal como las dolencias e inflamaciones. Por lo cual es importante tratarla a tiempo, ya que no es reversible. Sin embargo se puede tratar para mejorar la condición de vida del animal.

Causas de la artrosis en los perros

Para tratar la artrosis es importante saber las diferentes causas para tratar la enfermedad y aliviar los síntomas de la misma, ya que va limitando de manera progresiva la movilidad de la articulación. Sin embargo se puede frenar su desarrolla y evitar los factores de riesgo. También es importante cuidar  la alimentación de los perros para que sus articulaciones estén más fuertes. Dentro de las causas encontramos las siguientes:

1.- Factores genéticos

Existen diferentes razas que tienen mayor tendencia a padecer de esta enfermedad. Por lo general son aquellos perros de gran tamaño como los pastores alemanes, los labradores y los Golden Retriever.

2.- Envejecimiento

Esta enfermedad puede aparecer por el desgaste propio de la edad, donde las articulaciones pueden estar sobrecargados y dañarse. De esta manera, se torna mucho más áspero y fino y deja de tener el mismo poder de amortiguamiento, haciendo que los huesos de las articulaciones colisionen en cada movimiento. Por lo cual se genera una inflamación, crecimiento y rigor en la articulación. Asimismo, el hueso comienza a sobresalir más allá del espacio articular, causando muchas molestias y dolencias.

Este nivel de dolor intenso, por lo general ocurre en aquellos perros de edad más avanzada. Sin embargo hay que considerar que se puede presentar en cualquier momento de su vida.

3.- Golpes o torceduras

Otra de las causas de la artrosis en los perros son los golpes o torceduras, debido a que el cartílago articular se sobrecarga o se daña debido a este tipo de movimientos bruscos. También esta enfermedad puede desarrollarse por accidentes, sobrecargas o a actividades excesivas.

 

De igual manera, este tipo de afecciones de las articulaciones aparece cuando existen traumatismos como fracturas, inflamaciones, desalineaciones como displasia de cadera o codo, esguinces o torceduras.

4.- La obesidad

La obesidad también es otra de las causas para el desarrollo de esta enfermedad, debido a que sus articulaciones se dañan cuando tienen que soportar más peso del que deberían. Por lo cual si nuestro perro tiene sobrepeso genera presión en las articulaciones, causando dolencias y dificultad a la hora de realizar cualquier actividad.

Así que es importante cuidar la alimentación de nuestra mascota y asegurar que consuma las cantidades acordes a su tamaño, peso y edad, lo cual será determinado por un veterinario. También esta enfermedad se puede desarrollar debido a la administración de tratamientos prolongado con esteroides o la hiperlaxidad articular.

5.- Inflamaciones articulares

Las inflamaciones articulares es otro de los motivos por los cuales se puede desarrollar la artrosis en los perros. Pueden ser generadas por infecciones como la erliquiosis canina o la enfermedad de Lyme, dañando el cartílago articular. Además se desgasta y pierde elasticidad y se generan desgarros en su superficie.

☟☟ES NECESARIO QUE LEAS TAMBIÉN☟☟

No se han encontrado entradas.

Este cartílago dañado hace que disminuya su capacidad de amortiguación. Por lo cual, la cápsula articular termina aminorando los choques, y este sobresfuerzo puede terminar dañando la cápsula y ocasionando inflamaciones que resultan ser muy dolorosas.

De igual forma, puede irritar el recubrimiento interior de la cápsula articular, la zona de producción del líquido sinovial y la membrana sinovial.  Así que sus propiedades lubricantes en la articulación disminuyen y el frote se acrecienta. Además, cuando se altera la composición del líquido articular, el cartílago ya no puede absorber nutrientes para su reparación y generación.

En este sentido, el hueso que está debajo del cartílago buscará la manera de dispersarse y empezará a provocar difusiones óseas que sobresaldrán más allá del espacio articular, lo cual dañará y degradará más el material cartilaginoso.

Al contrario del cartílago, el tejido óseo es muy sensible al dolor, por lo cual la sobrecarga del hueso puede generar mucho malestar e incomodidad cuando el perro trata de movilizarse. Por lo cual es importante considerar el uso de colchones ortopédicos para aliviar las dolencias de nuestra mascota y evitar al mismo tiempo a que la enfermedad se desarrolle con mayor rapidez.

¿Cómo puedes fortalecer las articulaciones de tu perro?

Causas de la artrosis en los perros

Una de las cosas fundamentales que debes hacer si quieres fortalecer las articulaciones de tu mascota, es cuidar la alimentación, ya que es la clave para el cuidado de la salud en general.

Si tu perro consume los nutrientes, vitaminas y minerales que necesita para su desarrollo, podría evitar la aparición de la artrosis y de otras enfermedades.

De esta manera, el perro con una buena alimentación tendrá una vida más saludable.  Se recomienda comprar alimentos de buena calidad. Los productos naturales son una buena opción.

Por lo cual es mejor ofrecerle comida casera, la dieta BARF, alimentos ricos en colágeno como los huesos con tuétano.

De igual manera, los suplementos son otra alternativa para complementar la alimentación de los perros, y le proporciona  un cuidado extra a sus huesos y articulaciones.

Recomendaciones a considerar

Para evitar este tipo de enfermedad y minimizar los síntomas, es importante considerar las siguientes recomendaciones:

  • Consulta a tu médico veterinario con frecuencia
  • Dale una dieta balanceada a tu perro para evitar la obesidad y sobrepeso.
  • Inscríbelo en un programa donde realice actividades para fortalecer las articulaciones como caminar, nadar, entre otras.
  • La fisioterapia es importante para reducir el agarrotamiento e incrementar la musculatura.
  • Proporciónale suplementos alimenticios.
  • Adminístrale medicamentos prescritos por el veterinario para calmar el dolor e inflamación.
  • En algunos casos se puede recurrir a procedimientos quirúrgicos, prótesis, fajas, entre otros. Esto depende del caso particular del paciente canino.
  • Puedes recurrir también a alternativas naturales que puedan ayudar a sobrellevar esta enfermedad tan dolorosa.

☟☟ES NECESARIO QUE LEAS TAMBIÉN☟☟

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba