➤ Causas De La Miasis En Los Perros. Las 3 Más Comunes

Aquí te mostramos cuales son las más comunes de las causas de la miasis en los perros. La miasis canina ocurre cuando las moscas depositan sus huevos dentro de una lesión o herida abierta. Los huevos eclosionan y se convierten en gusanos que luego consumen el tejido de la piel muerta del perro, ocasionalmente pasando también a un tejido sano.

☟☟ES NECESARIO QUE LEAS TAMBIÉN☟☟

Los gusanos permanecen en la herida, evitando que se cure y pueden extenderse por la piel del perro. Si se descuidan, los gusanos se enterrarán más profundamente dentro de la piel del huésped y progresarán sistémicamente, carcomiendo órganos críticos.

Causas de la miasis en los perros

Causas de la miasis en los perros
Causas de la miasis en los perros

Las llagas, las heridas preexistentes y el daño de la piel son las mayores causas de la miasis en los perros, ya que hacen que los caninos sean propensos a las infestaciones de gusanos.

Las heridas pueden comenzar como extremadamente pequeñas y es posible que sean causadas porque el perro se lame o se rasca en exceso, tiene una pelea con otro animal u obtiene un rasguño de un objeto. Las infecciones persistentes, las erupciones cutáneas de los perros, las alergias o la mala higiene con frecuencia también pueden aumentar el riesgo de desarrollar esta afección.

La miasis casi siempre ocurre en los espacios del cuerpo del perro donde el mismo no puede llegar con su lengua. Como los caninos tienen la capacidad de lamer sus heridas, probablemente sanarán más rápido, porque su saliva tiene tejido que promueve la coagulación de la sangre. Además, al lamer una herida en la que una mosca puso huevos, la lengua podría eliminar cualquier huevo dentro de la región infectada.

La miasis es más típica en ambientes húmedos y calurosos y en la temporada de verano, ya que las moscas están poniendo sus huevos. Los caninos que pasan tiempo en espacios cubiertos de hierba, en los que hay mayores poblaciones de roedores o conejos, probablemente serán propensos a los gusanos, ya que es allí donde prosperan las moscas; la fuente más típica de la enfermedad. Pero las crías de interior también pueden desarrollar miasis, porque las larvas pueden transferirse del pelaje de un perro infectado.

Las larvas son atraídas por las heridas abiertas o la constante humedad. Todo lo que ocasione cualquiera de esos dos elementos, podría ser un desencadenante de miasis. De manera general, las más comunes causas de la miasis en los perros por ocasionar heridas abiertas y constante humedad son:

  1. Alergias: las alergias causan comezón en los perros. Estos se rascan, ocasionan que su piel se rompa y que por consiguiente se haga una herida en la zona afectada, cosa que aprovechan las moscas atraídas por el olor para colocar sus huevos.
  2. Heridas causadas por peleas: los perros no miden sus movimientos ni sus acciones cuando alguien les cae mal. Al pelearse entre ellos, generalmente terminan lastimándose mucho y causándose heridas atractivas para las moscas, las que rápidamente buscan la oportunidad de colocar sus larvas.
  3. Moquillo canino: sabemos que uno de los síntomas del moquillo canino son las secreciones nasales y oculares. Si el perro no se está aseando constantemente (limpiándole las secreciones de su nariz y ojos), el área va a permanecer constantemente húmeda, cosa que crea un hábitat perfecto para los huevos de las moscas productoras de las larvas causantes de la miasis en los perros.

Moscas facultativas productoras de miasis

Las moscas facultativas productoras de miasis de importancia veterinaria incluyen Gasterophilus spp en caballos, Oestrus ovis en ovejas y Cuterebra spp en perros. Los siguientes dípteros larvarios a menudo se denominan moscas facultativas productoras de miasis: Musca domestica (la mosca doméstica); Calliphora , Phaenicia , Lucilia y Phormia spp; y Sarcófaga spp.

☟☟ES NECESARIO QUE LEAS TAMBIÉN☟☟

En sus etapas adultas son moscas sinantrópicas, es decir, a menudo se asocian con viviendas humanas y vuelan fácilmente de las heces a la comida. Las etapas larvales generalmente se asocian con heridas en la piel de cualquier animal doméstico que se haya contaminado con bacterias o con un pelaje enmarañado lleno de heces. En las etapas larvales, las características de las distintivas placas espirales posteriores y el esqueleto cefalofaríngeo son únicas para cada especie y se utilizan para la identificación.

Ciclo de vida de la mosca causante de la miasis en los perros

En condiciones normales, las moscas adultas ponen sus huevos en heces o en cadáveres de animales en descomposición. En la miasis facultativa, las moscas adultas se sienten atraídas por una herida húmeda, una lesión cutánea o un pelaje sucio. A medida que las hembras adultas se alimentan en cualquier sitio, ponen huevos, que eclosionan dentro de las 24 horas si las condiciones son húmedas.

Las larvas (gusanos) se mueven independientemente sobre la superficie de la herida, ingiriendo células muertas, exudados, secreciones y escombros, pero no tejidos vivos. Esta condición se conoce como huelga de mosca. Las larvas irritan, lesionan y matan capas sucesivas de piel y producen exudados. Los gusanos pueden hacer un túnel a través de la epidermis adelgazada hacia el subcutis. Este proceso produce cavidades de tejido en la piel que miden hasta varios centímetros de diámetro.

Una vez establecidos, los ataques pueden extenderse rápidamente y atraer más moscas, tanto secundarias como primarias. Los golpes leves pueden causar una pérdida rápida de la condición, y los golpes severos pueden ser fatales. A menos que el proceso se detenga con la terapia adecuada, el animal infestado puede morir por shock, intoxicación, histólisis o infección. Un olor peculiar, distinto y penetrante impregna el tejido infestado y el animal afectado. Las lesiones avanzadas pueden contener miles de gusanos.

Cualquier cosa que ocasione una herida abierta o constante humedad, podría formar parte de las causas de la miasis en los perros, ya que es allí donde las moscas aprovechan para colocar sus huevos que luego eclosionan y ponen las larvas en acción. Generalmente se trata de alergias que hacen que los canes se rasquen y se lastimen, enfermedades que ocasionan constante humedad o simplemente heridas causadas por peleas con otros perros.

 

☟☟ES NECESARIO QUE LEAS TAMBIÉN☟☟

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba