➤ ¿Cómo Alimentar A Un Perro Con Gastritis? Mejor Dieta

La gastritis es la inflamación de la mucosa gástrica. Puede ser causada por muchas cosas, especialmente la indiscreción dietética. El principal signo clínico es el vómito, que incluso puede contener sangre. La mucosa inflamada no permite que la mascota pueda digerir correctamente los alimentos (los vomita). Por esta razón el saber cómo alimentar a un perro con gastritis es sumamente importante, de esto depende en gran manera su recuperación. Aquí te mostraremos la mejor dieta para darle a tu mascota.

☟☟ES NECESARIO QUE LEAS TAMBIÉN☟☟

¿Cómo alimentar a un perro con gastritis?

Saber cómo alimentar a un perro con gastritis es esencial puesto a que cuando la enfermedad está presente, la mucosa del estómago se inflama. Cuando la mucosa gástrica está inflamada, el cuerpo no puede digerir y absorber nutrientes fácilmente. La inflamación puede ser muy dolorosa y causar anorexia también. A continuación te mostraremos unos sencillos consejos que se recomienda seguir para la alimentación de un perro con gastritis:

Evita darle comida sólida

El primer paso a seguir es evitar a toda costa que tu perro ingiera comida sólida durante por lo menos doce (12) horas. Si en ese tiempo la mascota no presenta diarrea ni vómitos, puedes volver a darle alimentos sólidos. Pero es sumamente importante que no haya vomitado ni tenido diarrea durante ese lapso de tiempo.

Después de las 12 horas

Cómo alimentar a un perro con gastritis
Cómo alimentar a un perro con gastritis

Luego de que el perro haya pasado 12 horas sin presentar ningún tipo de vómito, ofrece comidas en pequeñas cantidades. Estas deben ser suaves y de fácil digestión. Entonces, ¿cómo alimentar a un perro con gastritis? A continuación te mostramos algunos de los alimentos más recomendados para las mascotas cuando están presentando esta afección:

  • Pollo hervido: debes desmenuzarlo para que se lo des en partes pequeñas. Recuerda que le cuesta un poco ingerir las comidas.
  • Arroz: el mismo debe ser integral para que no se haga pesado en el estómago.
  • Pechugas de pavo: estas carnes blancas son famosas por su ligereza y son muy buenas para dietas donde hay afección estomacal.
  • Papas hervidas: las papas hervidas también son una comida muy ligera y son muy utilizadas (tanto en humanos como en perros) cuando el estómago no está capacitado para recibir comida pesada y/o hacer la digestión de la manera habitual.

El veterinario también puede recetar medicamentos como famotidina o sucralfato para ayudar a proteger el tracto gastrointestinal.

Dale suficiente líquido

La gastritis también ocasiona que los perros se deshidraten. Por esto, es sumamente importante estar al pendiente de que ingieran agua lo suficiente para que estén hidratados. No obstante, trata de no dejar el recipiente a su vista y alcance, puesto a que es posible que intenten beber demasiada agua y esto les provoque vómitos, “que es lo que queremos evitar”.

No le des alimentos crudos

Otra cosa que debes evitar a toda costa es suministrarle alimentos crudos, ya que al igual que la comida seca, estos son difíciles de digerir. Además, como su estómago está en mal estado, quizás el perro no tolerará el sabor de los mismos (de hecho, la comida cruda no es recomendable para los perros aunque estén sanos).

Evita que tenga mucha hambre

El hecho de que la mascota tenga mucha hambre también puedes causar un gran dolor en su estómago. Por esto, recomendamos que le des comidas en proporciones pequeñas pero de manera constante. “Recuerda”, es importante que los alimentos sean blandos y no pesados.

☟☟ES NECESARIO QUE LEAS TAMBIÉN☟☟

Cuando ya esté recuperado

Cuando la mascota ya se haya recuperado completamente de esta enfermedad, de igual manera debes tener especial cuidado con su alimentación para que no vuelva a recaer, recuerda que las recaídas son generalmente peores, así que debes cuidar mejor lo que le das de comer a tu amigo de cuatro patas. Aquí tienes algunos consejos:

  1. No le des cantidades exageradas de comida. Si lo haces, ocasionarás hinchazón.
  2. No dejes que se coma tus sobras. Estas pueden causar dolor de estómago en tu perro y terminar en vómitos.
  3. Dale alimentos nutritivos y de buena calidad a tu mascota, para que la misma tenga una buena alimentación y no vuelva a presentar gastritis.
  4. No le des ajo, chocolate u otros alimentos que son tóxicos para perros.

Causas de la gastritis

Hay muchas causas de gastritis en los perros, y la más común es la indiscreción dietética, donde tu perro come algo que se supone que no debe. Esto puede ser comida humana, basura, materias primas o cualquier otra cantidad de cosas. La causa se identifica con mayor frecuencia en función del historial al que ha estado expuesto el perro. Otras causas potenciales incluyen:

Consecuencias de la gastritis

Cuando un perro tiene inflamación de su mucosa gástrica, como lo que pasa durante la gastritis, suceden varias cosas diferentes en el tracto gastrointestinal. Los factores inflamatorios se liberan dentro de la mucosa, lo que altera las células epiteliales que recubren el estómago.

Durante la gastritis, el cuerpo secreta más ácido gástrico, lo que puede empeorar los síntomas, como el aumento de las náuseas y los vómitos. Además, la ulceración del estómago y el esófago puede resultar fácilmente. Con todos estos cambios, la función de barrera del intestino se ve interrumpida.

Síntomas de la gastritis

A continuación te mostramos algunos de los signos de la gastritis en los perros:

  • El síntoma más común de gastritis en perros es náuseas o vómitos.
  • Muchos perros afectados también tienen una disminución del apetito.
  • Dependiendo de cuánto tiempo dure el problema o qué desencadenó el episodio, es posible que veas otros signos clínicos. Estos incluyen depresión y letargo.
  • Con infecciones, tu perro puede tener fiebre.
  • Debido a que está perdiendo líquidos por el vómito, el perro podría tener mucha sed.
  • La mascota puede tener sangre en su vómito, o incluso en sus heces. Esto es más común en casos crónicos, pero ciertamente también puede ocurrir con casos agudos de gastritis.
  • Es posible que la mascota tenga un abdomen adolorido, lo que lo lleva a hacer movimientos extraños.

Ya sabes cómo alimentar a un perro con gastritis, ahora queda de tu parte tomar estos valiosos consejos y comenzar a nutrir a tu mascota como se debe. Recuerda que al igual que en el caso de los humanos, el organismo del perro es delicado; su estómago no es un depósito de basura, de sobras y de comida podrida. ¡Cuida a quien siempre está contigo! ¡No expongas a tu amigo peludo!

☟☟ES NECESARIO QUE LEAS TAMBIÉN☟☟

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba