➤ Cómo Se Diagnostica La Sarna En Perros

Saber cómo se diagnostica la sarna en perros dependerá en gran medida del tipo de sarna que se sospeche. Existen dos tipos diferentes de sarna que se pueden presentar y ambas son causadas por diferentes tipos de ácaros.

☟☟ES NECESARIO QUE LEAS TAMBIÉN☟☟

Cómo se diagnostica la sarna en perros

Existen dos tipos principales de sarna en perros. Cada una de ellas es causada por ácaros diferentes y se presentan con síntomas distintos. Diagnosticar la sarna dependerá principalmente de los síntomas que se presenten que le dirán al veterinario qué tipo de afección tiene el perro.

Sarna Demodécica

La sarna demodécica es también conocida como sarna roja, sarna folicular o sarna de cachorro, porque es se presenta más comúnmente entre los perros más jóvenes. Este tipo es causado por la presencia del ácaro llamado Demodex canis. Los ácaros se parecen a caimanes diminutos cuando los ves bajo el microscopio. Estos ácaros normalmente viven dentro de los folículos pilosos en los perros.

La sarna demodécica suele ser el resultado de un sistema inmunitario subdesarrollado o debilitado, y no tiene nada que ver con la condición de la vivienda o el entorno del perro. Se ve con mayor frecuencia en perros jóvenes con respuesta inadecuada del sistema inmunitario y perros con sistemas inmunes comprometidos.

El ácaro demodécico nace, vive y muere en un perro huésped. Los huevos se ponen, eclosionan y maduran en etapas hasta la edad adulta; El ciclo de vida completo dura entre 20 y 35 días.

Los ácaros Demodex se transfieren a través del contacto directo de la madre con sus cachorros durante la primera semana de vida. Estos ácaros no pueden vivir solo del perro, por esto deben moverse directamente de un perro a otro a través del contacto. No hay ninguna razón para tratar el espacio vital o la ropa de cama de un perro para los ácaros, porque los ácaros vivos están en la mascota.

Todos los perros tienen naturalmente una población pequeña de este tipo de ácaros microscópicos. Estos, en circunstancias normales no llegan a causar ningún problema. Cada madre perro termina transfiriendo ácaros Demodex a su camada. Los cachorros sanos no reaccionan ante estos, pero los que tienen sistemas inmunes comprometidos pueden sobrecargarse por los ácaros. Aquellos cachorros que tienen problemas inmunes son los que desarrollan los síntomas de la sarna demodécica.

Cómo se diagnostica la sarna demodécica en perros

cómo se diagnostica la sarna en perrosLos perros con sarna demodécica tendrán picazón gracias a infecciones bacterianas y de levadura secundarias que casi siempre están presentes junto con los ácaros. Por lo general, también habrá pérdida de cabello, calvicie, costras y llagas en la piel.

Los perros con este tipo de sarna generalizada pueden verse bastante enfermos mostrando síntomas como fiebre, letargo y pérdida de apetito. En estos casos, es importante que un veterinario vea al perro de inmediato.

En el caso de este tipo de sarna, Cómo se diagnostica la sarna en perros requiere un raspado de la piel o una biopsia. Los ácaros no se pueden ver a simple vista, por lo que su presencia debe confirmarse con un microscopio. Sin embargo, la presencia de ácaros demodécicos no confirma el diagnóstico, porque los ácaros viven en todos los perros. Debe haber tanto ácaros como lesiones cutáneas para que se haga un diagnóstico de sarna demodéctica.

El diagnóstico de demodex en un perro adulto o mayor siempre debe hacer que se realicen pruebas para otras afecciones como la enfermedad de Cushing, el hipotiroidismo, la enfermedad del parásito del corazón, el cáncer o la inmunodeficiencia.

Los perros que han presentado este tipo de sarna no deben reproducirse. Sus sistemas inmunes son incompetentes, y esos genes defectuosos, en mi opinión, no deberían transmitirse.

No hay razón para aislar a los perros diagnosticados con sarna demodéctica. Esto es porque la afección es causada por un sistema inmune debilitado por lo que técnicamente no es contagiosa. No se sabe que los ácaros Demodex canis vivan en gatos (los gatitos tienen su propia especie de ácaros), ni se pueden transmitir a los humanos.

☟☟ES NECESARIO QUE LEAS TAMBIÉN☟☟

Sarna sarcóptica

La sarna sarcóptica también se conoce como sarna canina. La causa es el ácaro conocido como Sarcoptes scabei. La hembra de este ácaro cava en la piel del perro poniendo huevos mientras avanza, y luego muere. Esta acción de cavar es lo que provoca la alta respuesta inflamatoria en la piel del perro.

En tres u ocho días, los huevos se convierten en larvas, las larvas se convierten en ninfas y las ninfas se convierten en adultos. Todo esto sucede en el túnel que la hembra construyó en la piel de su mascota. Los ácaros adultos luego se reproducen, y el ciclo de vida de dos a tres semanas se repite.

A diferencia del ácaro de la sarna demodécica, los ácaros sarcópticos pueden sobrevivir varios días fuera del cuerpo de un perro. Inclusive, pueden vivir hasta tres semanas si el ambiente es húmedo y fresco. En un hogar promedio, el ácaro puede tener una vida útil de entre dos y seis días fuera de un huésped.

La sarna sarcóptica a diferencia de la demodécica es sumamente contagiosa. Además, puede afectar no solo a perros, sino también a otros animales domésticos o salvajes. Si alguna vez has visto una ardilla con una cola calva, es probable que sea el resultado de Sarcoptes scabei. Los ácaros de la sarna también pueden infectar gatos, cerdos, caballos e incluso personas.

Diagnosticar la sarna sarcóptica puede ser un desafío

cómo se diagnostica la sarna en perrosDiagnosticar la sarna sarcóptica puede ser realmente difícil y frustrante. Un raspado de la piel y un examen microscópico de la piel no siempre revelarán la presencia de ácaros: en promedio, solo el 20 por ciento de los perros infectados tendrán ácaros en un raspado aleatorio de la piel.

Si un perro tiene un raspado positivo de la piel, se puede confirmar un diagnóstico de sarna sarcóptica. Pero un raspado sin ácaros no descarta esta condición particular.

La mayoría de los diagnósticos se realizan en función de los antecedentes y la respuesta al tratamiento de la sarna sarcóptica.

La sarna canina con frecuencia se diagnostica erróneamente como una reacción alérgica grave. Los tratamientos estándar para las alergias obviamente no proporcionan ningún alivio de los síntomas de la sarna ni resuelven la afección.

En la práctica, si se ve un perro que no tiene alergias, repentinamente desarrolla picazón y rascado muy intensos, y se ha probado un protocolo rápido de alergia sin mejoría, se sugiere automáticamente que los propietarios intenten tratar la sarna sin importar si el raspado de la piel mostró ácaros o no.

Los perros con sarna sarcóptica deben aislarse para evitar infectar a otros animales o personas. La ropa de cama debe limpiarse o reemplazarse completamente, y el collar del perro también debe desinfectarse.

Gracias a que estos ácaros pueden sobrevivir en el hogar y fuera de un huésped durante varios días, es importante que superficies como muebles, pisos y cortinas sean lavados a fondo. Esto ayudará a eliminar los ácaros de los espacios vitales. Si esta limpieza profunda no se hace, existe la posibilidad de que el perro pueda volver a infectarse.

Conclusión

Saber cómo se diagnostica la sarna en perros dependerá del veterinario que lo trate. Dependiendo de los síntomas que se presenten y cómo la infestación se muestra, un especialista puede inferir el tipo de sarna que está presente solo con ver el estado de la piel del animal. Sin embargo, usualmente un raspado de piel puede confirmar la presencia de ácaros lo que definitivamente muestra la presencia de alguno de los tipos de sarna.

☟☟ES NECESARIO QUE LEAS TAMBIÉN☟☟

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba