➤ Cómo Se Diagnostican Las Cataratas En Perros

Las cataratas en los perros es una enfermedad muy común y aparecen por diversas causas, así que para saber cómo se diagnostican las cataratas en perros debes conocer respecto al tema y estar atento a los síntomas que tu mascota presente. Mayormente éstas se presentan de manera hereditaria en los cachorros pero también pueden aparecer producto de problemas secundarios como la diabetes, golpes, inflamaciones, entre otros.

☟☟ES NECESARIO QUE LEAS TAMBIÉN☟☟

Cómo se diagnostican las cataratas en perros

Es fundamental mantener la buena salud de nuestro perro para que pueda desarrollar sus actividades con normalidad. Cuando presentan cataratas, la visión comienza a fallar y si no se controlan a tiempo, podría provocar ceguera. A pesar de que la visión no es el sentido más usado por este can, podría verse afectada su seguridad y estaría en peligro al tropezarse constantemente con objetos. Por lo cual es de suma importancia saber cómo se diagnostican las cataratas en perros, para saberlo, puedes seguir los siguientes pasos:

1.- Busca las causas de su aparición

Antes de considerar los síntomas de las cataratas, se debe conocer la raíz del problema, si se trata de un componente genético y hereditario, si es por la edad avanzada, si sufrió un golpe, entre otros. Pero la mayoría de las personas, no tiene acceso a cierta información y desconoce la línea genealógica de su mascota como para determinar las causas exactas. Lo cual se torna un problema a la hora de ayudar a nuestro perro.

 2.- Presencia de problemas secundarios

Resulta difícil de determinar la línea sanguínea de nuestro perro, tal como se mencionó anteriormente. Pero para saber cómo se diagnostican las cataratas en perros se deben conocer otros aspectos como los problemas secundarios existentes.

Así que otra de las causas de la aparición de esta enfermedad es la presencia de otra anomalía ocular, traumatismos y enfermedades como la diabetes. De igual manera existen otros aspectos que se deben considerar como la raza, ya que hay unas más propensas a otras. Tal es el caso del Fox Terrier, Bichón Frise, Caniche, Cocker Spaniel, Lhasa Aposo, Pequinés, Labrador, Schnauzer, Husky Siberiano, Golden Retriever, Bobtail y Shih Tzu. Si tu can está en esta lista, debes hacerle chequeos oculares regularmente.

 3.- Observa los síntomas

Las cataratas se refieren a una opacidad en el tejido ocular que impide que la luz no llegue de forma correcta a la retina, generando una pérdida de visión. Por esta razón se considera uno de los primeros síntomas que debemos atender. Así que nuestro perro se mostrará inseguro y se tropezará con los objetos.

Esto le podría causar heridas importantes que debemos evitar. De igual manera, las cataratas le producen un daño al cristalino, el cual es el encargado de enviar y orientar la luz a la retina para que la imagen que absorba el cerebro sea diáfana. Cuando se presenta esta enfermedad, el cristalino se torna opaco con un tono blanquecino.

De esta forma, se podrá notar un cambio en los ojos de nuestra mascota, ya que tendrán manchas blancas y azuladas. Esto se puede notar a través de la luz. A medida que la enfermedad avanza, nuestro perro no podrá tolerar más la luz y la evitará. Por lo cual debemos estar atentos a este síntoma, ya que además sufrirá de un lagrimeo excesivo, y en algunos casos de supuración.

No solo la ceguera es uno de los síntomas más relevantes. Hay que destacar que aunado a esto, se puede presentar un grado importante de inflamación crónica que genera la catarata en el interior del globo ocular. En la mayoría de los casos ésta es leve y pasa muy desapercibida.

Solo notaremos un oscurecimiento del iris y enrojecimiento de la conjuntiva. Pero en los casos de gravedad, se puede producir una uveítis, dolorosa, facoinducida, que libera sustancias que pueden causar secuelas graves e irreversibles, como el sangrado o mucílagos de tejidos intraoculares, e incluso un desprendimiento de retina.

Cabe destacar que las cataratas son un proceso patológico y pueden ser confundidas fácilmente con la esclerosis nuclear del cristalino, ya que el lente del ojo o cristalino, así como todos los tejidos del organismo, envejece. Esta última afección se produce cuando se rompe este cristalino, provocando una reacción inflamatoria grave.

☟☟ES NECESARIO QUE LEAS TAMBIÉN☟☟

No se han encontrado entradas.

De esta manera, es normal que a partir de los 6 años, los ojos de nuestro perro presenten un aspecto azulado translúcido mediante la pupila, y esto no siempre corresponde a las cataratas, ya que podría ser esclerosis nuclear del cristalino, lo cual es una señal de envejecimiento fisiológico del ojo.

Pero cómo diagnosticar las cataratas en perros, para ello se debe realizar un examen con lámpara de hendidura, para descartar que se trate de esclerosis nuclear del cristalino. Pero se pueden presentar ambas condiciones en el perro o pueden existir otros problemas no percibidos por el dueño.

4.- Busca el tratamiento adecuado

Una vez que se ha identificado el problema en nuestro perro, se debe acudir al veterinario para que le realice un chequeo exhaustivo a nuestra mascota, de manera de ver si presenta las condiciones óptimas para ser intervenido quirúrgicamente, ya que si no se tratan a tiempo el perro podría perder la visión totalmente. Y lamentablemente, la cirugía es la única opción factible y eficaz para eliminar las cataratas.

Cómo se diagnostican las cataratas en perros
Cómo se diagnostican las cataratas en perros

Cabe destacar que existen otras alternativas naturales que podrían ayudar a nuestro can, en caso de que éste no pueda ser operado por diferentes causas. Pero éstas no resultan ser tan eficaces y sus resultados pueden tardar más de lo esperado. Por lo cual se debe procurar realizarle la cirugía a nuestro perro lo más rápido posible para evitar la ceguera total.

La intervención quirúrgica se conoce como Facoemulsificación y se trata de realizar una incisión milimétrica en la córnea,  e instaurar unos implementos que van segmentando el cristalino en la medida que los aspiran.

A su vez y para evitar daños intraoculares, se mantiene una lavativa continua dentro del ojo. Una vez realizado esto, si se puede,  se coloca un lente artificial para darle una mejor visión al perro.

Cuando se va a realizar este tipo de cirugía se deben realizar pruebas concretas además de un examen oftalmológico completo, las cuales son:

  • Gonioscopía
  • analítica sanguínea
  • electrorretinografía
  • Ecografía ocular

Sin embargo estas pruebas no determinan que la cirugía de catarata sea efectiva a un 100%, ya que se pueden presentar complicaciones que pueden conllevar incluso a la ceguera total irreversible. Por lo cual es importante conocer los riesgos que esto conlleva y tomar las decisiones acertadas.

También se debe tener conocimientos que este procedimiento lleva una recuperación acompañada de medicamentos, que en algunos casos, son de por vida. Así que el veterinario oftalmólogo quien, con los sucesivos controles, es quien determinará las pautas más adecuadas para el caso particular de nuestra mascota.

☟☟ES NECESARIO QUE LEAS TAMBIÉN☟☟

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba