➤ Cómo Se Hace El Diagnóstico De La Rabia En Perros. Métodos

La rabia en perros es una enfermedad viral grave observada en mamíferos que afecta negativamente al sistema nervioso central y conduce a la muerte. Es una enfermedad zoonótica (una enfermedad que se puede transmitir de los animales a las personas) que generalmente se transmite a través de mordeduras de animales infectados. Es importante por tanto saber cómo se hace el diagnóstico de la rabia en perros.

☟☟ES NECESARIO QUE LEAS TAMBIÉN☟☟

La mayoría de los casos reportados involucran animales salvajes como murciélagos, mapaches y zorrillos, pero los animales domésticos como perros y gatos también están en riesgo. Los humanos son igualmente susceptibles al virus de la rabia si son mordidos por un animal infectado. Una vez que aparecen los síntomas, la rabia es casi siempre mortal. La muerte generalmente ocurre menos de una semana después del inicio de los signos.

Diagnóstico de la rabia en perros

Diagnóstico De La Rabia En PerrosNo existe una prueba precisa para hacer un diagnóstico de la rabia en perros vivos. La prueba directa de anticuerpos fluorescentes es la prueba más precisa para el diagnóstico, pero debido a que requiere tejido cerebral, solo se puede realizar después de la muerte del animal.

Se puede hacer un diagnóstico de rabia después de la detección del virus de la rabia en cualquier parte del cerebro afectado, pero para descartar la rabia, la prueba debe incluir tejido de al menos dos ubicaciones en el cerebro, preferiblemente el tronco encefálico y el cerebelo.

La prueba requiere que el animal sea sacrificado. La prueba en sí dura aproximadamente 2 horas, pero lleva tiempo extraer las muestras de cerebro de un animal sospechoso de tener rabia y enviar estas muestras a un laboratorio de diagnóstico de salud pública o veterinaria estatal para su diagnóstico.

En los Estados Unidos, los resultados de una prueba de rabia generalmente están disponibles dentro de las 24 a 72 horas posteriores a la recolección y sacrificio de un animal. Debido a que la exposición a la rabia a animales sospechosos es una urgencia médica, pero no una emergencia, las pruebas dentro de este período son más que adecuadas para determinar si una persona estuvo expuesta a un animal rabioso y requiere vacunas contra la exposición después de la rabia.

Con base en los estudios de rutina de vigilancia de la salud pública y de patogénesis, hemos aprendido que no es necesario sacrificar y evaluar a todos los animales que muerden o exponen a una persona a la rabia. Para los animales con baja probabilidad de rabia, como perros, gatos y hurones, los períodos de observación (10 días) pueden ser apropiados para descartar el riesgo de exposición potencial a la rabia humana.

La consulta con un funcionario de salud local o estatal después de una posible exposición puede ayudar a determinar el mejor curso de acción basado en las recomendaciones actuales de salud pública.

☟☟ES NECESARIO QUE LEAS TAMBIÉN☟☟

Diagnóstico de la rabia en perros vivos

Dado que la literatura ha descuidado un enfoque sistemático para el diagnóstico de la rabia en perros vivos, los autores del siguiente estudio describen un método paso a paso basado en la observación del animal y el registro de ciertos signos que permiten o excluyen un diagnóstico presuntivo de rabia.

Durante este estudio, se analizaron historias y signos clínicos de 1.170 registros de perros sospechosos de rabia que habían mordido a humanos entre 1988 y 1996. Los autores seleccionaron seis criterios: 1) la edad del perro en el momento de la mordedura, 2) el estado de salud durante la observación y varios síntomas y signos y la secuencia con la que se presentaron. 3) – 6).

Los seis criterios clínicos estudiados son:

1) Edad del perro
a) Menos de 1 mes ————————-> no rabia
b) Un mes o más o no conocido —–> pase a 2)
2) Estado de salud del perro
a) Normal (no enfermo) o enfermo más de 10 días —> no rabia
b) Enfermo menos de 10 días o no conocido —–> vaya a 3)
3) ¿Cómo evolucionó la enfermedad?
a) Inicio agudo de salud normal ——–> no rabia
b) Inicio gradual o desconocido ————-> pase a 4)
4) ¿Cómo fue la condición durante el curso clínico en los últimos 3-5 días?
a) Estable o mejorando (sin tratamiento) -> no rabia
b) Síntomas y signos que progresan o no se conocen -> ir a 5)
5) ¿Muestra el perro el signo de “dar vueltas”? (Se tropieza o camina en círculo y se golpea la cabeza contra la pared como si fuera ciego)
a) Sí ———————————————> no rabia
b) No o no conocido —————————> vaya a 6)
6) ¿Este perro muestra al menos 2 de los 17 siguientes signos o síntomas durante la última semana?
a) Sí ———————————————> rabia
b) No o mostrando solo 1 signo ————–> no rabia
1. Mandíbula caída.
2. Sonido anormal en ladridos.
3. Lengua seca y caída.
4. Lame su propia orina.
5. Lamido anormal de agua.
6. Regurgitación.
7. Comportamiento alterado.
8. Morder y comer objetos anormales.
9. Agresión.
10. Morder sin provocación.
11. Correr sin razón aparente.
12. Rigidez al correr o caminar.
13. Inquietud
14. Muerde durante la cuarentena.
15. Parece somnoliento.
16. Desequilibrio de la marcha.
17. Demostración frecuente de la posición de “perro sentado”

Los autores concluyen que este método de “seis pasos” puede ser una ayuda para un presuntivo diagnóstico de la rabia en perros temprano. No debe usarse como única base para las decisiones de tratamiento de un paciente posiblemente expuesto a la rabia.

Sin embargo, puede ayudar al médico, al veterinario y al funcionario de salud pública a priorizar el tratamiento y decidir si está indicado el sacrificio y el examen de laboratorio del perro. Esto puede ser valioso para abortar un nuevo brote de rabia antes de que se propague aún más

☟☟ES NECESARIO QUE LEAS TAMBIÉN☟☟

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba