➤ Cómo se Realiza un Diagnóstico de la Hepatitis en Perros. Diagnóstico Veterinario

La hepatitis canina, es una enfermedad que se contagia fundamentalmente al estar en contacto con la orina, heces, saliva de otro perro infectado por dicha patología, esto ocasiona que se produzca una hinchazón del hígado, como consecuencia de haber contraído la enfermedad por parte del can.

☟☟ES NECESARIO QUE LEAS TAMBIÉN☟☟

Aunque es de aclarar que existen otras forma de desarrollar dicha patología, como por ejemplo una inadecuada alimentación o por exposición de manera frecuente a materiales tóxicos; existen diversas pruebas para llevar a cabo el diagnóstico de la hepatitis en perros, que permitirán corroborar si el can tiene la enfermedad.

Ahora bien, una de las características de la hepatitis en perros, es que puede ocasionar daño hepático en este órgano vital como lo es el hígado, hay que tener en cuenta el hígado es el encargado de realizar la función de desintoxicación y metabolización del cuerpo del can; de allí deriva su vital importancia, puesto que en conjunto con el páncreas son los responsables de la asimilación, transformación y metabolización de los nutrientes de los alimentos.

De aquí surge la importancia, de estar atento ante cualquier cambio de comportamiento de can en cuanto a su salud se trate, debido a que esta enfermedad es bastante fácil de contraer, esto ocurre ya que, es un virus bastante resistente a las condiciones ambientales de calor o frío y  puede permanecer durar hasta 9 meses activo.

Algunas Consideraciones Sobre Cómo se Manifiesta la Hepatitis en Perros

Los síntomas de la hepatitis en perros, son bastante común inician por lo general con letargo o apatía del perro, este viene acompañado de vómitos y diarrea, al igual que se produce inapetencia, lo que genera una anorexia breve en el can.

Entre los síntomas más específicos de esta enfermedad y que permiten un diagnóstico de la hepatitis en perros, están el intenso dolor abdominal que produce producto de la inflamación del hígado, así como la fiebre y el cambio de color en las mucosas del perro, estas pueden tornarse amarillentas en la zona de las encías y ojos.

Otro de los síntomas específicos, que puede generar la hepatitis en perros, es cambio en la coloración de los ojos del perro, su pupila pude tomar con cierto aspecto nublado o azulado, lo que genera complicaciones como conjuntivitis y edemas corneales.

Estos síntomas pueden durar alrededor de 7 días, de allí la importancia del diagnóstico de hepatitis en perros de manera oportuna, para evitar futuras complicaciones.

Como se Realiza el Diagnóstico de la Hepatitis en Perros.

Los primeros exámenes o pruebas, que realiza un médico veterinario como parte del diagnóstico de la hepatitis en perros, son: los estudios de sangre y orina, así como una revisión exhaustiva de la anatomía del can es decir su cuerpo.

En esta revisión el médico veterinario podrá valorar, el color de las mucosas del can, la existencia de pruritos o puntos rojos en la piel del perro, que es otros de los síntomas de la hepatitis; Así como también, podrá comprobar si hay inflamación del hígado por medio del abultamiento en el área abdominal del animal.

En este sentido, las pruebas que se realizan como parte del diagnóstico de la hepatitis en perros, de tipo serológicas se encuentran la inhibición de la hemoaglutinación, la fijación de complemento, así como también inmunodifusión y por último la ELISA.

Estas pruebas pueden señalar los títulos altos de anticuerpos del cuerpo una vez contraída la infección, en contraposición  con virus de campo utilizado en la vacunación.

☟☟ES NECESARIO QUE LEAS TAMBIÉN☟☟

En las pruebas de laboratorio o serológica, muestran las diferentes alteraciones que se suscitan por la enfermedad como anemia, leucocitosis o coagulopatía, de igual manera se puede constatar si hay  mengua plaquetaria, AT y factor IX, sobremanera, si se está ante la de cirrosis hepática,

Otras de las pruebas, que se pueden realizar como forma de diagnóstico de la hepatitis en perros, es la Histología: esta prueba diagnóstica de la hepatitis en perros, se realiza por medio de una biopsia hepática, en ella se puede valorar el riesgo de la patología en cuanto a la necro-inflamación del órgano así como la cronicidad refleja la extensión de la fibrosis.

Una de las pruebas empleadas como diagnóstico para la hepatitis en perros, es la Biopsia para la realización de esta pruebas, se le suministrará al perro un sedante para evitar movimientos al momento de la extracción de la muestra, el procedimiento consiste en: introducir en la zona abdominal donde se ubica el hígado aguja de biopsia, en donde  a través de la vaina ya introducida en el hígado del perro se extrae de manera veloz la muestra del tejido hepático. Esta prueba diagnóstica de la hepatitis en perros, se realiza cuando hay sospechas de una hepatitis crónica.

Por otra parte, tenemos la Ecografía esta es otra prueba diagnóstica de la hepatitis en perros, en ella se puede  evaluar por medio de la observación la masas microhepatía del can, también se puede valorar si hay existencia de anomalías venosas y cambios biliares. Estas pruebas son muy útiles para reafirmar el diagnóstico de la enfermedad y establecer el tratamiento correspondiente y adecuado para la afección del can.

Como se Puede Tratar la Hepatitis,Una Vez que Realizas el Diagnóstico de la Hepatitis en Perros.

Existen diversidad de tratamiento  para esta enfermedad, el tratamiento va a derivar del diagnóstico de la hepatitis en perros. En el caso de la hepatitis vírica por adenovirus tipo I, se aplica un suero polivalente que resguarda en un breve periodo de tiempo al hígado, este tratamiento se aplica el inicio del padecimiento.

De igual forma, otros de los tratamientos empleados para combatir la hepatitis en perros, son los antibióticos, soluciones isotónicas, e inclusive protectores hepáticos. Una manera de contribuir a una recuperación rápida por parte del perro, es suministrar una dieta hipoproteíca que ayude a restablecer las funciones de asimilación y metabolización de este órgano.

Es de destacar, que cuando el perro padece de hepatitis, es necesario aislarlo para evitar la propagación de la misma, en vista de su fácil contagio, así como también debe evitarse que una vez superada la enfermedad, colocar de forma inmediata al  contacto de otros perro, ya que,  si bien él está recuperado puede transmitir la enfermedad por unos meses más.

Conclusiones

El hígado es un órgano que realiza funciones vitales en el organismo de los perros, en él se realiza la síntesis de enzimas o de proteínas, así como se lleva a cabo la eliminación de amoníaco; de igual manera, realiza la elaboración de factores para la coagulación o la desintoxicación de la sangre.

Cuando este órgano se ve afectado o menguado en sus funciones producto de la afección de un virus, es necesario realizar pruebas de  diagnósticos de hepatitis en perros, de manera oportuna y rápida que permitan evitar falla hepática, que pudieran ocasionar la muerte del can.

Puesto que, cuando el hígado falla, se acopian sustancias tóxicas que desencadenan cambios en el organismo como los siguientes: Exceso de líquido en el cerebro del perro,  catalogado como edema cerebral, también puede causar aumento en la presión cerebral, de la misma forma; causa sangramiento y perturbaciones hemorrágicas como cirrosis, estas complicaciones demuestran la importancia de un diagnóstico de la hepatitis en perro a tiempo .

La manera más oportuna y eficaz de evitar realizar un diagnóstico de hepatitis en perros, es por medio de la aplicación de vacuna en contra de la hepatitis, en este sentido, si sospechas de que tu mascota puede estar contagiada o padecer de hepatitis producto de otras circunstancias, acude de manera pronta y urgente al médico veterinario del can, él es, el más propicio para realizar el diagnóstico de la hepatitis en perros y sugerir el tratamiento.

☟☟ES NECESARIO QUE LEAS TAMBIÉN☟☟

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba