➤ ¿Se Puede Dar El Contagio De La Leishmaniasis De Perros A Humanos?

La leishmaniasis es una infección transmitida por vectores, lo que significa que un insecto lo transmite al morder un portador de la enfermedad y luego al humano. Varios animales, incluidos perros, ratas, perezosos, vacas y humanos, pueden actuar como anfitriones de los parásitos de la Leishmania. Por esto es importante saber sobre el contagio de la leishmaniasis de perros a humanos.

☟☟ES NECESARIO QUE LEAS TAMBIÉN☟☟

Las moscas de flebotomina que transmiten Leishmania viven en las cálidas áreas tropicales y subtropicales del mundo. Ocurre principalmente en América del Sur, África Oriental, Oriente Medio, el sur de Europa y Asia. Los casos en los Estados Unidos y Europa generalmente ocurren en viajeros o inmigrantes de estas áreas endémicas.

¿Se puede dar el contagio de la leishmaniasis de perros a humanos?

contagio de la leishmaniasis de perros a humanosLa respuesta corta es que sí, los perros se encuentran entre los mamíferos portadores del parásito de la leishmania infantum, principal fuente de infección en los humanos. La leishmaniasis se considera una enfermedad zoonótica. De esta manera se identifican aquellas condiciones que pueden ser transmitidas de un animal a un humano.

En las áreas endémicas de la leishmaniasis, el control de esta enfermedad se ha vuelto complicada gracias a la falta de control en la población canina. Esto agrava las posibilidades de infección de perros a humanos.

¿Cómo se da el contagio de la leishmaniasis de perros a humanos?

La manera en la que esta enfermedad se contagia entre perros y humanos no es directa. Esto quiere decir que una persona que tenga contacto con un perro infectado inmediatamente adquirirá la enfermedad.

La leishmaniasis es una enfermedad transmitida por un vector. Esta definición quiere decir que debe existir un “vector” que haga la conexión entre el animal infectado y el humano sano. En el caso de la leishmaniasis, este vector es la mosca de arena.

Lo que sucede para que se transmita la enfermedad es que una mosca de arena picará primero a un perro transmitiendo la enfermedad. Una vez que el perro está infectado se convierte en huésped y tiene altas probabilidades de ser fuente de la enfermedad. Si más adelante otra mosca de arena pica a este perro y luego a un humano, la mosca cargará la sangre infectada desde el perro hasta el humano completando el ciclo de transmisión.

☟☟ES NECESARIO QUE LEAS TAMBIÉN☟☟

Seriedad del contagio de la leishmaniasis de perros a humanos

contagio de la leishmaniasis de perros a humanosLa leishmaniasis canina es un problema de salud pública, ya que los perros infectados representan el factor de riesgo más importante para la adquisición de leishmaniasis visceral zoonótica en humanos. Los perros son considerados el principal reservorio de infección humana por Leishmania infantum.

La adopción y el transporte de perros desde áreas de endemicidad de la leishmaniasis canina ha resultado en la introducción y propagación de enfermedades a regiones donde no se encontraban infecciones previamente, lo que puede crear nuevos escenarios epidemiológicos, lo que complica aún más el potencial zoonótico.

Esto ocurre a menudo en combinación con condiciones inmunosupresoras emergentes en humanos (por ejemplo, VIH / SIDA) que pueden aumentar el riesgo de enfermedades zoonóticas como la leishmaniasis visceral.

En los países endémicos esta enfermedad zoonótica es muy difícil de contener, sobre todo porque la infección no tiene prevención conocida aparte de vacunas que resultan costosas y no están disponibles en todas partes. Al mantener la leishmaniasis canina sin control, es mucho más difícil controlar la infección en los humanos.

Cómo prevenir el contagio de la leishmaniasis

El control vectorial ayuda a reducir o interrumpir la transmisión de enfermedades al disminuir la cantidad de moscas de arena. Los métodos de control incluyen pulverización con insecticida, uso de redes tratadas con insecticida, gestión ambiental y protección personal. El control de los reservorios animales es complejo y debe adaptarse a la situación local.

Si vives en una de las zonas endémicas de la leishmaniasis, controlar la presencia de las moscas de arena y mantener control estricto sobre la salud de tus mascotas es la mejor manera de prevenir el contagio.

☟☟ES NECESARIO QUE LEAS TAMBIÉN☟☟

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba