➤ Cuidados A Tener Para Un Perro Con Sarna

Descubrir que tu mascota tiene sarna puede ser aterrador, pero esta enfermedad de la piel es muy tratable y hay pasos simples que puedes tomar para tratar de manera segura a una mascota con sarna sin riesgo de empeorar o propagar la infección. No dejes de conocer los cuidados a tener para un perro con sarna.

☟☟ES NECESARIO QUE LEAS TAMBIÉN☟☟

Cuidados a tener para un perro con sarna

Hay muchas cosas que nosotros como dueños podemos hacer para cuidar a nuestra mascota si es diagnosticada con sarna. Esto ayudará a nuestro perro no solo a eliminar la infección por ácaros sino a sentirse mejor aliviando los síntomas que la acompañan.

cuidados a tener para un perro con sarnaAsegúrate de que sea sarna

El primer paso para poner en práctica los cuidados a tener para un perro con sarna es asegurarse de que, de hecho, tu mascota tenga sarna. Las diferentes afecciones y enfermedades de la piel, así como las infestaciones de pulgas o garrapatas, pueden tener síntomas similares, y es importante obtener un diagnóstico adecuado de un veterinario antes de comenzar cualquier tratamiento de sarna. Además, hay dos tipos diferentes de sarna, y comprender cada tipo es esencial para el tratamiento correcto.

La sarna demodécica, también llamada sarna roja, es generalmente la forma más leve de sarna. Es el resultado de los ácaros que están naturalmente en la piel de las mascotas, pero por diferentes razones, los ácaros pueden multiplicarse sin control y causar sarna. La pérdida de cabello y las zonas calvas, particularmente en la cara, los pies y las piernas, son características de la sarna demodéctica, junto con una mayor picazón.

Los casos muy agudos pueden provocar llagas o un fuerte olor en la piel. Afortunadamente, la sarna demodécica no se considera contagiosa y, por lo general, no se propaga a otros animales, incluso en casos más graves.

La sarna sarcóptica es más grave, aunque las primeras etapas pueden ser tan leves como la sarna demodécica. Los casos de sarna más graves pueden provocar picazón intensa y frenética y llagas rojas, inflamadas y húmedas en la piel que incluso pueden desarrollar costras. Estas llagas pueden aparecer en las orejas, la cara y las piernas.

Este tipo de sarna es altamente contagiosa y no solo se puede propagar a otros perros y gatos sino también a los humanos, donde puede aparecer como pequeñas protuberancias rojas, similares a las picaduras de mosquitos.

Debido a la similitud entre los tipos de sarna, especialmente en casos leves, es fundamental que un veterinario diagnostique adecuadamente la afección para un tratamiento correcto. Un raspado de la piel generalmente es todo lo que se necesita para el diagnóstico, aunque los casos más difíciles pueden requerir una biopsia simple.

☟☟ES NECESARIO QUE LEAS TAMBIÉN☟☟

Tratamiento de la sarna

Una vez que la sarna se diagnostica adecuadamente deben comenzar los cuidados a tener para un perro con sarna. Lo primero que se aconseja es aislar al animal infectado para minimizar el riesgo de propagar la condición a otras mascotas o animales, aunque esto generalmente no es necesario con la sarna demodéctica.

Debes mantener a tu mascota alejada de otras mascotas, incluidos los animales de los vecinos o los parques locales donde pueden visitar más mascotas, y puede ser necesario tratar a otras mascotas domésticas como precaución para garantizar que la enfermedad no se propague. Limpiar y lavar toda la ropa de cama y todo lo que entre en contacto con la piel de la mascota infectada, como collares, herramientas de aseo o juguetes suaves, también puede ayudar a eliminar la sarna.

El veterinario probablemente recetará medicamentos antiparasitarios orales para controlar los ácaros y eliminar la sarna. Los ungüentos o cremas tópicas para la piel también pueden ser útiles para aliviar la picazón de la piel, lo que puede hacer que la mascota se sienta más cómoda.

Otro de los Cuidados a tener para un perro con sarna es la alimentación. Algunos cambios en la dieta para una mejor nutrición pueden ayudar a una piel sana y disminuir los efectos de la sarna, y reducir el estrés en el ambiente del animal. Bañar a la mascota con champú antibacteriano puede ayudar, y el polvo de azufre en el pelaje de la mascota también puede reducir los ácaros que causan sarna.

Como el tratamiento de sarna de una mascota está en curso, el veterinario querrá realizar raspados de la piel cada 1-2 semanas para verificar el progreso de la enfermedad. Una vez que dos raspaduras sucesivas no muestren más presencia de sarna, el tratamiento puede suspenderse, aunque si la infestación fue severa, otra semana o dos de medicación pueden ser una precaución prudente para prevenir una recurrencia.

Cómo Prevenir la sarna

Todas las mascotas tienen naturalmente algunos ácaros en la piel, y no siempre está claro qué puede hacer que una mascota desarrolle sarna, mientras que otra no tiene dificultades. Sin embargo, hay pasos que todo propietario de mascotas puede tomar para ayudar a mantener la piel y el pelaje de su mascota saludables y minimizar el riesgo de sarna.

  • Proporciona a tu mascota una dieta saludable y nutritiva, minimizando los rellenos en sus alimentos, como granos o carbohidratos. Una dieta a base de carne es la mejor tanto para gatos como para perros.
  • Considera agregar una o dos cucharadas de vinagre de manzana o aceite de pescado a la comida de tu mascota para obtener nutrientes adicionales que respalden una piel sana.
  • Practica una buena rutina de limpieza incluyendo cepillados y baños regularmente según sea necesario para mantener las plagas de la piel bajo control.
  • Reduce el estrés en el entorno de la mascota, ya que una mascota ansiosa, deprimida o estresada es más susceptible a desarrollar sarna u otras enfermedades debido a la disminución de su sistema inmune.
  • Mantén a las mascotas alejadas de cualquier otro animal que se sospeche que tenga sarna, lo que incluye evitar los parques públicos para perros o áreas similares que puedan fomentar brotes contagiosos.
  • Si una mascota ha tenido sarna demodécica, no críes el animal, ya que se sospecha que este tipo de sarna es hereditario.

La sarna puede ser una enfermedad desafiante, pero afortunadamente, hay buenas maneras de tratar a una mascota de forma segura con sarna. Siguiendo estos cuidados a tener para un perro con sarna, esta condición de la piel se puede superar y tu mascota volverá a tener un pelaje bello y saludable.

☟☟ES NECESARIO QUE LEAS TAMBIÉN☟☟

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba