➤Cuidados Que Debe Tener Un Perro Con Moquillo Canino

El moquillo es una enfermedad viral altamente contagiosa de perros domésticos y otros animales como hurones, zorrillos y mapaches. Es una enfermedad incisiva, a menudo mortal y multisistémica que afecta los sistemas respiratorio, gastrointestinal y nervioso central. Muchos de los perros diagnosticados con esta enfermedad pueden recuperarse siempre y cuando se sigan con atención los cuidados de un perro con moquillo.

☟☟ES NECESARIO QUE LEAS TAMBIÉN☟☟

6 Importantes cuidados de un perro con moquillo

A continuación te detallo 6 cosas a tomar en cuenta si tienes un perro con moquillo

1. Lleva a tu perro al veterinario

Cuidados de un perro con moquillo
Smiling veterinarian examining a cute dog in medical office

Lo primero que debes hacer como dueño responsable es llevar a tu perro al veterinario para asegurarte de que moquillo es el diagnóstico correcto y que no se trata de otra condición. Te invitamos a leer los Síntomas Comunes del Moquillo para que sepas cómo reconocer la enfermedad a tiempo.

Cuando un médico veterinario ha confirmado el diagnóstico, podrá darte un pronóstico preciso del estado de la salud general de tu mascota y cómo este puede ayudar en la recuperación. Existen varias cepas diferentes del virus que pueden atacar a tu perro y su posibilidad de recuperarse efectivamente dependerá en parte de la cepa que hay contraído tu mascota.

Otra de las cosas que afectará el proceso de recuperación de tu mascota es la salud de su sistema inmunológico. Esto es muy importante porque afectará la habilidad de su cuerpo para luchar contra el virus. Además de esto, los cuidados veterinarios y en casa también pueden afectar las posibilidades de recuperación de tu mascota.

La buena noticia para ti y tu mascota es que detectado a tiempo, el moquillo puede superarse con el tratamiento adecuado.

2. Aprende lo que puedas sobre el moquillo

Como dueño de mascota es importante entender cómo el moquillo afecta el cuerpo de un perro. Esta enfermedad progresivamente afecta varios de los sistemas del cuerpo comenzando usualmente por el sistema respiratorio para luego atacar el sistema gastrointestinal y por último afectando el sistema nervioso.

Las complicaciones derivadas de la afección de estos sistemas pueden llegar a ser graves para la salud del animal y su posibilidad de recuperarse del virus. Es por esto que los cuidados de un perro con moquillo se hacen vitales para ayudar a mantener estos sistemas lo más estables posibles.

No debes engañarte. Los cuidados de un perro con moquillo consumirán recursos, tiempo y mucha atención, pero es algo que valdrá la pena. Sin embargo, como padre de mascota debes saber que en ocasiones cuando la enfermedad avanza, tu perro tendrá menos posibilidades de ejecutar las tareas más sencillas.

3. Mantén a tu perro bien hidratado

Cuidados de un perro con moquilloUno de los cuidados básicos que debes darle a tu perro cuando está luchando contra el moquillo es mantenerlo hidratado a toda costa. El letargo y otros síntomas gastrointestinales afectarán la habilidad de tu perro de tomar agua o comer; esto es un síntoma inequívoco y común de la infección por este virus.

A medida que la enfermedad avanza, es posible que notes que tu perro no puede o no quiere beber por su cuenta. En este momento es donde se hace más importante que nunca que tomes las riendas de su hidratación. Lo primero que puedes intentar es darle agua con la ayuda de una jeringa sin aguja.

Si el agua no pareciera apetecerle a tu perro, puedes sustituir esta con un poco de caldo casero bien sea de carne o pollo. Esto, además de hidratarlo lo nutrirá. Si la condición empeora o tu perro se niega a tomar líquido con asistencia, es hora de que te comuniques con tu veterinario.

☟☟ES NECESARIO QUE LEAS TAMBIÉN☟☟

Lo más probable es que el perro deba ser admitido en hospitalización para recibir hidratación intravenosa de las manos de los especialistas.

4. Nutre a tu perro adecuadamente

Cuando un perro cae con moquillo tendrá una pérdida significativa del apetito; sin embargo, es sumamente importante que te ocupes de que sus necesidades nutricionales estén cubiertas. Es recomendable que cambies su dieta a alimentos suaves que sean más fáciles de digerir.

Si en tu caso tu perro se niega a comer, debes tratar de darle la comida de tu mano. Algunas alternativas son el pollo licuado con un poco de caldo así como el hígado. Estas opciones son deliciosas y nutritivas.

5. Incluye vitamina B

Cuando se trata de los cuidados de un perro con moquillo una de las cosas comunes es incluir dosis de vitaminas B. Esto es gracias a los beneficios que esta vitamina aporta a los músculos. No tengas miedo de preguntarle a tu veterinario si no lo recomienda desde el principio, porque los suplementos de vitamina B pueden realmente beneficiar la recuperación de tu mascota.

Otra cosa que es importante hacer notar es que si le está recibiendo tratamientos antibióticos, pueden presentarse efectos secundarios. Estos son más comunes que se presenten como condiciones en la piel, por lo que debes estar atento a esas señales.

6. Vigila de cerca a tu perro

Cuidados de un perro con moquilloSi has estado cuidando de tu perro con moquillo en casa, el contacto constante con su veterinario es sumamente importante. Solo a través de la comunicación constante el especialista este puede llevar un control de la progresión de la enfermedad de tu mascota y hacer cambios en el tratamiento si es necesario. También es importante que hagas todas las preguntas que desees a l veterinario antes y durante la estadía del perro en casa.

Es importante hacer notar que el moquillo no es una enfermedad zoonótica, lo que quiere decir que este virus no puede contagiarse a humano ni a otras mascotas como gatos. Aunque existe una enfermedad igual en los gatos, el virus que la causa es diferente al moquillo canino.

En las etapas avanzadas de la enfermedad, es vital que estés atento de controlar ciertos efectos secundarios específicos. Es probable que tu perro desarrolle condiciones como neumonía o deshidratación severa que pueden desmejorar su cuadro general de salud.

Otra condición por la que debes controlar a tu perro es para detectar los síntomas neurológicos como los espasmos musculares y las convulsiones. Por esto es importante saber los cuidados de un perro con moquillo.

Cómo prevenir el moquillo

Como dice el dicho, “siempre es mejor prevenir que lamentar”. Lo mejor que puedes hacer es estar seguro de que tu perro está al día con su calendario de vacunación, que es algo que podría salvarle la vida. Normalmente la primera vacuna para el moquillo se pone a los cachorros entre los 6 y 8 meses de edad. Después de esta, se debe administrar una vacuna de refuerzo anualmente.

El moquillo podría transmitirse de la madre a los cachorros, por lo que es importante que si planeas criar a tu perra te asegures de que la vacuna del moquillo esté vigente. Esto es esencial porque el moquillo en cachorros muy pequeños puede provocar la muerte súbita.

☟☟ES NECESARIO QUE LEAS TAMBIÉN☟☟

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba