➤ Dermatitis Atópica en Perros. Signos, Síntomas, Consecuencias

Esta patología de tipo cutánea, que se produce en la parte superior de la piel, es decir en la epidermis, ya que, ésta actúa como una barrera protectora en contra los agentes externos que están en el medio ambiente; Existen diferentes tipos de dermatitis, uno de ellas es la dermatitis atópica en perros.

☟☟ES NECESARIO QUE LEAS TAMBIÉN☟☟

La   dermatitis en perros, produce una  inflamación pruriginosa, como erupciones, úlceras, bultos, eccemas, costras blancas o grises, resequedad, que en ocasiones hospedan, bacterias,  ácaros y hongos; Produciendo comezón y rascado descontrolado por parte del perro.

¿Que es la Dermatitis Atópica en Perros?  (DAC)

Este tipo de dermatitis, aqueja a perros cachorros y jóvenes, cuya edad está comprendida entre 1 a 3 años de edad; una de sus característica; es que es una enfermedad de tipo genética. dicha enfermedad consiste en una hipersensibilidad de la piel a los agentes externos del medio ambiente, el sistema inmunológicos reacciona de manera descontrolada a ciertos agente alérgicos, como el polvo, ácaros, alimentos, polen, entre otros.

Los Signos y  Síntomas más comunes de la Dermatitis Atópica en Perros.

Los signos y síntomas de la dermatitis atópicas en perros, son similares, por lo que hay observar cuales de los que se describen a continuación padece el can:

  • Picazón frecuente y rascado descontrolado del perro, en zonas como parte baja del hocico, parte interna del abdomen, base de la cola, orejas.
  • Aparición de eccemas de color blancuzco en diferentes zonas del cuerpo.
  • Pérdida del pelaje, producto del rascado descontrolado y del lamido frecuente del can.
  • Aparición de pruritos y enrojecimiento de la piel, parte baja del hocico, parte interna del abdomen, base de la cola, orejas y parte inferior de las patas.

Pruebas Para Diagnosticar la Dermatitis Atópica en Perros.

Existen diferentes pruebas cutáneas que ayudan a detectar este padecimiento en los perros, estas pruebas son vitales para descartar otros tipos de patología.

Pruebas de Alergia:

Esta prueba consiste en establecer cuáles son los agentes alérgenos que causan la dermatitis, es decir a los que el sistema inmunológico de can no responde eficientemente y por eso se produce la alergia. La prueba  de alergia, consiste en calcular el IgE, la deficiencia de este  un anticuerpo es la que causa la dermatitis atópica. Hay dos tipos de pruebas:

La prueba Intradérmica, en la que se  escoge un área del cuerpo del perro y se le inyecta debajo de la epidermis diferentes agentes alérgenos, posteriormente se observar cómo reacciona la piel del can a los agentes inyectados. De esta forma, se estable, cuáles son los patógenos externos que provocan la alergia o la dermatitis atópica en perros.

Prueba Serológica

En dicha prueba se extrae sangre del can, para realizar el test de sangre, allí se mide o se comprueba la cantidad de IgE que hay en la sangre del perro, de allí se establece, si hay insuficiencia o producción descontrolada de este anticuerpo. Esta prueba su eficiencia es menor que la intradérmica, ya que, no determina cuales son los agentes externos que producen la reacción alérgica.

☟☟ES NECESARIO QUE LEAS TAMBIÉN☟☟

¿La Dermatitis Atópica en Perros Tiene Cura?

Este tipo de afección cuenta con una serie de tratamientos, que ayudan a controlarla, una vez que sea diagnosticada la enfermedad. En el caso de la dermatitis atópica en perros, los tratamiento son permanentes, es decir a lo largo de la vida del perro, ya que, NO tiene cura, esto debido a que es una insuficiencia de orden genético.

Es necesario señalar, que es una enfermedad completamente controlable, lo que hay que tener presente, es evitar la exposición del can a los agentes alérgenos que la causan,  debido a que son  son los responsables en el afloramiento de la alergia, puesto que la barra epidérmica de la piel está expuesta y esta reduce la hidratación de la misma.

Tratamiento para la Dermatitis  Atópica en Perros

Uno de los tratamientos farmacológicos, más utilizados para combatir la dermatitis atópica en perros, es  la ciclosporina, este fármaco es un inmunosupresor, que actúa suprimiendo el sistema inmunológico para que los agentes externos no puedan penetrarlo, es decir, que ayuda a fortalecer la barrera protectora de la piel, contribuyendo en el alivio de los síntomas de la enfermedad.

La presentación más común de este fármaco, es en pastillas o capsulas 2 miligramos, 5 miligramos y 7 miligramos; la dosis recomendada es de 2mg, 12 horas, si los síntomas son leves,  la dosis es intermedia 5mg, cada 12 horas y la dosis altas 7mg cada 12 horas, es necesario destacar que este tipo de medicamentos debe ser recomendado por un veterinario, luego de a ver realizado el diagnóstico previo.

También, existen champús o baños medicados, para tratar la dermatitis atópica en perros, estos son fundamentales, debido a sus propiedades hidratantes, que ayudan a prevenir y disminuir la hinchazón el piel  del can, por lo general estos champús tienen en su componente aloe vera, que es un desinflamatorio natural, este producto puede ser utilizado como tratamiento complementario o remedio casero, para controlar la dermatitis.

Consecuencias de la Dermatitis Atópica en Perros

  • Una de la consecuencia negativa de esta enfermedad, es que NO tiene cura, pero que con el tratamiento y los cuidados correspondientes puede ser controlada, lo que facilita la calidad de vida del perro.
  • Hay que evitar sobre manera la exposición del perro a los agentes alérgenos que le causan la alergia.
  • Una consecuencia, si se puede decir favorable es que es una enfermedad que no es contagiosa, es decir, no se trasmite de perros a perros, ni de perros a humanos, esto a su característica genética.

Conclusiones

Las enfermedades como la dermatitis atópica en perros, suelen ser muy incomodas para el can, puesto que, producen mucha picazón y ardor producto de la inflamación de la piel; en el caso de perros cachorros y jóvenes su reacción a los síntomas es más pronunciado, debido a su corta edad y falta de experiencia.

Es importante, destacar el diagnóstico oportuno de la enfermedad por parte de un veterinario, para  así abordarla con tiempo un tratamiento efectivo y eficaz. El hecho de que sea una enfermedad que no tiene cura, no significa que es una enfermedad peligrosa, tomando las medidas y precaución necesaria se puede garantizar la salud y el bienestar pleno del can.

☟☟ES NECESARIO QUE LEAS TAMBIÉN☟☟

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba