➤ Diagnóstico de la Leishmaniasis en Perros | Cómo Se Logra

Las leishmaniasis es una infección parasitaria causada por protozoos del género Leishmania. Hay dos formas de leishmaniasis relacionadas con el agente causal, que incluyen: las formas visceral y cutánea. Los perros son considerados el reservorio principal y las características clínicas varían ampliamente. Esta es una condición seria por lo que es importante saber todo acerca del diagnóstico de la leishmaniasis en perros.

☟☟ES NECESARIO QUE LEAS TAMBIÉN☟☟

Diagnóstico de la leishmaniasis en perros

Diagnóstico de la Leishmaniasis en PerrosEl diagnóstico de la leishmaniasis en perros se basa en herramientas no específicas (signos clínicos y hallazgos clínicos de laboratorio) y herramientas específicas (parasitología, serología y técnicas moleculares más recientes).

Como dueños es importante que sepamos de qué manera el especialista analiza cada uno de estos elementos para alcanzar un diagnóstico correcto. Esto es importante sobre todo en condiciones que pueden ser graves como la leishmaniasis.

1. Signos clínicos

El diagnóstico de la leishmaniasis en perros puede ser difícil. Los signos son variables y pueden imitar otras enfermedades. La infección concomitante (es decir, ehrlichiosis, demodicosis) puede complicar el diagnóstico. Los signos que se observan comúnmente son los siguientes:

2. Hallazgos clínicos de laboratorio

Entre los hallazgos de laboratorio, la evaluación de las proteínas séricas por electroforesis debe considerarse como un medio muy útil para orientar el diagnóstico y controlar el curso de la enfermedad. El orden de prevalencia de los resultados de laboratorio son los siguientes:

  1. Hiperproteinemia
  2. Hipergammaglobulinemia
  3. Anemia hiporregenerativa
  4. Leucocitosis
  5. Trombocitopenia
  6. Azotemia
  7. Proteinuria

3. Técnicas parasitológicas

La observación directa del parásito tiene una buena especificidad para el diagnóstico de la leishmaniasis en perros (100%) pero una sensibilidad muy baja (60%).

  • Microscopía: los amastigotes de Leishmania se pueden observar en frotis obtenidos por aspiración con aguja fina de ganglios linfáticos o de médula ósea (mejor). También se pueden identificar, en impresión o biopsias de lesiones cutáneas o nódulos. Los frotis citológicos se tiñen con May -Gruenewald -Giemsa.
  • Cultivos: los organismos pueden cultivarse a partir de tejidos infectados. Las culturas no se usan rutinariamente en la práctica. Son mucho tiempo para realizar y deben ser realizados por laboratorios especializados.

4. Pruebas serológicas

diagnóstico de la leishmaniasis en perrosLa detección de anticuerpos circulantes antileishmaniales es una herramienta esencial para el diagnóstico de la leishmaniasis canina. Se han desarrollado varias pruebas: prueba de anticuerpos inmunofluorescentes indirectos (IFAT), prueba de fijación del complemento (CFT), prueba de inmunoabsorción ligada a enzimas (ELISA), prueba de aglutinación directa (DAT), prueba de látex, transferencia de Westen (WB). El último (WB) es el más sensible pero requiere laboratorios muy bien equipados.

☟☟ES NECESARIO QUE LEAS TAMBIÉN☟☟

IFAT se considera la técnica más utilizada. Un resultado positivo solo puede interpretarse como evidencia de un contacto previo con el agente infeccioso. Sin embargo, evaluar los títulos serológicos cada 6 meses es un medio valioso para monitorear los casos de CanL. Los kits comerciales de inmunocromatografía ahora están disponibles para profesionales. Tienen sensibilidad variable.

5. Técnicas biológicas moleculares

El ADN leishmanial puede amplificarse y detectarse en tejidos o medios líquidos mediante la reacción en cadena de la polimerasa. Esta técnica desarrollada recientemente se usa cada vez más en la actualidad. La técnica se considera muy específica y sensible. Se ha mejorado mediante el desarrollo de la técnica de RCP anidada. Permite la detección de la infección incluso en muchos perros clínicamente sanos. En consecuencia, es muy útil evaluar el estado de los portadores asintomáticos.

Diagnóstico Diferencial

diagnóstico de la leishmaniasis en perrosLa leishmaniasis canina puede confundirse con muchas otras enfermedades, como demodicosis, sarna, pénfigo foliáceo, lupus eritematoso, erliquiosis, linfoma, glomerulonefritis y poliartritis. El diagnóstico diferencial se complica por la alta tasa de infecciones concomitantes en áreas endémicas (se informa que la demodicosis, la dermatofitosis, la ehrlichiosis, la hepatozoonosis, la sarna sarcóptica y la filariasis a veces son concomitantes)

Cómo hacer un diagnóstico de la leishmaniasis en perros en la práctica: los datos clínicos, los antecedentes (datos epidemiológicos), los resultados de hematología no específica (no olvide la electroforesis de proteínas) son buenas herramientas para facilitar un diagnóstico presuntivo. IFAT y, si está disponible, PCR o WB deberían ser las técnicas preferidas para confirmar el diagnóstico.

Conclusión

Los avances recientes en técnicas de diagnóstico, medidas de control y terapia han cambiado el enfoque de la leishmaniasis en perros. Todavía se necesita mejorar el tratamiento para poder eliminar el parásito del huésped canino. La enfermedad sigue siendo con demasiada frecuencia un problema frustrante para el profesional y un peligro para la salud pública.

☟☟ES NECESARIO QUE LEAS TAMBIÉN☟☟

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba