➤ Cómo Se Hace El Diagnóstico De La Pioderma En Los Perros

La pioderma es la condición número uno por la que las personas llevan a sus mascotas al veterinario, es una condición increíblemente común entre gatos y perros. Curiosamente, hay una población de bacterias “buenas” que siempre existe en la piel sana de los caninos.

☟☟ES NECESARIO QUE LEAS TAMBIÉN☟☟

Sin embargo, ciertos factores desencadenantes pueden hacer que esta población alcance niveles poco saludables, lo que lleva a la infección. En vista de que las causas pueden ser muy diversas, es de suma importancia saber el diagnóstico de la pioderma en los perros para poder descifrar la verdadera razón de la aparición. Sigue leyendo para conocer cómo se hace.

Cómo se hace el diagnóstico de la pioderma en los perros
Cómo se hace el diagnóstico de la pioderma en los perros

 

Diagnóstico de la pioderma en perros

Si sospechas que tu perro tiene pioderma, hay varias pruebas que el veterinario puede realizar para probar tu teoría. Un análisis correcto es la clave para elaborar el plan de tratamiento más efectivo. Estas son algunas de las pruebas más comunes para hacer el diagnóstico de la pioderma en los perros:

1. Raspado de piel o preparación de cinta

Puedes recolectar muestras de piel para analizarlas fácilmente en casa. Simplemente coloca una tira de cinta adhesiva suavemente contra la piel de tu perro para recolectar células infectadas. También puedes raspar ligeramente la superficie del área afectada y recoger la muestra en una pequeña bolsa de plástico. El raspado de la piel es un método más efectivo si sospechas que los ácaros también están en juego.

Si no estás muy entusiasmado con la idea de recolectar muestras de la piel infectada, no te preocupes, pueden hacerlo por ti en la oficina del veterinario. Una vez que se recolecten las muestras, el especialista examinará la mismas bajo un microscopio. Las bacterias, las células inflamatorias, la levadura, los parásitos y otras irregularidades se pueden determinar cuando se prueban correctamente.

2. Cultivo bacteriano o fúngico

Determinar si una infección es bacteriana o fúngica puede ser complicado, pero es completamente necesario para determinar el tratamiento adecuado. Las infecciones por hongos, como la tiña, se pueden analizar a partir del cabello arrancado del área infectada. Las infecciones bacterianas, como la pioderma, simplemente requieren un hisopo de células de la piel infectada. Muchos veterinarios usarán los resultados de la prueba para decidir qué antibiótico es el más apropiado para el tratamiento.

3. Biopsia y análisis de sangre

Si los métodos anteriores no proporcionan resultados concluyentes, se puede requerir un enfoque un poco más invasivo. Una muestra de sangre puede arrojar luz sobre cualquier problema interno que pueda estar alimentando la infección dérmica. Por ejemplo, la enfermedad de la tiroides puede causar problemas residuales en la piel. Además, tu veterinario puede requerir una muestra de biopsia. Esto a menudo requiere que tu perro esté sedado, para que se pueda extirpar quirúrgicamente un pequeño trozo de piel para la prueba.

☟☟ES NECESARIO QUE LEAS TAMBIÉN☟☟

4. Prueba de alergia

Las alergias pueden ser una causa de infecciones de la piel. Si este es el caso, determinar a qué es alérgico tu perro y erradicarlo, es un camino simple hacia la recuperación. Afortunadamente, ciertas pruebas de sangre y piel pueden identificar qué alérgenos están afectando negativamente a tu perro. La sensibilidad generalmente se prueba mediante:

    • Difusión de agar y proceso de disco (es decir, Kirby Bauer, que puede ser más indicativo de concentraciones de antibióticos tópicos alcanzables en infecciones superficiales, como otitis).
    • Técnica de difusión de caldo, que resulta en la determinación de la concentración inhibitoria media (MIC).

La susceptibilidad o resistencia a los antimicrobianos se determina comparando el valor MIC medido con los puntos de corte previamente establecidos que tienen en cuenta la actividad in vitro del fármaco, las concentraciones de fármaco alcanzables y sostenibles en el huésped, la farmacocinética del fármaco y la toxicidad del mismo.

Recomendaciones

Se recomienda el cultivo y la sensibilidad de las lesiones cutáneas asociadas con la pioderma:

  • Si no hay respuesta clínica y las bacterias persisten citológicamente a pesar del tratamiento antibiótico empírico (especialmente si un paciente con pioderma recurrente ha sido tratado con múltiples antibióticos) o si hay antecedentes de infecciones resistentes, múltiples medicamentos o meticilina.
  • Si se encuentran principalmente bacterias en forma de bastón en la citología de las lesiones.
  • En casos de pioderma profunda.

¿Cómo se obtiene el cultivo?

El cultivo para realizar el diagnóstico de la pioderma en los perros se puede obtener con una cultura estéril a través de:

  • Limpiar el contenido de una pústula recién rota.
  • Limpiar restos o exudado debajo de una corteza intacta o debajo del borde de un collarín epidérmico.
  • Obtención de una biopsia por punción de 4 a 6 mm de una pápula o pústula para cultivo de tejido aeróbico macerado (la muestra de biopsia se coloca en un tubo superior rojo con solución salina estéril de 0,25 ml).

Debido a que la lidocaína tiene actividad antibacteriana, las biopsias para cultivo deberían recogerse idealmente bajo sedación o anestesia general.

Razas propensas a contraer pioderma

La pioderma puede afectar a todas las razas de perros. Sin embargo, hay algunas razas que son física o genéticamente más susceptibles a contraerla. Por ejemplo, cocker spaniels, pitbulls y mezclas de pitbull estadounidenses. Además, se reproduce con pliegues de piel como bulldogs franceses, Boston terriers y shar-peis.

El diagnóstico de la pioderma en los perros se puede realizar de distintas maneras, raspado de piel, cultivo bacteriano y examen de sangre son algunos de los métodos más comunes. Todo va a depender de cómo estén los síntomas de la mascota. El veterinario decidirá cuál es la mejor manera de conseguir un diagnóstico certero e indicar el tratamiento correcto. Es necesario que consultes con un especialista lo más pronto posible (si no quieres que la piel de tu perrito se desprenda por todos lados en un futuro muy cercano). Si dejas avanzar mucho la enfermedad, será un dolor grande para él y una preocupación seria para ti.

☟☟ES NECESARIO QUE LEAS TAMBIÉN☟☟

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba