➤ ¿Cómo se Hace el Diagnóstico de los Piojos en los perros?

Los piojos son pequeños insectos microscópicos que viven en la superficie del cuerpo de muchos animales domésticos y salvajes. La mayoría de las especies no chupan sangre, pero pueden causar daños y molestias considerables. Esto hace que sea importante conocer cómo se hace el diagnóstico de los piojos en los perros.

☟☟ES NECESARIO QUE LEAS TAMBIÉN☟☟

Los piojos pueden molestar a los perros como lo hacen con los humanos. La buena noticia es que las especies de piojos de perros también son bastante específicas de la especie. En consecuencia, no hay riesgo de que se transmitan a los humanos o a otras mascotas, aunque algunas especies también pueden infectar cánidos o felinos salvajes (por ejemplo, lobos, zorros, coyotes, etc.).

Biología de los piojos en perros

Todas las especies de piojos son insectos sin alas muy pequeños, generalmente no más grandes que 3 mm. A diferencia de los ácaros, los piojos son visibles a simple vista. Sin embargo, al ser tan pequeños, pueden parecer suciedad y no “insectos” vivos.

Con frecuencia, el pelaje debe inspeccionarse profundamente, hasta la piel para encontrarlos. Los huevos de piojo, llamados liendres, son blanquecinos, de aproximadamente 1 mm de largo y están pegados a pelos individuales.

Si un perro presenta una fuerte picazón y un rascado intenso se debe inspeccionar su pelaje. Si encuentras pequeñas manchas de suciedad blanquecina en los pelos o suciedad más oscura en otros lugares, tal suciedad puede ser piojos. Esta es una de las mejores maneras de hacer el diagnóstico de los piojos en los perros.

Los piojos viven en la superficie de sus huéspedes, es decir, en su pelaje, más o menos cerca de la piel. Pasan toda su vida en el huésped, es decir, son parásitos obligados que no pueden sobrevivir sin el huésped y no tienen etapas de desarrollo que sucedan en el medio ambiente como pulgas y garrapatas. Si los piojos se caen del huésped, no sobrevivirán más de unos pocos días.

Ciclo de vida de los piojos en perros

Diagnóstico de los Piojos en los perrosLos piojos tienen una metamorfosis incompleta (es decir, son hemimetabólicos): las larvas y las ninfas son morfológicamente similares a los adultos, pero más pequeñas.

Su ciclo de vida tarda aproximadamente 1 mes en completarse. Las hembras pegan sus huevos individualmente a los pelos del huésped. Pueden producir hasta varios cientos de huevos durante su vida. La vida útil de los adultos es de 2-3 meses, dependiendo de la especie y las condiciones ambientales.

Los piojos chupadores de sangre pertenecen al grupo llamado Anoplura. Pueden moverse con el abrigo de pelo de su anfitrión buscando un buen lugar para morder.

☟☟ES NECESARIO QUE LEAS TAMBIÉN☟☟

Los piojos masticadores no chupan sangre y pertenece al grupo llamado Mallophaga. Se alimentan de escamas o desechos de la piel, o de fluidos corporales que salen de pequeñas heridas que pueden producir con sus piezas bucales. Son bastante estáticos y generalmente no se mueven alrededor del pelo, sino que permanecen cerca de la base de los pelos.

Transmisión

La transmisión de piojos de perros de un huésped a otro es por contacto (típicamente de la madre a la camada). No se transmiten a través de vectores como moscas, mosquitos, etc, ni saltan de un huésped a otro como pueden hacerlo las pulgas. Y ellos no esperan que se encuentren en el ambiente para encontrar un huésped, como pueden hacer las garrapatas.

Esto significa que son menos infecciosas que las pulgas o las garrapatas. Los piojos pueden transmitir algunas enfermedades entre perros, pero no de mascotas a humanos o ganado. Las infestaciones de piojos tienden a ser más frecuentes en la estación fría, como en el ganado.

Diagnóstico de los piojos en los perros

El diagnóstico de los piojos en los perros está relacionado generalmente con lo que se puede ver. La mascota puede presentar picazón, inquietud, pérdida de piel u otros síntomas como un signo inicial de una posible infestación de piojos. El dueño o peluquero puede ver piojos adultos en la piel o los huevos de piojos, “liendres”, en el pelaje de la mascota.

Los piojos adultos pueden tener una longitud de 1-2.5 mm y verse como manchas de suciedad en la piel. Las liendres se parecen más a gránulos de arena blanca pegados a lo largo del tallo del cabello. Los piojos pueden ser difíciles de notar hasta que se haya desarrollado una infestación completa.

El veterinario hace el diagnóstico de los piojos en los perros examinando una muestra de piel o raspando la piel en busca de liendres y piojos adultos bajo el microscopio. Los piojos masticadores se identifican por sus grandes piezas bucales utilizadas para masticar y agarrar el pelaje. Los piojos chupadores se identifican por sus partes bucales estrechas y sus garras ligeramente más desarrolladas.

Entonces el diagnóstico de los piojos en los perros se basa en los síntomas clínicos informados y la identificación visual de piojos o liendres. La mayoría de los piojos en una infestación se encontrarán debajo de pelaje aglomerado o enmarañado o en la cabeza, el cuello, los hombros, la ingle y la cola. Los piojos buscan humedad y a menudo se ubican cerca de las abrasiones de la piel o el ano.

☟☟ES NECESARIO QUE LEAS TAMBIÉN☟☟

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba