➤ Cómo se hace el diagnóstico del cáncer de piel en los perros

El diagnóstico del cáncer de piel en los perros es fundamental para detectar a tiempo la enfermedad y poder tratarla y mejorar el pronóstico de vida de nuestra mascota. El cáncer se trata de una patología a nivel celular.

☟☟ES NECESARIO QUE LEAS TAMBIÉN☟☟

Las células presentan un tiempo de vida determinada, se dañan y una vez que mueren son sustituidas por nuevas células. Cuando aparece este tipo de enfermedad, este proceso se fragmenta y las células dañadas y envejecidas, comienzan a dividirse sin ningún control.

En este sentido, este proceso desordenado de segmentación celular, tiene la capacidad de invadir otros tejidos. Cuando las células cancerosas se agrupan, y pueden generar la masa de tejido conocida como los tumores o bultos. De esta manera cualquier célula de un tejido determinado puede padecer este proceso.

Sin embargo en algunos casos resulta difícil de detectar sobre todo cuando los tumores crecen en el interior del cuerpo y no manifiestan una sintomatología clara. Por lo cual se aconseja visitar al veterinario con frecuencia por lo menos una vez al año, y hacer chequeos exhaustivos cuando ya el perro tiene ocho años de vida, ya que por lo general este tipo de afección se presenta en perros de mediana a avanzada edad.

Diagnóstico del cáncer de piel en los perros

Diagnóstico del cáncer de piel en los perros
Diagnóstico del cáncer de piel en los perros

Esta enfermedad es una de las enfermedades cutáneas más comunes, donde las lesiones pueden aparecer a manera de excrecencias, quistes, masas pedunculadas o protuberancias anormales.

Estas lesiones pueden ser llamadas de diferentes maneras: Papiloma, lipoma, hemangioma, entre otros. Se caracterizan por su rápido desarrollo, vinculado con la presencia de tumores benignos y con la tendencia a generar metástasis, que es una de las propiedades de los tumores malignos.

En la actualidad los perros tienen más años de vida, por lo cual se han hecho más frecuentes los casos de cáncer de piel, el cual es uno de los más comunes. En segundo lugar encontramos el cáncer de mamas en las perras, que comienza con la matitis.

Dentro de los tumores de piel, el más común dentro de los malignos es el mastocitoma, el cual perjudica las células llamadas mastocitos. Cuando se manifiestan estos tumores benignos, se pueden visualizar los lipomas, que poseen tejido graso.

Este tipo de tumor, se puede presentar a cualquier edad, pero es más habitual en los perros de mediana edad o edad avanzada. En cuanto a las razas más susceptibles encontramos al Bóxer, Bulldog, los Labradores, Carlino, y Weimaraner, a pesar de que este tipo de cáncer de piel puede presentarse en cualquier raza.

En el mayor de los casos los tumores se presentan en la piel y se pueden detectar porque son bultos o masas que sobresalen y que la podemos sentir al tacto. Pero existen tumores que generan síntomas que son poco específicos como:

  • Disminución del apetito,
  • Adelgazamiento
  • letargia
  • Náuseas
  • Cambios en el comportamiento
  • Diarreas
  • Problemas respiratorios
  • Hematuria
  • Olores inusuales
  • Alopecia
  • Palidez de encías.

Cuando se detecta el tumor, se debe determinar si su carácter es benigno o maligno y qué tipo de tumor es, ya que se debe elegir el tratamiento más adecuado que ayude a mejorar el pronóstico. Es de suma importancia proporcionar un tratamiento con inmediatez para aumentar las posibilidades de vida de nuestra mascota.

☟☟ES NECESARIO QUE LEAS TAMBIÉN☟☟

Después de hacer una exploración global, el veterinario puede notar los signos para corroborar o no si se trata de un tumor maligno. Para realizar el diagnóstico acertado, se consideran los siguientes métodos:

1.- Análisis sanguíneo

A través de este tipo de análisis se puede apreciar los cambios sospechosos de esta enfermedad, como la hipercalcemia que se refiere al incremento en los niveles de calcio o anemia que es la reducción del número de glóbulos rojos.

2.- Técnicas de diagnóstico por imagen

Para realizar un diagnóstico del cáncer de piel en los perros, existen diferentes técnicas de diagnóstico por imagen, en el cual se pueden detectar masas en la parte interna del cuerpo de un tumor y además pueden resultar muy útiles para proyectar un tratamiento adecuado.

3.- Rayos X y ecografías

Con este tipo de estudios se puede observar la metástasis de un calibre determinado a nivel pulmonar, un órgano que se ve afectado por lo general. En cuanto a la ecografía, resulta ser de mucha utilidad para hallar alguna anormalidad en los tejidos orgánicos, sobre todo en el corazón y en la cavidad abdominal.

En ciertas ocasiones, para poder visualizar una masa o bulto con mayor dilucidación, se debe optar por técnicas como la resonancia magnética nuclear (RMN) o la tomografía axial computadorizada (TAC). Éstas necesitan de la anestesia para  inmovilizar al animal.

4.- Citología del tejido

Para realizar un diagnóstico del cáncer de piel de forma definitiva, se puede optar por la citología del tejido donde se estudie el tipo de células que lo conforman. Para esto, se puede realizar este método, en el cual se toma una pequeña muestra con una aguja, de la masa a analizar. Se puede requerir el uso de la anestesia general o local. Esta muestra de la masa se tiñe y se visualiza en el microscopio.

Por lo general, este tipo de método nos proporciona una aproximación a la clase de tumor que sufre el perro y si tiene un carácter benigno o maligno, y en algunos casos ofrece un diagnóstico definitivo, pero en mayor de los  casos se necesita hacer una biopsia, pero el volumen de la muestra de la masa debe ser mayor, la cual es procesada en el laboratorio para hacer un estudio histológico de los tejidos que la conforman. Sin embargo, algunos de los tumores solo pueden ser estudiados con el uso de técnicas  de laboratorio más avanzadas.

En este sentido, es aconsejable que cuando el dueño  acaricia a su perro, esté atento a bultos, masas, ronchas, lesiones, entre otros indicios de cáncer que nos pueda alertar acerca de la salud de nuestra mascota. Por lo cual si detectamos algo anormal, se debe llevar al animal al veterinario.

En la actualidad, la oncología veterinaria ha avanzado mucho en los últimos años y ya se están ofreciendo diferentes tratamientos de quimioterapia, a pesar de que estos se usan para tumores que se han dilatado por el cuerpo del animal. De igual manera, existen terapias alternativas para tratar el cáncer de piel en los perros, tal como la homeopatía, que se basa en remedios a base de ingredientes naturales.

☟☟ES NECESARIO QUE LEAS TAMBIÉN☟☟

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba