➤ Diferencia Entre Convulsiones Y Epilepsia En Perros

Seguramente has escuchado hablar muchas veces acerca de la epilepsia y también sobre las convulsiones, pero ¿será que son lo mismo? Aquí te mostramos cuál es la diferencia entre convulsiones y epilepsia en perros. Estos dos términos se relacionan en muchos sentidos y algunas veces son usados para expresar lo mismo. Sin embargo, se trata de dos expresiones diferentes.

☟☟ES NECESARIO QUE LEAS TAMBIÉN☟☟

Diferencia entre convulsiones y epilepsia en perros

Diferencia entre convulsiones y epilepsia en perros
Diferencia entre convulsiones y epilepsia en perros

Los términos convulsiones y epilepsia son muy utilizados como sinónimos, de hecho, cuando pensamos en epilepsia, el cerebro directamente nos lleva a la ocurrencia de convulsiones. Sin embargo, esta es una mala utilización de los términos. La diferencia entre convulsiones y epilepsia en perros es muy fácil de ver, lo que sucede es que estamos acostumbrados a relacionarlos directamente con lo mismo y en cierto modo lo es. A continuación te explicaremos por qué lo estamos diciendo.

La diferencia entre convulsiones y epilepsia en perros radica en que la epilepsia es una enfermedad que ocasiona convulsiones, más las convulsiones no necesariamente se deben a una epilepsia. Es decir, las convulsiones son la consecuencia de la epilepsia y por ende la epilepsia es un causante de las convulsiones. De hecho, cuando un perro tiene convulsiones por una u otra razón no se considera epilepsia hasta que los ataques son considerablemente repetidos.

Cuando los ataques epilépticos (convulsiones) se repiten con mucha frecuencia e intensidad, puede causar daños graves al cerebro de la mascota, y esto puede ocasionar que la misma sufra después de una epilepsia por la cual tenga que estar medicado por toda su vida. Un perro con epilepsia es más vulnerable a las situaciones de descuido, por lo cual necesita mucha atención para poder disfrutar de su vida habitual.

Las convulsiones en perros no son infrecuentes y tienen una variedad de causas. En muchos casos, serán únicas y no tendrán un impacto duradero a largo plazo. Pero siempre se debe buscar atención veterinaria se sospecha que una mascota ha tenido un ataque. Los perros más jóvenes que han tenido más de una convulsión podrían estar sufriendo de epilepsia.

De la misma manera que lo hacen en las personas con esta condición, los medicamentos pueden controlar los síntomas en los perros. La mayoría de las mascotas epilépticas pueden continuar llevando una vida plena y feliz. Sin embargo, si no se trata, los ataques a menudo se vuelven más severos y frecuentes.

¿Qué es la epilepsia canina?

Al igual que en los humanos, la epilepsia en los perros es un trastorno cerebral que hace que la mascota tenga ataques repentinos. Puede ser provocado por traumas en la cabeza o tumores cerebrales, pero a menudo no existe una causa obvia para la afección. En este caso, se clasifica como epilepsia idiopática, que a menudo se puede vincular con la genética. Se cree que la epilepsia afecta aproximadamente a cuatro de cada 100 perros, y generalmente comienza en los que tienen entre uno y cinco años de edad.

¿Qué sucede durante y después de una convulsión?

Durante las convulsiones, los perros se ven aturdidos e inestables, pero a menudo colapsan sobre sus costados y hacen movimientos bruscos con las patas, o pueden ponerse rígidos. Pueden hacer espuma en la boca y ocasionalmente pierden el control de su vejiga o intestino. Durante este tiempo estarán inconscientes y no responderán a usted. La mayoría de las convulsiones duran entre uno y tres minutos. Aunque es un momento muy estresante, es realmente útil para su veterinario si puedes filmar a tu mascota con tu teléfono durante un episodio para que puedan comprender mejor lo que está sucediendo.

Si bien los desencadenantes a menudo pueden ser impredecibles, los ataques epilépticos normalmente ocurren mientras tu perro está relajado y rara vez están relacionados con el ejercicio. Posteriormente, los perros pueden comportarse de diferentes maneras; mientras que algunos volverán a ponerse de pie y continuarán normalmente de inmediato, otros pueden permanecer aturdidos hasta 24 horas después, aunque, un período tan largo es raro.

¿Qué debo hacer cuando mi perro tiene una convulsión?

Cuando tu perro está sufriendo un ataque, es importante mantener la calma y recordar que tu mascota no tiene dolor, ya que estará inconsciente. Asegúrate de que tu perro no esté en una posición que pueda ponerlo en peligro, como en la parte superior de las escaleras, y trata de asegurarte de que el área esté despejada a su alrededor. Pero por lo demás, es importante no moverlos.

Nunca coloques la mano dentro de su boca: los perros no pueden tragarse la lengua durante los ataques, y puedes correr el riesgo de que tu mascota te muerda involuntariamente. Los perros ocasionalmente pueden morderse la lengua durante una convulsión, pero otras lesiones son poco probables. Ponte en contacto con tu veterinario de inmediato para obtener asesoramiento.

¿Cuáles son los impactos a largo plazo de una convulsión?

Si tu mascota ha tenido un ataque prolongado o muchas convulsiones en un corto espacio de tiempo, existe una mayor probabilidad de que pueda sufrir daño cerebral. También existe el riesgo de que la temperatura corporal aumente y cause daño a otros órganos si la convulsión dura mucho tiempo. Muy raramente, las mascotas quedarán en coma en los casos más extremos. Un diagnóstico y tratamiento tempranos para prevenir las convulsiones ayudarán a limitar los impactos a largo plazo.

☟☟ES NECESARIO QUE LEAS TAMBIÉN☟☟

Cuidar a un perro epiléptico

La epilepsia canina rara vez se puede curar. Pero una vez que se haya ajustado el medicamento recetado por el veterinario, lo que puede llevar semanas, normalmente al menos reducirá la cantidad de convulsiones y, a veces, las evitará por completo, lo que les permitirá disfrutar de la vida sin ningún problema. Hay una variedad de tratamientos disponibles.

Es vital que sigas las instrucciones de tu veterinario y le des el medicamento todos los días a intervalos regulares. Si el medicamento recetado no previene los ataques por completo, es una buena idea llevar un registro y filmar cualquier ataque o período de mala salud que haya tenido tu mascota para que su veterinario tenga una imagen más informada de su condición.

La medicación puede tener efectos secundarios, incluido el aumento de peso, y es importante asegurarse de que la mascota mantenga un peso saludable. Los perros que han experimentado convulsiones antes, pueden sentirse un poco extraños cuando se acerca una convulsión y comportarse de una manera inusual, signos que con suerte llegarás a reconocer.

¿Qué otras causas hay para las convulsiones en los perros?

Hay muchas otras razones para las convulsiones en perros además de la epilepsia: incluyen enfermedades en los órganos, anemia, accidentes cerebrovasculares, presión arterial alta o baja. El consumo de sustancias venenosas, como plantas peligrosas, también puede provocar ataques, así como los golpes de calor. Esto nos dice que hay una notable diferencia entre convulsiones y epilepsia en perros.

Tipos de epilepsia

La epilepsia es un término general utilizado para describir los trastornos cerebrales que se caracterizan por convulsiones recurrentes. Hay varios tipos diferentes de epilepsia que pueden afectar a los perros, por lo que ayuda a comprender el vocabulario diferente asociado con cada uno.

La epilepsia idiopática describe una forma de epilepsia que no tiene una causa subyacente identificable. Sin embargo, la misma a menudo se caracteriza por lesiones cerebrales estructurales y se encuentra con mayor frecuencia en perros machos. Si no se trata, las convulsiones pueden volverse más graves y frecuentes.

La epilepsia sintomática se usa para describir la epilepsia primaria que resulta en lesiones estructurales o daño a la estructura del cerebro. Probablemente, la epilepsia sintomática se usa para describir la sospecha de epilepsia sintomática, donde un perro tiene convulsiones recurrentes, pero donde no hay lesiones o daño cerebral aparente.

La convulsión en racimo describe cualquier situación en la que un animal tiene más de una convulsión en períodos consecutivos de 24 horas. Los perros con epilepsia establecida pueden tener convulsiones en racimo a intervalos regulares de una a cuatro semanas. Esto es particularmente evidente en perros de raza grande.

El estado epiléptico implica convulsiones constantes, o actividad que involucra breves períodos donde hay inactividad, pero no un alivio completo de la actividad convulsiva.

Como pudimos notar, la diferencia entre convulsiones y epilepsia en perros se puede encontrar simplemente analizando la definición de los dos términos. La epilepsia es una enfermedad que ocasiona que los animales y los humanos tengan movimientos involuntarios en el cuerpo y las convulsiones son esos ataques inconscientes, por lo cual se trata de dos términos que se relacionan, pero no son lo mismo.

☟☟ES NECESARIO QUE LEAS TAMBIÉN☟☟

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba