➤ Efectos Secundarios De La Vacuna Contra El Parvovirus En Los Perros

La vacunación es esencial para que nuestras mascotas estén protegidas de las enfermedades, sin embargo, como en el caso de todos los fármacos, las vacunas también pueden causar reacciones adversas. Aquí te mostraremos cuales son los efectos secundarios de la vacuna contra el parvovirus en los perros, a fin de que estés informado para que sepas como actuar si tu mascota los presenta.

☟☟ES NECESARIO QUE LEAS TAMBIÉN☟☟

Efectos secundarios de la vacuna contra el parvovirus en perros

Efectos secundarios de la vacuna contra el parvovirus en los perros
Efectos secundarios de la vacuna contra el parvovirus en los perros

Según la Asociación Americana de Medicina Veterinaria, los más comunes efectos secundarios de la vacuna contra el parvovirus en perros pueden incluir:

  • Molestias en el sitio donde se colocó la vacuna
  • Hinchazón local en el lugar donde fue puesta la vacuna.
  • Fiebre leve
  • Disminución del apetito y la actividad.
  • Estornudos
  • Tos leve
  • “Nariz mocosa”
  • Otros signos respiratorios (2-5 días después de la vacuna).

Los más graves efectos secundarios de la vacuna contra el parvovirus:

  • Vómitos o diarrea persistentes
  • Picazón en la piel que puede parecer irregular (“urticaria”)
  • Hinchazón del hocico y alrededor de la cara, el cuello o los ojos.
  • Tos severa o dificultad para respirar
  • Colapso

Nota: estos efectos requieren atención veterinaria inmediata.

Riesgos de la vacuna contra el parvovirus en perros

Es difícil determinar la tasa de reacciones adversas que causan las vacunas. Eso es porque rara vez se informa a los veterinarios y fabricantes. La mayoría de los casos adversos que se escuchan, son casos extremos. Estos incluyen cachorros que desarrollan urticaria o hidrocefalia dentro de las 24 horas.

Pero pocas personas reconocen las enfermedades crónicas que crean las vacunas. Las enfermedades crónicas pueden tardar días, semanas, meses o años en desarrollarse después de la vacunación. Revisemos con más detalle algunas de las preocupaciones de seguridad con la vacuna parvovirus:

1. El riesgo de exposición a toxinas

Cuando vacunas a tu cachorro, los anticuerpos maternos a menudo bloquean la vacuna. El sistema inmunitario que tu cachorro obtiene de su madre responde como lo haría a un virus real. Entonces los veterinarios repiten las vacunas, esperando que los anticuerpos maternos desaparezcan para que la misma pueda funcionar. Pero hay algo que los anticuerpos maternos no pueden hacer; no pueden proteger a tu cachorro contra la sopa química de los adyuvantes en las vacunas. Estos productos químicos pueden incluir:

  • Mercurio
  • Aluminio
  • Formaldehído
  • Proteínas extrañas
  • Posibles retrovirus

Entonces, al darle a tu cachorro una serie de vacunas, le inyectas más y más toxinas. Esto debilita su sistema inmunológico y aumenta su riesgo de enfermedad más adelante. El propósito de las toxinas en las vacunas, es estimular una respuesta inmune exagerada. Esto ayuda al cuerpo a responder a la pequeña cantidad de virus en la vacuna. Desafortunadamente, esta reacción aumentada también puede causar enfermedades crónicas, incluidos problemas autoinmunes.

☟☟ES NECESARIO QUE LEAS TAMBIÉN☟☟

2. Un riesgo de enfermedad autoinmune

Los estudios de Purdue (en la década de 1990) revelaron cómo la vacunación puede causar enfermedades crónicas. Aunque fueron etiquetados como no concluyentes en ese momento, proporcionaron información importante. Descubrieron que los perros vacunados desarrollan autoanticuerpos para muchos de sus propios productos bioquímicos, que incluyen:

  • Fibronectina: juega un papel en la diferenciación entre tejidos y órganos.
  • Laminina: está en muchas actividades celulares. Estos incluyen la inteligencia, la proliferación y el movimiento de las células.
  • Cardiolipina: se encuentra con frecuencia en pacientes con lupus eritematoso y otras enfermedades autoinmunes. La cardiolipina también se asocia con pérdida fetal y afecciones neurológicas.
  • Colágeno: proporciona estructura a los huesos y tejidos blandos. Probablemente la razón por la cual muchos perros desarrollan problemas de movilidad poco después de la vacunación.
  • ADN: ¡Sí! Los perros vacunados pueden desarrollar autoanticuerpos contra su propio ADN. ¡Esto debería sonar como una alarma bastante seria!

3. Un enlace al cáncer

El grupo de trabajo sobre sarcoma felino asociado a la vacuna AVMA también inició varios estudios en la década de 1990. Querían averiguar por qué 160,000 gatos estadounidenses al año contraían cáncer terminal en sus sitios de vacuna. Estos estudios reconocieron que existe el cáncer inducido por la vacuna. Pero la Fuerza de Tarea decidió que el mejor plan era continuar vacunando.

El enfoque se centró en descubrir qué gatos tenían más probabilidades de morir. También sugirieron vacunar a los gatos en sus colas. Eso hace que sea fácil eliminar en el caso de que desarrollen cáncer a partir de las vacunas. Los perros no son inmunes a este riesgo. Journal of Veterinary Medicine compartió un estudio sobre cánceres inducidos por vacunas en perros. Este artículo también señaló que se encontraron cánceres en los sitios de inyección de vacunas.

4. Un riesgo para el corazón

El Dr. Larry Glickman, quien encabezó los estudios de Purdue, dijo: “Nuestros estudios en curso muestran que después de la vacunación de rutina, hay un aumento significativo en el nivel de anticuerpos que los perros producen contra sus propios tejidos”.

“Se ha demostrado que algunos de estos anticuerpos se dirigen a la glándula tiroides, el tejido conectivo, glóbulos rojos, ADN, entre otros.  Creo que las afecciones cardíacas podrían ser el resultado final de inmunizaciones repetidas por vacunas que contienen cultivo de tejidos contaminantes que causan una respuesta inmune progresiva dirigida al tejido conectivo en las válvulas del corazón”.

La enfermedad cardíaca de la que habla Glickman es la cardiomiopatía. La miocardiopatía en perros solía ser muy rara.  Pero, desde la pandemia de parvo de 1978, la miocardiopatía se ha vuelto más frecuente. Muchas razas la han experimentado. La vacunación es probablemente la causa de la mayoría de los casos de miocardiopatía.

Los efectos secundarios de la vacuna contra el parvovirus en perros pueden ser numerosos. Por esto, es importante que no vacunes a tu mascota con cualquier persona que diga que sabe vacunar, llévalo al veterinario para que el mismo lo haga. Recuerda que solo un profesional puede descifrar las causas reales de lo que puede estar sucediendo. ¡Tratar de ahorrarte algo de dinero puede costarle la vida a tu mascota!

☟☟ES NECESARIO QUE LEAS TAMBIÉN☟☟

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba