➤ Fisioterapia para la artrosis en los perros. Cómo ayudar al perro con artrosis

La fisioterapia para la artrosis en los perros se refiere a métodos preventivos o paliativos vinculados con los agentes térmicos (frío y calor), con la luz, las ondas sonoras y la electricidad. Éstos han resultado muy beneficiosos para contrarrestar los síntomas de este tipo de enfermedad como dolencias, cojera, inflamaciones, entre otros.

☟☟ES NECESARIO QUE LEAS TAMBIÉN☟☟

La artrosis en los perros se refiere a una enfermedad articular degenerativa que daña el cartílago. Esta patología por lo general se presenta debido al envejecimiento. Pero puede ser causada también por alguna anomalía articular tal como la displasia de cadera, o por traumatismos que provoquen una fractura.

Esta enfermedad es crónica y no tiene cura. Pero existen tratamientos alternativos como la fisioterapia que pueden detener o reducir su evolución. Además puede calmar las dolencias en nuestra mascota. Los veterinarios generalmente prescriben dos tipos de tratamientos que solo se usan para paliar el dolor: Los antiinflamatorios no esteroideos y los corticoides.

En este sentido, la fisioterapia para la artrosis en los perros es un tratamiento natural y alternativo que emplea diferentes metodologías para  regenerar los cartílagos, ofreciendo buenos resultados.

Fisioterapia para la artrosis en los perros

Fisioterapia para la artrosis en los perros

La artrosis es una enfermedad que puede afectar generalmente a las razas grandes. Pero, cualquier raza puede llegar a padecer esta enfermedad por diversas causas. Una de ellas en el envejecimiento, ya que se produce un desgaste de las articulaciones que le impiden a nuestro perro desplazarse con normalidad.

Sin embargo existen otras causas como golpes, torceduras, fracturas, entre otros. También pueden surgir a raíz de inflamaciones e infecciones, y si el perro sufre de sobrepeso u obesidad, esto le puede causar daños a las articulaciones y tejidos, empeorando cada vez más su condición. Por lo cual es importante cuidar la alimentación y proporcionarle los nutrientes y vitaminas que realmente necesita nuestra mascota.

☟☟ES NECESARIO QUE LEAS TAMBIÉN☟☟

No se han encontrado entradas.

No hay un solo tipo de tratamiento para tratar la artrosis, en nuestros perros, ya que hay que considerar que cada caso es particular y debe ser examinado por un veterinario formado en reeducación funcional, para así determinar qué ejercicios fisioterapéuticos son los correctos para él. Dentro de los cuales podemos encontrar los siguientes:

  • Crioterapia: Es cuando se aplica el frío contra el dolor y la inflamación. Para ello es necesario seguir las indicaciones del veterinario y usar los accesorios necesarios.
  • Termoterapia: Se refiere al uso del calor y de sus cualidades sedantes y además funciona como preparativo para el ejercicio.
  • Hidroterapia: Este tipo de fisioterapia para la artrosis en los perros es excelente, ya que la reducción del peso del perro sobre sus articulaciones debido a la flotabilidad en el agua y el efecto masajeador del agua beneficia el ejercicio, le proporciona fuerza muscular y facilita la actividad cardíaca. El veterinario puede emplear una cinta de caminar dentro del agua para hacer que el perro camine o nade sin generar traumatismo. Así que el ejercicio físico en el agua puede calmar el dolor y el anquilosamiento, además puede evitar la pérdida muscular.
  • Masajes: Estos pueden actuar como estimulante o relajante de acuerdo al tipo de masaje. La dan calor en la zona afectada para estimular la circulación sanguínea y el derrame de los tejidos. Además los dueños pueden aprender a hacer estos masajes con ayuda del veterinario, para realizárselos a diario en sesiones cortas en casa.
  • Kinesiterapia: Este ejercicio consiste en la estimulación a través de estiramientos, planchas, trampolín, ejercicios terapéuticos pasivos o activos de mecanoterapia o también con ejercicios de propiocepción.
  • Electroterapia: Éste se usa para luchar contra el dolor, ya que tiene un efecto analgésico. De igual forma se puede aplicar para incrementar la masa muscular.
  • Ultrasonografía: Este ejercicio hace uso de los ultrasonidos y tiene efectos masajeantes, de calentamiento y calmantes en las zonas insondables de los tejidos.
  • Láser: Tiene un intenso efecto antiinflamatorio, analgésico y antiedematoso.
  • Transmisiones de choque: Poseen un impacto desfibrosante sobre los tejidos.

Es importante destacar que todas las técnicas relacionadas a la fisioterapia para la artrosis en los perros se deben aplicar bajo supervisión de nuestro veterinario, ya sean atraumáticas e indoloras. Si nuestra mascota sufre de esta enfermedad es recomendable evitar las actividades físicas intensas, los saltos, las subidas y bajadas de escaleras y correr en suelos duros. Por el contrario se recomienda que el perro haga caminatas cortas y que nade porque es una buena forma de practicar la fisioterapia natural que fortalece los músculos y las articulaciones de nuestra mascota.

Propiedades de la fisioterapia

Cuando nuestro perro padece de una enfermedad como la artrosis, la fisioterapia es una alternativa muy factible para contrarrestar esta enfermedad degenerativa. Si se aplica este método, podríamos obtener los siguientes beneficios positivos:

  • Reduce el dolor, y en algunos casos puede reducir la ingesta de fármacos.
  • Conservar la flexibilidad articular
  • Recuperar la masa muscular
  • Ayuda al sistema nervioso y la vascularización de los tejidos
  • Mantiene al perro en su peso ideal
  • Mejora su actividad cardíaca y mantiene una buena condición física

Es importante atacar la enfermedad una vez diagnostiquen a nuestra mascota, donde apliquemos la fisioterapia como una alternativa que ayude a mejorar la condición del perro. Hay que tomar en cuenta que las lesiones que producen la artrosis a nivel óseo son inalterables, por este motivo se debe evitar su aparición.

¿Puede la fisioterapia prevenir la artrosis?

La fisioterapia para la artrosis en los puerros si puede prevenir este tipo de enfermedad, ya que fortalece las articulaciones. Pero para lograr mejores resultados podemos comenzar a realizar este método en el perro a partir de los 5 años, sobre todo si se trata de razas grandes. Cuando el caso se refiere a perros con displasia de cadera o con patologías osteoarticuares, debemos continuar con este tratamiento regularmente, una vez que el perro esté diagnosticado con esta patología. De igual forma, se debe tomar en cuenta que nunca es muy tarde para ayudar a nuestra mascota y la fisioterapia ayudará de manera significativa, ayudándolo a movilizarse mejor, disminuyendo su dolor y ofreciéndole un mejor nivel de vida.

 Recomendaciones

La artrosis es una enfermedad que afecta la condición de vida de nuestro perro. Por lo cual es importante combatir esta enfermedad lo antes posible. En la actualidad existen muchas alternativas, y una de ellas es la fisioterapia. Sin embargo se deben considerar las siguientes recomendaciones:

  • Primeramente se debe acudir al médico veterinario para que le dé el diagnóstico y tratamiento adecuado para la enfermedad.
  • Es importante que antes de aplicar la fisioterapia se consulte al veterinario
  • Se debe cuidar la alimentación de nuestra mascota
  • Evitar las actividades físicas intensas
  • Realizar el tratamiento de fisioterapia con constancia y disciplina para poder ver los resultados con prontitud.

☟☟ES NECESARIO QUE LEAS TAMBIÉN☟☟

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba