➤ Glucosamina para perros

La Glucosamina para perros es usada para calmar los problemas articulares y de cartílagos, los cuales aparecen generalmente cuando nuestra mascota es mayor, donde tienden a padecer de artritis o artrosis que son enfermedades degenerativas muy común en las razas grandes, como el pastor alemán y el gran danés o el pastor alemán.

☟☟ES NECESARIO QUE LEAS TAMBIÉN☟☟

En este sentido, al trascurrir el tiempo, los cartílagos de nuestro perro se van adelgazando cada vez más, haciéndose rígidos  y teniendo menos capacidad para ejecutar los movimientos. Lo cual causa muchas dolencias e imposibilidad motora. Nuestra mascota se siente adolorida y no desea jugar, correr ni levantarse. Por lo cual se puede entristecer y hacer que su vida sea pasiva.

Así que una vez que los cartílagos se degradan, la zona que los circunda se inflama y presiona las articulaciones, lo cual le genera mucha molestia. También hay que tomar en cuenta que cuando un cartílago se encuentra deteriorado es más proclive a una lesión peligrosa.

Glucosamina para perros

La Glucosamina se refiere a un misceláneo que se genera naturalmente en el organismo y que se encuentra en los cartílagos.  También podemos encontrarlo en el exoesqueleto de los crustáceos marinos como el mejillón, y en la pared de ciertos hongos. Está compuesto por el aminoácido conocido como la glutamina y glucosa, y actúa para alinear las células cartilaginosas.

Pero cuando por distintas razones, especialmente la edad, el perro sufre de artrosis o artritis, el veterinario debe prescribir un tratamiento de glucosamina para perros como un suplemento. En el mercado podemos encontrar diferentes tipos de glucosamina:

  • Sulfato de glucosamina: Éste se extirpa de las conchas de mariscos y posee azufre como elemento principal.
  • N-acetil glucosamina: Proviene de la glucosa y ayuda a generar líquido sinovial para engrasar las coyunturas.
  • Clorhidrato de glucosamina: Es procedente de diversas especies marinas y no contiene azufre.

En este sentido, la Glucosamina se puede hallar en algunos alimentos, por lo cual es necesario que nuestro perro tenga una nutrición balanceada y sana, para así garantizar su buen desarrollo y evitar problemas mayores en su vejez, que puedan afectar los huesos del animal y por ende su movilidad.

¿Para qué sirve?

La Glucosamina para perros es útil para mitigar las dolencias en las articulaciones, así como para resarcir los cartílagos, deshinchar ligamentos, las lesiones del disco espinal, la artritis, artrosis, combatir la displasia de cadera, entre otros.

La glucosamina para perros además tiene la capacidad de acelerar el proceso de recuperación luego de una cirugía de cualquier articulación, retarda el declive de los cartílagos y puede mejorar significativamente el sistema digestivo y también disminuye el síndrome de colon irritable.

En este sentido la Glucosamina es un suplemento nutricional muy eficaz y seguro, que frena el desarrollo acelerado de las enfermedades relacionadas con las articulaciones. Generalmente ésta se administra con condoitrina, y los resultados se pueden presentar, pero no a corto plazo, sino que el tratamiento con este medicamento requiere de un tiempo prolongado para que sus resultados sean notorios.

Estos suplementos de glucosamina y condoitrina mezcladas protegen las articulaciones y la cadera de los canes, y además permite controlar el desarrollo de la artritis y reduce el dolor.

¿ Cuáles son los síntomas de la artritis?

La artritis es una enfermedad en la cual se inflaman las articulaciones, debido a diferentes causas como golpes, , causas genéticas, pero con mayor frecuencia se presenta como enfermedad degenerativa en los perros de avanzada edad.  Se estima que uno de cada cinco perros puede padecer de esta enfermedad. Por lo cual si tu can es viejito, debes estar pendiente de los primeros signos de alerta para llevarlo al veterinario lo antes posible.

☟☟ES NECESARIO QUE LEAS TAMBIÉN☟☟

No se han encontrado entradas.

Dentro de los síntomas más frecuentes se presentan la rigidez articular, inmovilidad, torpeza, pérdida del apetito, hinchazón en las articulaciones y deformaciones en casos más graves.

De esta manera, el diagnóstico debe hacerlo un especialista veterinario, debido a que sus síntomas pueden deberse a otro tipo de afecciones o debido a la vejez natural de nuestra mascota. Pero no necesariamente es artritis. Por eso se le deben realizar estudios para determinar exactamente las causas de la aparición de ciertos síntomas, o si la artritis está en un grado avanzado, ya que el dolor excesivo le impide al  animal desarrollarse de manera normal. Por lo cual necesita de cuidados, de una medicación y tratamientos concretos. Así que se puede proporcionar un aporte extra de glucosamina, como lo son los complementos alimenticios.

Cabe destacar que una vez que el médico veterinario realice el chequeo general de nuestra mascota y dé el diagnóstico, debemos proporcionarle el tratamiento que prescriba y respetar la dosis correcta, para así garantizar su efectividad. Aunque la Glucosamina para perros se vende sin récipe, es importante no auto medicarlo, ya que podríamos empeorar la condición de nuestra mascota.

Presentaciones y dosis correcta del medicamento

La  Glucosamina para perros la podemos encontrar dentro del mercado en distintas presentaciones como polvos, tabletas y líquidos. Pero es el médico veterinario quien debe indicar cuál es el correcto de acuerdo a  la condición que presente el animal, ya que  si éste es muy viejo, y no puede masticar con facilidad, por eso la mejor opción en este caso, sería administrarle la presentación líquida a través de un jarabe de este medicamento.

Generalmente la glucosamina se puede administrar diariamente, una tableta cada 24 horas o se puede dividir en dos tomas cada 12 horas. La cantidad asignada va a depender de diferentes factores como la patología que tenga tu mascota, la salud en general, el tamaño, la edad, el peso, entre otros factores de gran importancia.

La Glucosamina para perros suele administrarse de 20 miligramos de sulfato de glucosamina por cada kilo de peso del perro. Esta proporción debe ser calculada y estimada por un especialista veterinario.

 Por otro lado, debes considerar que, el tratamiento es excelente para mejorar la vida de nuestro perro, para que pueda movilizarse sin tener dolencias o evitar que una afección continúe avanzando. Sin embargo, puede tener algunos efectos adversos como insomnio, sed en exceso y fatiga.

Cabe destacar que este medicamento no representa la cura definitiva de la enfermedad que padezca tu perro, pero puede mejorar su condición de forma significativa. Pero si el problema es detectado con tiempo, y se sigue bien el tratamiento, es posible que la mascota padezca menos y pueda seguir realizando sus actividades diarias sin sufrir tantas dolencias.

¿Dónde se puede comprar la Glucosamina para perros?

La glucosamina y condoitrina se puede adquirir en los veterinarios y tiendas especializadas en mascotas, pero si quieres comprarlo vía online, generalmente puedes tener el mismo medicamento a precios más accesible.

En este sentido, se pueden encontrar productos 100% natural, extraídos de las conchas de moluscos marinos, que mezcla la condoitrina y la glucosamina. También contiene cúrcuma y una cantidad de ácidos grasos Omega 3 y 6 y vitamina A, C y E. Podemos encontrarlo en comprimidos masticables de fácil administración.

☟☟ES NECESARIO QUE LEAS TAMBIÉN☟☟

Ir arriba