➤ Ibuprofeno para perros

El Ibuprofeno para perros es un medicamento que se emplea para aliviar las dolencias y el malestar derivado de muchas causas, por esta razón se debe acudir al veterinario antes de administrar el producto, ya que podría causarle daños a la salud del animal.

☟☟ES NECESARIO QUE LEAS TAMBIÉN☟☟

 Ibuprofeno para perros

En muchos hogares es muy común conseguir este medicamento para tratar cualquier dolencia, y es utilizado además por las personas. Pero cuando se trata de tu mascota canina, debe administrarse el producto adecuado y especial para animales, ya que podría generarle una intoxicación mortal al mismo.

En este sentido, los perros sufren de afecciones propias diferentes a las humanas, por eso se elaboran medicamentos como analgésicos, antibióticos, o desinflamatorios para uso exclusivo de los perros. Los cuales han sido estudiados para que sean seguros y eficaces en cada caso específico. Así que se debe administrar el producto bajo vigilancia médica.

¿Para qué sirve?

El ibuprofeno para perros sirve como desinflamatorio y analgésico, sin embargo se debe tener sumo cuidado a la hora de suministrarle el medicamento al perro, ya que si se da por mucho tiempo, ya que podría causar daños colaterales, especialmente a nivel digestivo. Además este producto puede causar problemas en la metabolización por el organismo del can.

¿Cuál es la dosis correcta?

Debido a los problemas antes mencionados, no es común que un veterinario recete este tipo de fármaco al animal. Pero si se presenta el caso, la dosis debe ser prescrita por un especialista para evitar daños mayores. Esto se debe tomar muy en cuenta, debido a que implica un riesgo. Así que una porción  un poco más elevada de la indicada podría producir una intoxicación.

Por lo cual debemos tener información con respecto a los síntomas que se puede presentar en el animal en caso de haber suministrado una dosis tóxica del medicamento, tales como vómitos, debilidad, e hipersalivación. En el caso de las ulceras, pueden aparecer incluso sangrado en el vómito y heces muy oscuras. En caso de que la porción suministrada del fármaco sea muy elevada, se podría tratar de una cantidad mortal.

Así que este medicamento presenta un margen de seguridad nimia entre los perros. Por ejemplo, Media pastilla, suministrada a un can de 50 kg., tiene un grado de peligrosidad y el animal puede resultar intoxicado. Ante el mal uso de este medicamento pueden aparecer úlceras digestivas, convulsiones, problemas en el corazón y problemas renales, afectando de igual forma el sistema nervioso.

Las consecuencias van a depender del peso y tamaño del perro, y  del tamaño del animal. En el caso de los cachorros una sola toma podría resultar fatal.

Por lo cual es importante resaltar que solo el veterinario está en la capacidad de asignar una cantidad específica del ibuprofeno para perros, y si tenemos la sospecha de que nuestra mascota puede estar intoxicada, se debe acudir al veterinario inmediatamente. Por esta razón todos los medicamentos debes estar alejados del animal y nunca administrarle medicamentos de consumo humano.

Presentaciones del ibuprofeno para perros

El ibuprofeno se vende sin receta médica, y se pueden encontrar diferentes presentaciones en el mercado con marcas distintas como Motrin IB, Advil, Motrin y Nuprin en Canadá y los Estados Unidos. También se puede encontrar con otros nombres en diversos países. Algunos especialistas aseguran que se le puede dar al perro una cantidad de 5 mg/kg.

Pero incluso esta pequeña cantidad podría generar úlceras gástricas luego de un uso extensivo. La absorción del ibuprofeno de 100-125 mg/kg genera efectos adversos de gravedad,  una cantidad de 175-300 mg/kg o superior causa insuficiencia renal y en algunos casos la muerte. Por lo general, el ibuprofeno en píldoras es de 200 mg.

☟☟ES NECESARIO QUE LEAS TAMBIÉN☟☟

No se han encontrado entradas.

 La toxicidad del ibuprofeno para perros

El ibuprofeno para perros es un remedio antipirético que se usa cuando el animal presenta alguna dolencia o inflamación. Pero si no se toman las medidas pertinentes, su uso podría incluso causar la muerte de tu mascota, ya que puede intoxicarse si no se le administra la dosis correcta.

El problema radica en que los perros no poseen las enzimas requeridas para metabolizar el ibuprofeno y eliminarlo. Esto hace que la descomposición del medicamento permanezca en el organismo. Por otra parte, los perros son muy sensibles a la reacción ulcerante de este tipo de fármacos, que pueden generarles daños en los riñones.

En este sentido, el nivel tóxico de los compuestos le impiden a las sustancias resguardar las paredes del estómago del animal y cortan la circulación de la sangre en los riñones. Por lo cual todos los problemas reinciden sobre estos dos órganos, donde pueden aparecer insuficiencia renal, hemorragias, o incluso la muerte.

Tomando en cuenta lo dicho anteriormente, es importante tener el diagnóstico correcto por medio de un veterinario, primero para que nos dé diagnóstico para que pueda prescribir el producto más acertado para el tipo de afección que presente el animal.

Tratamiento en caso de ingesta accidental de ibuprofeno

En caso de que tu perro haya ingerido el medicamento por accidente, se debe acudir a urgencias y no esperar a que aparezcan los síntomas como vómitos o diarrea. El veterinario ante esto, inducirá el vómito o le administrará carbón activado para la absorción del resto del fármaco que no pudo salir con el vómito.

Si tu mascota presenta síntomas, el médico veterinario le proporcionará líquidos intravenosos por 48 horas aproximadamente para ayudar a los riñones y al sistema gastrointestinal. Al perro además se le administrarán otros medicamentos para evitar las úlceras, y le harán transfusiones de sangre.

Si el can logra recuperarse, debe estar en constante revisión para asegurar que los riñones no hayan sufrido un daño importante. Hay que considerar que no se le debe dar al perro ni aspirina ni otro antiinflamatorio no esteroideo, como el naproxeno.

Consejos a considerar

Como se ha planteado anteriormente el ibuprofeno para perros es de uso delicado, ya que una dosis incorrecta podría ser fatal para el animal. Puede presentar intoxicación y daños en los riñones. Por lo cual es importante seguir los siguientes consejos:

No administrar nunca medicamentos de uso humano a las mascotas, aunque parezca una dosis insignificante.

  • Colocar en un lugar seguro los medicamentos para evitar un consumo inapropiado.
  • Se debe acudir al médico en caso de que el animal manifiesta cualquier dolencia o afección determinada.
  • Solo el veterinario debe prescribir los medicamentos y la dosis correcta.
  • En caso de que el animal presente los síntomas de una intoxicación, se debe acudir a urgencias inmediatamente, ya que el animal podría estar en peligro de muerte.

☟☟ES NECESARIO QUE LEAS TAMBIÉN☟☟

Ir arriba