➤ ketoconazol para perros

El Ketoconozol para perros es un derivado sintético del imidazol, y resulta ser el primer antifúngico por vía oral muy eficaz para combatir hongos patógenos, dermatofitos y levaduras. Éste actúa dañando las membranas celulares. Su permeabilidad es rápida y los niveles plasmáticos superiores se consiguen a las dos horas de uso.

☟☟ES NECESARIO QUE LEAS TAMBIÉN☟☟

El Ketoconazol para perros

Este fármaco se trata de un producto antifúngico que se emplea habitualmente en la medicina veterinaria. Pero es importante saber que debemos usar este fármaco solo si ha sido prescrito por el veterinario, y además debemos seguir las indicaciones y evitar auto medicar a nuestra mascota, ya que esto podría causarle daños a su salud y si se le administra dosis altas, podría incluso intoxicarse.

Cabe destacar que el uso prolongado de este producto puede acarrear efectos adversos de importancia, por eso el veterinario es quien debe determinar si éste es la mejor opción para tu perro, ya que cada caso es particular y va a depender de diferentes factores como la patología que el animal presente, su tamaño, peso y raza.

Presentación del medicamento

El ketoconazol para perros es un es antimicótico del grupo de los azoles, y está disponible en diferentes presentaciones dentro del mercado y es común mezclar varias. Pero el veterinario es quien debe indicar el tratamiento más apto para la mascota, tomando en cuenta el cuadro clínico de éste.

En el caso de la presentación oral, ésta actúa de forma más rápido que cuando se aplica de manera tópica. Pero la presentación tópica, puede combatir la contaminación ambiental, lo cual es de suma importancia.

De igual manera, podemos encontrar el ketoconazol en comprimidos o suspensión oral o también el champú para perros, el cual puede emplearse en todo el cuerpo o solo para áreas específicas, y debe dejarse por algunos minutos para obtener el resultado deseado.

Ketoconazol para perros
Ketoconazol para perros

Sin embargo cuando se usa el champú de Ketoconazol solo disminuye la capacidad infectiva, por lo cual se debe combinar con otro medicamento antimicótico sistémico. De igual forma, este champú puede tener en su composición clorhexidina, la cual es un antiséptico con derivación bactericida.

En este sentido, el Ketoconazol para perros tiene la misma función antimicótica, lo único que cambia es su presentación. El tiempo de estos tratamientos para combatir hongos y bacterias suele ser prologado, de aproximadamente más de dos meses. Para su aplicación  tópica además podemos encontrar el medicamento en crema, que al igual que el champú básicamente reduce el riesgo de contagio, por lo cual se usa en combinación con otros tratamientos sistémicos.

¿Para qué sirve?

Este medicamento tiene un efecto antifúngico que tiene la capacidad de eliminar hongos como el Microsporum canis. Por esta razón, sirve para tratar aquellas afecciones provocadas por hongos. Sin embargo, también, se utiliza para combatir levaduras habituales como la Malassezia pachydermatis.

Esta clase de patologías por lo general son contagiosas, y por eso es imprescindible que el perro tenga un tratamiento pronto y que se tomen las previsiones al respecto en cuanto a la salubridad, y así evitar su transmisión. Es importante saber que los hongos, no solo puede ser contagioso para otras especies, sino que puede transmitirse a los humanos.

☟☟ES NECESARIO QUE LEAS TAMBIÉN☟☟

No se han encontrado entradas.

De igual forma, este fármaco, no solo sirve para tratar las infecciones micóticas, sino que se puede utilizar para tratar el hiperadrenocorticismo o síndrome de Cushing.

¿Cuál es la dosis correcta?

El ketoconazol para perros como todos los medicamentos, se debe administrar bajo supervisión de un veterinario, ya que las cantidades van a depender de cada caso en particular, la patología, el tamaño y el peso. Esta medicación se puede proporcionar en comprimidos, de 5 mg por kg de peso cada doce horas o 10 mg por día.  Se recomienda darlo junto con la comida.

Cabe destacar que si se administra el ketoconazol para perros de forma incorrecta, puede generar consecuencias graves a nivel digestivo o incluso puede acarrear en una intoxicación.

Efectos secundarios

Aunque se administre el ketoconazol para perros de forma correcta y bajo la prescripción de un veterinario, se pueden presentar diferentes efectos adversos que pueden perjudicar al animal de forma significativa. De esta manera se pueden presentar diferentes reacciones como vómitos, diarreas, anorexia, entre otros. También pueden manifestarse alteraciones hepáticas, porque este un fármaco que puede resultar muy perjudicial para el hígado. Si pasa esto, es probable que se manifiesta la ictericia, la cual se trata de la coloración amarillenta de las mucosas.

De igual manera, este medicamento puede causar problemas en el correcto metabolismo de ciertas hormonas y compuestos. Por este motivo, podría repercutir en la testosterona, y esto podría acarrear consecuencias sobre la capacidad reproductiva del perro mientras se le está administrando la medicación y hasta un tiempo próximo.

Otros de los efectos del ketoconazol para perros, son los problemas neurológicos, aunque no son muy comunes. Se pueden presentar apatías, descoordinación, temblores, entre otros. En caso de que se presente una sobredosis, debemos acudir inmediatamente al veterinario y estar atentos a las reacciones de nuestra mascota, notar si tiene alguna erupción, picor, falta de pelo, vómitos, entre otros.

Contraindicaciones

Todos los medicamentos que se le administren a nuestros perros, tienen algunas contraindicaciones que se deben considerar antes de dar el tratamiento con ketoconazol, ya que es teratogénico, lo que quiere significa que puede generar malformaciones en los fetos. Por lo cual, no debe suministrarse a hembras embarazadas.

De igual manera se debe evitar dar este medicamento a hembras que estén amamantando, ya que se lo puede transmitir a sus crías. En cuanto a los perros cachorros menores de dos meses o aquellos perros que padezcan de alguna enfermedad hepática. De la misma manera, no debe darse el medicamento junto con otros fármacos, ya que puede generar reacciones adversas que podrían perjudicar la salud de nuestra mascota.

Por otro lado, existe la posibilidad de que nuestra mascota pueda ser alérgico a este medicamento, por lo cual se debe suspender inmediatamente el tratamiento, ya que en estos casos podría ser fatal. Para saber si nuestro perro es alérgico, se debe realizar un chequeo general al animal para que nos del diagnóstico más propicio para tratar la afección que lo aqueja. También podría indicarle otro fármaco que tenga la misma función o emplear tratamientos naturales alternos que puedan controlar la presencia de hongos y bacterias en nuestro perro.

☟☟ES NECESARIO QUE LEAS TAMBIÉN☟☟

Ir arriba