➤ ¿La Ascitis En Los Perros Tiene Cura? De Qué Depende

Muchos dueños de mascotas están preguntándose si la ascitis en los perros tiene cura o no. Esta duda crea una situación desesperante para quien observa a su amigo peludo como una bola a punto de estallar. Si has llegado hasta acá, es porque este es tu caso. ¡Tranquilo! En Saludcanina te vamos a ayudar a salir de la incertidumbre y a encontrar una solución para esta afección tan peligrosa.

☟☟ES NECESARIO QUE LEAS TAMBIÉN☟☟

La ascitis en los perros tiene cura
La ascitis en los perros tiene cura

¿La ascitis en los perros tiene cura?

La ascitis en los perros puede ser una de las consecuencias de cualquier otra enfermedad o dolencia. La causa subyacente debe ser atacada para que la retención de líquido pueda desaparecer y la mascota se recupere.

Dicho esto, afortunadamente podemos concluir que la ascitis en los perros tiene cura, siempre y cuando el factor que la está produciendo sea eliminado. Aquí hay algunos de los posibles problemas médicos que se sabe que causan este mal:

  • Insuficiencia cardíaca congestiva
  • Insuficiencia hepática
  • Insuficiencia renal
  • Síndrome nefrótico
  • Desnutrición
  • Hipertensión (presión arterial alta)
  • Linfoma
  • Niveles bajos de proteínas en sangre.
  • Enfermedad linfática
  • Hipoalbuminemia
  • Anquilostoma
  • Inflamación abdominal
  • Masas abdominales
  • Lesión
  • Trastornos hemorrágicos
  • Obstrucción de venas
  • Vejiga rota

Todos estos factores representan un verdadero riesgo para la mascota. Por lo tanto, es estrictamente necesario que se busque atención veterinaria, porque efectivamente la ascitis en los perros tiene cura, pero también puede ser mortal si no se trata a tiempo. Esto te dice que debes actuar rápido y no esperar ni un segundo más para llevar a tu perro a un especialista si quieres preservar su vida.

Existen ocasiones en donde es necesario hacer intervenciones quirúrgicas para extraer los tumores. A veces también se puede necesitar una operación para la eliminación de la hemorragia abdominal que está provocando el exceso de líquido y la hinchazón.

Diagnóstico de la ascitis en los perros

El diagnóstico debe comenzar con un examen físico completo de todo el cuerpo y exámenes clínicos. Una buena y secuencial conducción de exámenes físicos y clínicos sirve como indicador de la causa subyacente de la ascitis.

Sin embargo, esto puede no ser siempre así ya que el análisis a menudo es engorroso. La ecografía abdominal se realiza para determinar el contenido del abdomen y ayudar a diferenciar el exceso de acumulación de líquido de las masas abdominales y el agrandamiento de órganos.

El conocimiento de la bioquímica sanguínea, incluidas las proteínas totales, la albúmina, la creatinina y urea, las enzimas hepáticas y el perfil de coagulación, ayudaría a revelar casos de hipoalbuminemia, hipoproteinemia y enfermedades hepáticas y renales. En tales situaciones, el diagnóstico incluiría un hemograma completo que puede revelar evidencia de infección bacteriana.

Las enfermedades cardíacas se pueden diagnosticar con la ayuda de un electrocardiógrafo. La auscultación cardíaca detecta casos de soplos cardíacos y arritmias. La paracentesis abdominal es un procedimiento útil que se suele realizar para reducir el nivel de líquidos y aliviar las complicaciones de la disnea. Una vez que se hace el diagnóstico apropiado, el tratamiento suele ser fácil porque se alivian las afecciones potencialmente mortales, como la disnea.

☟☟ES NECESARIO QUE LEAS TAMBIÉN☟☟

Tratamiento de la ascitis en perros

El tratamiento de la ascitis en sí incluye la incorporación de una dieta restringida en sodio. Esto puede no ser suficiente para eliminar el líquido abdominal por sí solo y, en ese caso, se pueden usar diuréticos para aumentar la eliminación del mismo a través de la orina. Los diuréticos recetados incluyen espironolactona y furosemida. Tu perro debe ser reevaluado cada 7 a 10 días para ajustar los medicamentos según sea necesario.

Si la ascitis le causa un malestar considerable, una pérdida significativa del apetito o dificultades para respirar, se puede realizar una abdominocentesis para extraer manualmente solo el líquido suficiente para mejorar el nivel de comodidad.

Esto se acompaña de la administración de fluidos polliónicos y terapia diurética. Una vez que se moviliza el líquido ascítico, se puede continuar el tratamiento con diuréticos y una dieta baja en sodio concurrente.

Recuperación de la ascitis en perros

Con tratamientos simultáneos, la ascitis en tu perro se puede reducir y controlar. Es posible que lo envíen a casa con medicamentos y un plan dietético específico, y es muy probable que se programen visitas futuras. Sin embargo, la recuperación dependerá en última instancia del éxito de los tratamientos para la afección subyacente.

Sí, la ascitis en los perros tiene cura, pero si no se resuelve el problema subyacente, la misma puede volver. Tu veterinario discutirá cualquier atención domiciliaria específica para la situación de tu amigo peludo, que puede incluir más medicamentos, atención posoperatoria, cambios en la dieta y futuras visitas veterinarias para tratamientos o para ajustar la terapia según sea necesario.

Palabras finales

Si has leído con detenimiento nuestro artículo, ya debes haber encontrado la respuesta a la pregunta que tenías antes de comenzar a escudriñar. Ciertamente la ascitis en los perros tiene cura, así que ya puedes tranquilizarte un poco y pensar que tu bolita de pelos va a volver a ser esbelto y correr por toda la casa haciendo desastres.

Debes saber que hay una esperanza para tu amigo de cuatro patas. Sin embargo, es necesario que entiendas que esta afección es muy delicada, de hecho, es grave, y si tu perro no recibe atención veterinaria inmediata, PUEDE MORIR. Por lo tanto, es vital que vayas a un especialista y lo pongas en tratamiento lo más rápido que puedas.

☟☟ES NECESARIO QUE LEAS TAMBIÉN☟☟

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba