➤ ¿La Conjuntivitis Tiene Cura? Conoce Los Detalles

La conjuntivitis en perros es una irritación o inflamación de la conjuntiva, el tejido blando que recubre el interior de los párpados y la porción blanca del ojo. Al igual que las personas, los perros pueden desarrollar conjuntivitis en cualquier etapa de sus vidas. Como dueños de mascotas es importante que sepamos si la conjuntivitis tiene cura.

☟☟ES NECESARIO QUE LEAS TAMBIÉN☟☟

La conjuntivitis puede ocurrir en ambos ojos o en uno solo. Si la causa de la conjuntivitis es infecciosa, puede comenzar en un ojo y extenderse al otro.

Razas más propensas a padecer de conjuntivitis

Antes de saber si la conjuntivitis tiene cura, esta información es muy importante si tienes alguna de estas razas. Es importante hacer notar que ciertas razas de perros son más propensas a contraer conjuntivitis porque sus características faciales los hacen susceptibles a los desechos y los irritantes en el aire:

  • Cazadores
  • Perros perdigueros
  • Pug
  • Caniche
  • Pekinés
  • Cocker

Ten en cuenta que cualquier perro, independientemente de su raza, puede desarrollar conjuntivitis.

Diagnóstico de la conjuntivitis en perros

la conjuntivitis tiene curaLa causa de esta condición tendrá mucho que ver en si la conjuntivitis tiene cura o no. La conjuntivitis puede ser infecciosa o no infecciosa.

Hay varias causas posibles y ésta a su vez, dictará el tratamiento.

  • Alergias: pueden ser estacionales y no contagiosas.
  • Virus: si es causada por una infección viral, la conjuntivitis puede propagarse fácilmente y tomar hasta tres semanas para recuperarse.
  • Bacterias: si es causada por una infección bacteriana, la conjuntivitis puede extenderse.
  • Lesión: causada por un objeto extraño, escombros o algún tipo de trauma físico.
  • Ojo seco: la queratoconjuntivitis seca, también conocida como ojo seco canino, afecta la capacidad natural de un perro para producir lágrimas que mantienen los ojos adecuadamente lubricados.

Diagnóstico

La conjuntivitis tiene cura siempre y cuando se trate correctamente y para que esto suceda, primero se debe diagnosticar la condición y su causa subyacente. Uno de los primeros pasos para diagnosticar la conjuntivitis es un examen físico. Si el perro parpadea o entrecierra los ojos como resultado de la infección, se puede administrar una gota anestésica para adormecer el ojo y hacer que el examen sea más tolerable.

El veterinario verificará si hay objetos extraños, junto con factores contribuyentes como el roce del cabello en el ojo, la pobre conformación de los párpados y los patrones o tendencias que podrían estar contribuyendo a la conjuntivitis crónica.

La conjuntivitis puede ser una afección secundaria a otro tipo de enfermedad, como una infección del tracto respiratorio. En casos como este, ambas condiciones serían tratadas.

☟☟ES NECESARIO QUE LEAS TAMBIÉN☟☟

En algunos casos, la conjuntivitis puede ser causada por un problema más grave como las úlceras corneales. Hacer un diagnóstico definitivo requiere esparcir un tinte anaranjado llamado fluoresceína en la superficie del ojo para que los rasguños, úlceras y material extraño sean visibles bajo una luz azul.

Entonces, ¿la conjuntivitis tiene cura?

La conjuntivitis casi siempre se resolverá con el tratamiento adecuado. Sin embargo, algunas condiciones harán que esta condición se vuelva recurrente.

Por ejemplo la conjuntivitis que es causada por alergias puede reaparecer y, al igual que las personas pueden tener “resfriados” más de una vez, los perros pueden desarrollar conjuntivitis infecciosa varias veces en su vida.

Esto no quiere decir que la condición no se ha curado, solo quiere decir que dado que el detonante es una alergia, cada vez que el cuerpo reaccione al alérgeno, una nueva conjuntivitis puede presentarse.

En el caso de las conjuntivitis causadas por virus y bacterias, esta puede presentarse primero en un ojo y pasar al otro si no se tiene el cuidado necesario. Aunque la condición se curará eventualmente, puede que el proceso se alargue si llega a afectar al otro ojo.

Cuando se trata de la queratoconjuntivitis u ojo seco, la condición puede ser manejable aunque en muchos casos no tiene cura con tratamiento. Dependiendo de la condición causante, algunos pacientes con queratoconjuntivitis requerirán una cirugía para resolver el problema mientras que otros necesitarán tratamiento con gotas especiales.

Conclusión

Como puedes ver, la conjuntivitis tiene cura. Solo que su tratamiento y la duración de este dependerá del tipo y la causa. La conjuntivitis crónica es muy rara y solo se presenta en unos pocos casos.

Si tu perro pareciera tener muchos episodios de esta condición, pide a tu veterinario un diagnóstico claro o busca la ayuda de un especialista en oftalmología canina.

☟☟ES NECESARIO QUE LEAS TAMBIÉN☟☟

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba