➤ ¿La leishmaniasis En Perros Tiene Cura? ¿Si o no Y Por qué?

La leishmania infantum es un parásito protozoario transmitido por vectores de flebotomina hembra (moscas de arena). Sin embargo, se han demostrado otras vías de transmisión, como la congénita o sexual, o incluso directa de perro a perro. Los perros son el principal reservorio, pero las liebres y los humanos también pueden albergar el parásito. La gravedad de sus síntomas y la posibilidad de contagio hacen que muchos se pregunten si la leishmaniasis en perros tiene cura.

☟☟ES NECESARIO QUE LEAS TAMBIÉN☟☟

La leishmaniasis canina es endémica en la cuenca mediterránea, así como en partes del mundo como América del Sur, África y el sur de los Estados Unidos. Vale la pena señalar que muchos perros serán completamente asintomáticos y pueden pasar años antes de que se enfermen abiertamente. La enfermedad clínica suele ser mortal y es una zoonosis importante, con los perros como reservorio principal.

Síntomas difíciles de controlar

La leishmaniasis En Perros Tiene CuraLa leishmaniasis canina puede en ocasiones no presentar síntomas notables por mucho tiempo, sin embargo, en otros casos, se presentan signos clínicos que resultan graves para la salud de nuestra mascota.

La falla renal por ejemplo es una de las causas directas de muerte en perros diagnosticados con leishmaniasis. Este síntoma puede ser aterrador para los dueños de mascotas y uno de los más difíciles de tratar para los veterinarios. Cuando la falla renal se presenta por lo general es un indicador de que la infección se encuentra en un estado avanzado. En ese momento es el que se considera que la enfermedad ha alcanzado su nivel más alto de gravedad.

Otro de los síntomas que puede causar mucho daño a nuestra mascota es la falta de apetito y subsecuente anemia. La debilidad producida por la anemia puede afectar otros sistemas del cuerpo lo que puede traer serias consecuencias.

¿La leishmaniasis en perros tiene cura?

La respuesta es NO. Lamentablemente hasta ahora no se ha encontrado una cura para la leishmaniasis canina. La mayoría de los veterinarios consideran esta infección parasitaria como una enfermedad grave.

El parásito de la leishmania no abandona el cuerpo del huésped y no existe ningún método para matar o eliminar el parásito del cuerpo del perro. Esto hace que aunque el perro mejore, nunca estará libre del parásito.

En la actualidad lo único que los médicos veterinarios pueden hacer por la salud de un perro que ha sido infectado por el parásito, es tratar los síntomas que se presentan para ayudarlo a superar la etapa grave de la enfermedad. Pero esto quiere decir que el perro siempre será positivo para el parásito de la leishmania infantum el resto de su vida y siempre existirá el riesgo de una recaída en los signos clínicos graves.

☟☟ES NECESARIO QUE LEAS TAMBIÉN☟☟

Tratamientos paliativos para la leishmaniasis

Ahora que ya respondimos si la leishmaniasis en perros tiene cura, es importante saber que esto no siempre quiere decir que es una enfermedad siempre mortal. Aunque no existe una cura definitiva, existen métodos para mantener la infección bajo control durante años lo que le da al perro la oportunidad de vivir una vida relativamente sana después del diagnóstico.

En esos casos, lo más importante es que el sistema inmune del perro se mantenga siempre en la mejor condición posible. Esto es porque cualquier otra infección que altere el sistema inmune provocará la exacerbación de la leishmaniasis lo que puede conducir a un problema serio.

La clave para la sobrevivencia en el caso de esta enfermedad es el diagnóstico temprano que a su vez estará ligado con la aparición temprana de los síntomas. Una vez que los síntomas se comienzan a tratar adecuadamente, el porcentaje de supervivencia aumenta. Sin embargo, esto no quiere decir que el perro estará completamente fuera de peligro de por vida. Las recaídas son de hecho bastante comunes, por lo que los exámenes de rutina se convierten en una prioridad para los dueños de mascotas positivas para leishmania.

Las recaídas en ocasiones se presentan tal y como lo hizo la enfermedad en su etapa inicial o pueden mostrarse síntomas completamente diferentes. Prestar atención a la salud de nuestra mascota es vital para poder brindarle una nueva oportunidad de recuperarse.

En conclusión, saber si la leishmaniasis en perros tiene cura no es lo más definitivo, conocer cómo se diagnostica y trata esta enfermedad es lo más importante. Sí, es una enfermedad grave que puede traer serias consecuencias para la salud, pero no siempre se trata de una sentencia de muerte para tu mascota.

Infórmate sobre la enfermedad, los medios de contagio, cómo prevenirla y lo que tú como dueño y tu veterinario pueden hacer para detener sus avances y sacar al perro de la crisis más importante y podrás disfrutar de tu mascota por mucho más tiempo.

☟☟ES NECESARIO QUE LEAS TAMBIÉN☟☟

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba