➤ Laxantes para perros

Los laxantes para perros se usan especialmente cuando el animal presenta problemas para defecar. Este tipo de medicamento lo podemos encontrar en cualquier farmacia, ya que lo podemos adquirir sin necesidad de tener récipe. Sin embargo, hay que destacar que es importante consultar al veterinario para que le haga un chequeo general al animal y pueda indicar la dosis adecuada y la presentación del laxante que se le debe dar a nuestra mascota. Lo importante es garantizar la buena salud del can.

☟☟ES NECESARIO QUE LEAS TAMBIÉN☟☟

En este sentido, los laxantes para perros son útiles para combatir un problema determinado. Sin embargo, para solucionar el estreñimiento de tu perro, es importante conocer las causas que lo generan para así tomar las medidas pertinentes. De esta manera, el dueño debe estar informado sobre la enfermedad del can y tener conocimientos acerca de los diferentes laxantes que pueden aliviar su situación.

¿Para qué sirve?

Laxantes para perros
Laxantes para perros

Nuestra mascota puede presentar estreñimiento por diferentes causas que tienen relación con la alimentación o con la genética. Por lo cual, antes de administrar el medicamento, se recomienda consultar al veterinario para que le realice un diagnóstico certero que nos pueda aclarar la situación que está presentando el animal.

En este sentido, los laxantes para perros son ideales cuando se presenta un problema de estreñimiento. También se puede realizar un cambio en la alimentación y suprimir los huesos, controlar el peso, incrementar la actividad física, aumentar la ingesta de agua.

Sin embargo, para solventar una situación de estreñimiento, el veterinario puede indicarnos algunos laxantes que podemos encontrar en el mercado o de forma natural, los cuales expondremos más adelante. Si no se puede solventar la situación, se tendrá que acudir a la cirugía para poder retirar las heces, usando anestesia general.

Por otro lado, hay que señalar que si el perro padece de estreñimiento es probable que además haya hecho heces blancas ocasionalmente. Cuando suceden estos problemas, generalmente se trata de problemas asociados con la nutrición o un tipo de parásito intestinal.

Tipos de laxantes para perros

Los laxantes para perros tal como se mencionó anteriormente, son efectivos a la hora de tratar el estreñimiento que presentan los animales y muchas veces tiene que ver con la nutrición que reciben. Por lo cual es importante consultar al veterinario para saber los tipos de laxantes que pueden ser útiles para nuestra mascota. Los tipos de laxantes que se pueden encontrar en el mercado son los siguientes:

1.- Laxantes osmóticos:

Este tipo de laxantes ayudan a  concentrar el agua en el intestino. De esta manera las heces estarán hidratadas, y tendrá un efecto suave, seguro y eficaz. Sin embargo se debe tener cuidado cuando se trata de casos con alguna afección renal.

☟☟ES NECESARIO QUE LEAS TAMBIÉN☟☟

No se han encontrado entradas.

2.- Laxantes estimulantes:

Éstos actúan cuando se incrementan los movimientos intestinales. Resultan ser muy eficaces pero no deben usarse frecuentemente, ya que terminarían interfiriendo el normal desempeño de los intestinos. Dentro de ellos encontramos el bisacodil.

3.- Laxantes creadores del bolo intestinal:

Esta clase de laxantes se pueden utilizar diariamente, pero se debe añadir fibra a la dieta de nuestra mascota para que sea realmente efectiva. De esta manera se agregan a la comida, para así ablandar las heces y provocar su expulsión, incrementando la frecuencia. Dentro de este tipo de laxantes se encuentra El metamucil, el cual puede emplearse indefinidamente sin efectos adversos.

4.- Laxantes emolientes:

Estos se usan cuando las heces son secas y duras. Pero se debe evitar si el perro está deshidratado.  Uno de este tipos de laxantes es el docusato sódico. Existen algunas marcas a la venta. Su función principal es encontrar que las heces absorban suficiente agua, de manera que las deposiciones se suavicen y pueden usarse diariamente.

5.- Laxantes lubricantes:

Dentro de este tipo de laxantes podemos encontrar el aceite mineral, el cual ayuda a que las heces pasen por el conducto anal. Pero este aceite puede interferir con  la absorción de componentes liposolubles. Por lo cual no se aconseja su uso prolongado. De igual forma, no debe mezclarse con laxantes emolientes. Además se le puede agregar una o dos veces a la semana en los alimentos del perro.

Laxantes naturales para perros

Cuando el perro presenta problemas de estreñimiento, existen muchos laxantes dentro del mercado que pueden ayudar con las deposiciones. Sin embargo es importante que nuestra mascota tenga una alimentación natural.  Así que debemos considerar incluir en la dieta los siguientes alimentos:

  • Leche : Ésta tiene un efecto laxante suave cuando la enzima digestiva lactasa no puede descomponer la lactosa de la leche. De esta manera la lactosa atrae líquido al intestino, y así se provoca el movimiento intestinal.
  • Salvado de trigo integral: Actúa directamente sobre los intestinos, facilitando la expulsión de heces. Se le puede agregar a la comida, dándole cinco cucharadas al día.
  • Aceite de oliva: Éste se puede dar directamente en la boca o en la comida para ayudar con el estreñimiento leve.
  • Pulpa de zanahoria, de remolacha o el psyllium: Estos alimentos le proporcionan a nuestra mascota un aporte importante de fibras necesarias para la buena digestión.
  • Agua caliente: Puede emplearse como enema, repitiendo el proceso tres veces al día.
  • Agua para beber: Es fundamental hidratar al perro para así mejorar la firmeza de las heces y la motilidad digestiva.

¿ Cuál es la dosis correcta?

La correcta dosis del medicamento a administrar, va a depender de la presentación del laxante que determine el veterinario. De esta manera si se trata del bisacodil, se aconseja una dosis de 5 a 20 mg por día; si es metamucil se deben dar de una a cinco cucharadas diariamente. En cuanto a los laxantes emolientes, se deben suministrar en unos 50-240 mg, y va a depender de la marca prescrita por el veterinario.

Cuando le vamos a administrar el aceite mineral se es necesario agregarlo a los alimentos de una o dos veces a la semana de 10 a 50 ml, y va a depender del peso que tenga el perro. Si son enemas de agua caliente, pueden darse de 5-10 ml por kg. Sin embargo, el veterinario es quien debe indicar la dosificación correcta para mejorar el estreñimiento de nuestra mascota. Por ende, se debe evitar auto medicar al animal.

☟☟ES NECESARIO QUE LEAS TAMBIÉN☟☟

Ir arriba