➤ Medicamentos Para Combatir El Moquillo Canino ¿ Funcionan o no?

El moquillo canino es un virus que afecta a múltiples sistemas, incluidos los sistemas respiratorio, gastrointestinal y nervioso central. Es muy contagioso y, a menudo, mortal. Y es más común en cachorros no vacunados; sin embargo, los perros adultos no vacunados también pueden mojarse. Aunque no hay un tratamiento específico para este virus, hay ciertos medicamentos para el moquillo canino que pueden tratar algunas de las complicaciones que se pueden presentar.

☟☟ES NECESARIO QUE LEAS TAMBIÉN☟☟

Tratamiento del moquillo canino

medicamentos para el moquillo caninoNo hay medicamentos que puedan destruir el virus del moquillo canino. Según estudios, el 50% de los perros adultos afectados y el 80% de los cachorros sucumbirán a la enfermedad. Sin embargo, si se presta atención veterinaria a tiempo o si se ha vacunado a un cachorro, estos números pueden cambiar.

También, muchos veterinarios consideran que no hay nada que hacer una vez que el diagnóstico se ha alcanzado y ofrecen la eutanasia como la única opción. Sin embargo, otros veterinarios dicen que la enfermedad en muchos casos puede ser controlada tratando los síntomas y problemas subyacentes mientras se deja al virus seguir su cuero. En estos casos, se evitan las muertes ocasionadas por los problemas secundarios que son causados por el virus original.

Las posibilidades de supervivencia de un perro dependerán en última instancia de algunos factores:

  • La cepa particular del virus
  • Si el perro ha sido vacunado o no
  • Su edad
  • Su respuesta inmune
  • Qué tan rápido se busca tratamiento

Muchos perros con moquillo reciben tratamientos para prevenir problemas médicos secundarios que pueden ocurrir como resultado del virus. Estos tratamientos incluyen:

  • Fluidos y nutrientes intravenosos para evitar la deshidratación.
  • Antibióticos para tratar infecciones bacterianas.
  • Medicamentos para aliviar los vómitos y la diarrea.
  • Anticonvulsivos y sedantes para controlar las convulsiones.
  • Terapia con glucocorticoides para prevenir la ceguera.

Incluso los perros que sobreviven al moquillo canino a menudo terminan teniendo problemas de salud duraderos, como convulsiones u otros trastornos del sistema nervioso central, daño cerebral y nervioso, hipoplasia del esmalte (falta de esmalte dental) e hiperqueratosis, que es un endurecimiento incómodo de la nariz y almohadillas para los pies.

Medicamentos para el moquillo canino

medicamentos para el moquillo caninoComo ya hemos dicho, el virus causante del moquillo canino no tiene cura. Sin embargo, existe una buena posibilidad de que un cachorro o perro adulto pueda salvarse e incluso en algunos casos, no presentarán los síntomas neurológicos que son comunes en otros casos.

El tratamiento paliativo que se sigue después de recibir el diagnóstico dependerá de los síntomas que el paciente presente. Algunos de los medicamentos utilizados más comúnmente que están ligados a los síntomas son los siguientes:

Tratamientos para complicaciones respiratorias

Es común que algunos perros infectados con moquillo presenten infecciones bacterianas secundarias. Una de las infecciones más comunes en neumonía. Los perros con una enfermedad del sistema inmunitario o aquellos que toman medicamentos inmunosupresores tienen un mayor riesgo de neumonía bacteriana, al igual que los perros con moquillo.

Los medicamentos para el moquillo canino para tratar este síntoma son antibióticos. El medicamento apropiado está determinado por los resultados de las pruebas de cultivo y sensibilidad. Estas pruebas identifican las especies bacterianas específicas que causan la infección y qué tipo de antibióticos combatirán esta infección.

Dado que los resultados de las pruebas de cultivo y sensibilidad no estarán disponibles de inmediato, el veterinario puede comenzar el tratamiento con un antibiótico de amplio espectro, como doxiciclina o amoxicilina, mientras espera los resultados de la prueba. Puede ser necesario cambiar el medicamento una vez que los resultados estén disponibles.

Si el perro tiene dificultad respiratoria o está deshidratado o anoréxico (pérdida completa de apetito), puede ser necesaria la hospitalización para oxigenoterapia y / o líquidos y medicamentos intravenosos.

Tratamientos para la diarrea

La diarrea es otra de las consecuencias de la infección por el virus del moquillo canino. Este es uno de los síntomas graves que pueden descompensar al animal lo que pone en mayor riesgo de agravarse y morir en consecuencia. Es por esto que los medicamentos para el moquillo canino que tratan la diarrea son importantes en el tratamiento.

La terapia para la diarrea en perros incluye líquidos, reemplazo de electrolitos, mantenimiento del equilibrio ácido / base y control de molestias.

☟☟ES NECESARIO QUE LEAS TAMBIÉN☟☟

Las formulaciones de caolin-pectina son populares para la terapia sintomática de la diarrea. El caolín es una forma de silicato de aluminio, y la pectina es un carbohidrato extraído de la corteza de los cítricos. Los fabricantes afirman que la caolin-pectina actúa como un demulcente y adsorbente en el tratamiento de la diarrea.

Los antimicrobianos no absorbidos también se combinan con frecuencia con modificadores de la motilidad, adsorbentes y protectores intestinales en algunas preparaciones. Muchas de estas combinaciones son irracionales. Los antimicrobianos con frecuencia son un tratamiento para la diarrea en animales.

Tratamiento de las convulsiones

Este es uno de los síntomas neurológicos que se pueden presentar en pacientes diagnosticados con moquillo canino. Aunque estas se presentan en las últimas etapas de la enfermedad, es un síntoma que puede ser controlado antes de que haga estragos en el sistema nervioso.

Entre los medicamentos para el moquillo canino que se usan comúnmente para tratar las convulsiones están los siguientes:

Fenobarbital: es un medicamento barbitúrico, lo que significa que actúa como un depresor que disminuye la actividad en las células cerebrales (neuronas). La disminución en la actividad del sistema nervioso central es lo que reduce la frecuencia de las convulsiones.

Diazepam (Valium): tiene muchos usos en el cuidado de perros. Se usa comúnmente como un estimulante del apetito y antidepresivo, así como un medicamento para controlar la actividad convulsiva continua llamada estado epiléptico o comportamiento de convulsión en racimo.

Bromuro de potasio: es uno de los anticonvulsivos tradicionales utilizados para tratar la epilepsia canina. Se puede usar junto con fenobarbital, o si un perro no puede tolerar el fenobarbital, se puede usar solo para controlar las convulsiones. Un gran beneficio del bromuro de potasio es que no parece afectar el hígado.

Felbatol: puede usarse junto con fenobarbital o bromuro de potasio sin causar sedación adicional. Generalmente se usa cuando otros tipos de medicamentos anticonvulsivos no han tenido éxito.

Gabapentina: tiene dos funciones diferentes; aliviar el dolor y controlar la actividad convulsiva. La Gabapentina puede usarse para tratar las convulsiones refractarias en perros. Las convulsiones refractarias, o las convulsiones no controladas o intratables, son un tipo de convulsión que no ha respondido favorablemente a otros tipos de medicamentos.

Conclusión

A pesar de que el moquillo es considerado una enfermedad mortal y que el virus en sí no tiene un antibiótico efectivo para tratarlo, esto no significa que todo está perdido. Esta condición puede tratarse con algunos medicamentos para el moquillo canino que aunque no eliminarán el virus propiamente, pueden ayudar a tratar los síntomas y permitir al virus seguir su curso, como si se tratar de un resfriado humano.

Sin embargo, para que estos medicamentos surtan efecto es importante que el diagnóstico se haga a tiempo para que desde los primeros síntomas, estos puedan tratarse.

Una nota importante a tener en cuenta es que no todos los casos de moquillo canino son iguales. En algunos casos, y por razones completamente propias de cada perro, puede que estos tratamientos paliativos no funcionen y la condición se vuelva grave. En estos casos es probable que el veterinario ofrezca como única opción la eutanasia. Esta será una decisión que el dueño deberá tomar después de consultar al especialista.

☟☟ES NECESARIO QUE LEAS TAMBIÉN☟☟

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba