➤ Neumonía bacteriana en los perros. Causas, diagnóstico y tratamiento

La neumonía bacteriana en los perros se refiere una inflamación de los pulmones generada por bacterias. Por esta razón es de suma importancia conocer los síntomas más relevantes de esta enfermedad, para poder detectarla con prontitud y proporcionarle el tratamiento más adecuado de acuerdo con el veterinario especialista.

☟☟ES NECESARIO QUE LEAS TAMBIÉN☟☟

Por lo general, esta afección no es frecuente en perros adultos y sanos, sino que se da con mayor frecuencia en perros más jóvenes, de edad avanzada o aquellos que tengan un sistema inmune debilitado por enfermedades crónicas o medicamentos.

Causas de la neumonía bacteriana en los perros

Este tipo de neumonía es puede ser provocada por una infección en las vías respiratorias influenza canina o moquillo. Por lo cual es muy importante consultar a un veterinario especialista que pueda determinar las causas exactas de dicha afección y realice el diagnóstico acertado. Para lo cual debe realizar diferentes estudios y análisis como radiografías, análisis de sangre, broncoscopia, entre otras.

Existen algunos casos en los que la neumonía es producida por un virus, y a su vez puede generar una infección bacteriana secundaria debido a una reducción de la respuesta inmune. En este sentido la patología se refiere a una respuesta inflamatoria generada por los agentes etiológicos. De esta manera se presenta un incremento de la mucosidad, de las células inflamatorias, vasodilatación y proliferación de células caliciformes.

Síntomas de la neumonía bacteriana

Es muy importante conocer los síntomas de esta enfermedad para constatar que el perro sufre de este tipo de neumonía en específico y poder tratarlo a tiempo y proporcionarle medicamentos y antibióticos necesarios para su total recuperación. Dentro de estos síntomas encontramos los siguientes:

  • Tos constante y húmeda por presencia de líquido en los pulmones
  • Inapetencia
  • Fiebre
  • Secreciones mucosas
  • Deshidratación
  • Desánimo
  • Debilitamiento
  • Respiración agitada
  • Presencia de sonidos extraños inspiratorios y expiratorios
  • Secreciones mucosas

Diagnóstico de la neumonía bacteriana en los perros

Neumonía bacteriana en los perros
Neumonía bacteriana en los perros

Para tratar correctamente este tipo de enfermedad es necesario tener un buen pronóstico y tratamiento. Por lo cual, se debe consultar al veterinario para que le haga los estudios pertinentes.

Para comenzar, el veterinario debe obtener la información necesaria referente a la condición general de la mascota a través de la anamnesis basada en la edad, peso, comida, posibles tratamientos, antecedentes, así como los síntomas por los cuales acude a la consulta veterinaria.

En este sentido, se hará el diagnóstico clínico-lesional, a través del cual el veterinario estudiará atentamente los síntomas. Para esto, es muy relevante realizar una auscultación pulmonar, donde se podrá notar un aumento en los sonidos bronquiales, estertores húmedos por la mucosidad o silencio auscultatorio, en el que no se escucha nada por la consolidación del parénquima pulmonar, por esto no se presenta intercambio gaseoso en dicha área.

Por otro lado, se debe realizar el diagnóstico por la imagen, donde se harán radiografías, y en éstas se podrá visualizar un patrón intersticial o alveolar muy frecuente. De esta forma, el veterinario podrá estudiar las áreas afectadas y la gravedad de la enfermedad. También a través de la ecografía el veterinario especialista puede observar si hay o no líquido en los bronquios. Y así podrá tomar decisiones al respecto.

☟☟ES NECESARIO QUE LEAS TAMBIÉN☟☟

No se han encontrado entradas.

Tratamiento de la neumonía en perros

Cuando se trata de una neumonía bacteriana en los perros, éste necesitará un tratamiento basado en antibióticos por algunas semanas. De igual forma es necesario el uso de los broncodilatadores, los cuales son medicamentos muy importantes para facilitarle al animal la respiración que necesita. De esta manera es de suma relevancia consultar al veterinario y en caso de que nuestra mascota tenga fiebre y mocos se debe llevar a emergencia para evitar complicaciones.

Cabe destacar que en estos casos no se le debe administrar jarabes para la tos, ya que es bueno que el perro tosa para que pueda expulsar toda la mucosidad. Durante este proceso se llevará a cabo un seguimiento mediante radiografías para evitar de esta forma la evolución de los pulmones.

En cuanto al pronóstico de la enfermedad va a depender de la gravedad. Sin embargo en el caso de la neumonía bacteriana en los perros, por lo general el perro se sana sin presentar mayores complicaciones. Pero igualmente se debe tomar las previsiones, ya que existen factores que determinantes relacionados con la condición general del animal. De esta manera que si éste es de avanzada edad o presenta alguna enfermedad crónica, su salud se puede ver comprometida.

Cuando se le está dando el tratamiento al animal es de suma importancia observar y seguir las indicaciones del veterinario, ya que si la neumonía tiene complicaciones, puede generar en una enfermedad crónica y, en casos aún más extremos, podría ser fatal.

Para realizarle los estudios al perro, con una respiración profunda, se deben escuchar los sonidos anormales sibilancias y estertores de los pulmones se escuchan mediante un estetoscopio. La historia médica del perro cubre encierra cualquier enfermedad previa, adelgazamiento, tos, la actividad, el apetito, o intolerancia al ejercicio, y la exposición ambiental como al polvo, humo, vapores o reacción a la terapia.

Cuidados y recomendaciones a considerar

Si nuestra mascota es diagnosticada con neumonía bacteriana se deben tomar en cuenta los cuidados y recomendaciones para que nuestra mascota se pueda recuperar con prontitud. Así que el tratamiento va a depender de la gravedad de la enfermedad, y el veterinario es quien debe realizar una prescripción con los antibióticos más adecuados para combatir este tipo de neumonía. De esta manera es importante considerar lo siguiente:

  • Se debe proporcionar una nutrición balanceada que le brinde las vitaminas y nutrientes que ayuden al perro en su recuperación. De esta forma, se le puede dar comida casera con vegetales y proteínas principalmente. También es importante que esté bien hidratado.
  • Si se requiere, se pueden administrar fluidoterapia, oral o parenteral, de acuerdo a la prescripción veterinaria.
  • El perro requiere de un ambiente sereno, cálido y cómodo. Si es posible que tenga un lugar en la planta baja para que no tenga que subir y bajar escaleras, ya que necesita descansar. También se debe evitar colocarlo en situaciones estresantes y ruidos.
  • Se deben administrar los medicamentos y antibióticos que considere el especialista veterinario, respetando siempre las dosis correctas.
  • Cuando se trata de un ambiente muy seco, se deben mantener humidificadas las vías aéreas del animal. Se puede emplear vapor para que el perro la pueda inhalar. Una manera puede ser,  meterlo en el baño cuando estamos usando el agua caliente, y de esta forma podrá inhalar el vapor que sale de la ducha.

Si cuidamos de manera correcta a nuestro perro, siguiendo todas las indicaciones, podremos controlar mejor la condición de nuestra mascota. En caso de que empeore, se debe acudir inmediatamente al veterinario.

La mayoría de los perros que presentan neumonía leve, presentan buen pronóstico. Pero para lograr que nuestra mascota se recupere de forma satisfactoria, debemos combatir la enfermedad a tiempo, descubrir las causas que la provocaron para así eliminarla.

☟☟ES NECESARIO QUE LEAS TAMBIÉN☟☟

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba