➤ Operación de Cataratas en Perros. Precios, Riesgos, Ventajas

La operación de cataratas en perros en la actualidad ha mejorado mucho y representa la única opción efectiva para eliminar por completo esta enfermedad tan molesta. Se refiere a la extracción del cristalino, por lo cual una vez realizada la intervención, no puede retornar.

☟☟ES NECESARIO QUE LEAS TAMBIÉN☟☟

En la zona donde antes estaba el cristalino, se coloca una lente intraocular. La intervención quirúrgica se realiza usando la facoemulsificación que es una técnica de ultrasonidos y tiene un 90-95 % de éxito. El perro no tendrá la visión total que tenía antes de las cataratas, pero la mejorará significativamente.

Operación de cataratas en perros

Operación de cataratas en perros
Operación de cataratas en perros

La operación de cataratas en perros dura aproximadamente una hora por cada ojo, y a pesar de que no se requiera la hospitalización del can, es importante que al día siguiente, se haga el primer chequeo postoperatorio. Las primeras semanas después de la operación, debe ser una vida tranquila para el perro, ya que es importante que guarde reposo.

Además debe usar un collar isabelino, durante las primeras dos o tres semanas y se debe pasear con arnés de pecho y no se debe colocar el collar. No debe realizar ejercicio en exceso, ya que debe descansar y tampoco se puede bañar. Se debe evitar el contacto con otros perros para evitar que se le acerquen a la cara.

Luego de la operación de cataratas en perros se deben continuar con las revisiones habituales para percatarnos  de que no haya complicaciones que interfieran con su recuperación.

Es fundamental continuar con todo el proceso postoperatorio, donde posiblemente se tendrá que aplicar colirios antiinflamatorios y antibióticos prescritos por el veterinario. Sin embargo, en la mayoría de los casos, se comienza a observar una mejoría en la visión del perro al poco tiempo. Además es una operación casi indolora siempre que se sigan las indicaciones postoperatorias del veterinario especialista.

¿Cuál es el precio?

El precio de esta operación de cataratas en perros va a depender de cada país. Por lo general oscila entre los 800-2000 €. Sin embargo, cada caso es particular y existen factores determinantes como el tamaño de las cataratas y de las complicaciones que se pudieran presentar. En algunos casos, la medicación prescrita está dentro del presupuesto.

Riesgos de la operación de cataratas en perros

 Este tipo de operación es una de las más comunes y exitosas en la actualidad. Sin embargo pueden existir algunos riesgos como los siguientes:

1.- Opacidad de la cápsula posterior (OCP)

Este es uno de los riesgos más comunes en la operación de cataratas en perros, donde en un 20% de los pacientes caninos la porción posterior de la cápsula se torna opaca durante un tiempo prolongado. Esta opacidad se forma debido a que las células epiteliales del cristalino que quedaron luego de la intervención crecieron en la cápsula. En ciertos casos, si la afección evoluciona, la visión puede verse afectada.

2.- Dislocación de los lentes intraoculares

Este es otro de los riesgos dentro de la operación de cataratas en perros. Se trata de poder visualizar el borde del lente instaurado o en algunos casos puede tener una visión doble. Cuando este desplazamiento del lente intraocular es significativo, la agudeza visual se reducirá notablemente.

☟☟ES NECESARIO QUE LEAS TAMBIÉN☟☟

No se han encontrado entradas.

Sin embargo los oftalmólogos son muy cuidadosos mantener la integridad del saco capsular, de manera que el lente intraocular pueda colocarse en su posición sin problema. Pero el saco capsular es demasiado fino y se puede desgarrar o romper. De igual forma, este saco se puede dislocar por la rotura o debilidad de las fibras que lo retienen en su puesto, lo cual resulta en un padecimiento llamado diálisis zonular.

Cabe resaltar que aunque no existieran ningún tipo de complicaciones, los lentes intraoculares se podrían desarticular, sobre todo si uno de los brazos elásticos que sostiene el lente está puesto de forma incorrecta dentro del saco capsular o está movido. Si esto sucede, es posible que el cirujano lo vuelva a colocar en otro procedimiento quirúrgico. Por lo general, el lente ya colocado se debe coser para asegurar que no se mueva o incluso colocar otro.

3.- Inflamación de los ojos

Otro de los riesgos que se pueden encontrar en la operación de cataratas en perros son las inflamaciones de los ojos, que si no se tratan a tiempo, pueden conllevar a la pérdida total de la visión. Esto es poco frecuente y puede darse producto de una infección o del sangrado dentro del ojo.

4.- Desprendimiento de retina

Muchos de los riesgos de la operación de cataratas para perros se presentan mucho tiempo después de dicha intervención. Incluso si la cirugía ha resultado muy exitosa.

La mayoría de los perros que presentan desprendimiento de retina tienen un buen pronóstico cuando van al oftalmólogo. Pero un pequeño porcentaje ha manifestado una disminución sustancial y permanente de la visión.

5.- Sensibilidad a la luz

Luego de la operación de cataratas en perros se puede presentar sensibilidad a la luz. Por lo cual es importante no sacarlo a pasear en días muy soleados hasta que se vaya acostumbrando otra vez a la luz del sol. Cabe destacar que también se pueden presentar algunos problemas en la visión del animal, sobre todo si el perro es diabético.

6.- Otras complicaciones

En la operación de cataratas en perros pueden surgir otros riegos menores que pueden ser tratados con medicamentos y requieren un tiempo prolongado para su sanación total. Dentro de éstos encontramos los siguientes:

  • Inflamación del centro de la retina o Edema macular
  • Hinchazón de la retina o la córnea
  • Fotopsia que se refiere a la percepción de destellos de luz)
  • Hipertensión ocular e incremento de la presión ocular
  • Párpado caído (ptosis).

Ventajas:

La técnica empleada en la operación de cataratas para perros es la facoemulsificación que es una técnica para la extracción del cristalino, ya que brinda un mayor porcentaje de éxito en comparación con el método tradicional de extracción extracapsular del cristalino (ECCE). De esta manera, la facoemulsificación usa la desintegración ultrasónica del cristalino, con la irrigación sincrónica de la cámara anterior para controlar el volumen ocular normal y la aspiración del elemento cristalino.

Dentro de las ventajas principales de esta técnica encontramos que la incisión más pequeña que resulta en menos astigmatismo, mantiene el volumen ocular normal y las relaciones de presión durante la operación de cataratas en perros. Además usa aparatos especiales que están regulados por la unidad del faco y permite descartar mejor el córtex del cristalino.

☟☟ES NECESARIO QUE LEAS TAMBIÉN☟☟

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba