Pioderma En Los Perros ¿Qué Es? Y Tipos De Pioderma

Naturalmente, todos queremos vidas largas y saludables para nuestros queridos amigos cachorros. Desafortunadamente, hay innumerables enfermedades, infecciones y condiciones que los caninos pueden encontrar. La mayoría de las cuales afectan a los sistemas internos. La pioderma en los perros se ha convertido en una de las principales razones por las cuales los dueños de mascotas van al veterinario.

☟☟ES NECESARIO QUE LEAS TAMBIÉN☟☟

Con cualquier dolencia, la detección temprana es la clave para el camino más corto posible hacia la recuperación. Afortunadamente, a diferencia de otros problemas internos, las infecciones de la piel como la pioderma son bastante fáciles de detectar desde el principio. En este artículo, vamos a repasar los detalles más importantes de la pioderma en los perros.

¿Qué es la pioderma en los perros?

Pioderma en los perros
Pioderma en los perros

La pioderma en los perros es una infección bacteriana causada por la sobreabundancia de un residente bacteriano común, generalmente Staphylococcus intermedius, que produce picazón y escamas en la piel que frecuentemente incorporan pústulas y úlceras.

Es una condición relativamente común en los caninos, particularmente en ambientes cálidos y húmedos o cuando el sistema inmunitario se ve comprometido de alguna manera.

Los antibióticos generalmente son efectivos para eliminar esta enfermedad, aunque la recurrencia es común si alguna o todas las condiciones subyacentes no se abordan a fondo.

La pioderma en los perros tiende a afectar la piel donde está el cabello, la piel traumatizada repetidamente (p. Ej., Prurito, puntos de presión), los pliegues corporales y la piel del tronco, y a menudo se distribuye asimétricamente en el cuerpo.

El prurito puede o no ser una característica del cuadro clínico. La clasificación de la enfermedad se basa en la profundidad de la infección bacteriana, que se asocia con lesiones características y presentaciones clínicas reconocidas.

El reconocimiento del tipo de pioderma (superficial o profunda), junto con la confirmación citológica de la presencia de bacterias, permite un diagnóstico y un plan de tratamiento rudimentario.

La terapia antimicrobiana sistémica empírica se puede prescribir cuando sea necesario, para la mayoría de los primeros episodios de pioderma. Con mucho, la foliculitis bacteriana superficial (SBF) es la presentación más común de pioderma en los perros.

S. pseudintermedius resistente a la meticilina (MRSP) es una zoonosis potencial, pero las infecciones en humanos parecen ser poco frecuentes en personas sanas. Sin embargo, se debe considerar que las personas inmunodeprimidas tienen un riesgo elevado de infección por MRS. Transmisión de S. aureus resistente a la meticilina (MRS) es principalmente de humano a mascota (zoonosis inversa), pero estos animales pueden estar albergando una zoonosis potencial.

Dado el potencial de zoonosis (inversa), los veterinarios deben hacer buenas prácticas de control de infecciones con cada caso de pioderma (p. Ej., Lavarse las manos, limpiar y desinfectar), y usar medidas mejoradas cuando se ha documentado MRS en el paciente (p. Ej., Guantes protectores, ropa de abrigo, separación del paciente MRS del resto de pacientes del hospital).

Los tratamientos tópicos para la pioderma incluyen el uso de champús antibacterianos, espumas, aerosoles, enjuagues, pomadas, cremas, geles y toallitas, a menudo con los ingredientes activos que incluyen, entre otros, clorhexidina del 2% al 4% (también en combinación con miconazol), peróxido de benzoilo, lactato de etilo, lejía y productos que contienen plata.

☟☟ES NECESARIO QUE LEAS TAMBIÉN☟☟

En general, las formulaciones tópicas que no se enjuagan tendrán un efecto de tratamiento más prolongado. Dado su uso rutinario en casos humanos, se debe evitar la pomada de mupirocina tópica en la pioderma de MRS canina a menos que otros tratamientos tópicos fallen y no haya otras opciones de tratamiento adecuadas basadas en cultivos y pruebas de susceptibilidad.

Tipos de pioderma en perros

En muchos casos, la pioderma ocurre como un solo incidente, pero para algunos perros, puede convertirse en un problema crónico. Ciertas afecciones, como las enfermedades que comprometen el sistema inmunitario o las alergias, pueden contribuir a que la pioderma se vuelva crónica.

Las influencias ambientales, como un clima cálido y húmedo, también pueden aumentar las posibilidades de que un caso de pioderma se vuelva crónico, particularmente con perros que tienen arrugas o pliegues en la piel.

La mayoría de las veces, la pioderma en los perros es superficial, lo que significa que solo afecta las capas superiores de la piel, sin embargo, también puede atacar las capas más profundas, por lo que es más difícil de tratar. Los cachorros también pueden desarrollar casos temporales de pioderma debido a su sistema inmunitario subdesarrollado.

La pioderma del cachorro, también conocida a veces como estrangulamiento del cachorro, generalmente se concentra en áreas escasamente peludas, como la cara, la ingle, el abdomen. En general, hay tres niveles de pioderma canina. En pocas palabras, los niveles de pioderma corresponden a la profundidad de la piel afectada. Estos son:

1. Pioderma superficial

Como su nombre indica, este nivel significa que las bacterias desagradables no han pasado la capa superior de la piel.

2. Pioderma superficial de grado 2

Este nivel afecta los folículos capilares y la capa epidérmica superficial de la piel, justo debajo de la superficie. Este es el tipo más común de pioderma en los perros.

3. Pioderma profunda

Este nivel afecta la raíz del folículo piloso y es el más difícil de eliminar.

Características de la pioderma en los perros según la raza

Las diferencias de raza con respecto a las manifestaciones de pioderma no son infrecuentes:

  • Los bulldogs a menudo desarrollan áreas localizadas de hiperqueratosis similar a la placa o dermatitis de apariencia papilomatosa.
  • Los dálmatas pueden desarrollar pequeñas áreas de pelaje marrón y descolorido asociado con pápulas (“síndrome de bronceado dálmata”).
  • Los Shar-peis a menudo pierden cabello difusamente debido a la foliculitis, con una inflamación mínima o nula de la piel o pápulas visibles.
  • Los cocker spaniels pueden presentar placas con costras y fundición folicular como una manifestación de pioderma que puede confundirse con seborrea idiopática o primaria (un diagnóstico mucho más raro) y conducir a un análisis incorrecto y una terapia inadecuada.
  • Los perros pastores de Shetland a menudo desarrollan grandes áreas de diseminación superficial de alopecia, eritema y descamación.

De manera general, existen dos tipos de pioderma en los perros (pioderma superficial y pioderma profunda), los cuales dependen directamente de la profundidad de la lesión. La diferenciación de los síntomas tiene mucho que ver con la raza, aunque siempre tiende afectar el cabello y los pliegues corporales. Existen tratamientos médicos para tratar la enfermedad, pero se debe acudir a tiempo a un especialista, para evitar incalculables dolencias y daños a largo plazo.

☟☟ES NECESARIO QUE LEAS TAMBIÉN☟☟

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba