➤ Principales Causas de la epilepsia en los perros

Aquí te mostramos cuales son las principales causas de la epilepsia en perros. Las convulsiones pueden ocurrir debido a una causa identificable; como intoxicación, enfermedad renal, enfermedad hepática, malformaciones cerebrales, tumores o inflamación (llamada epilepsia “sintomática”). Cuando no se puede identificar una causa subyacente, el diagnóstico presunto es epilepsia primaria o idiopática.

☟☟ES NECESARIO QUE LEAS TAMBIÉN☟☟

Causas de la epilepsia en perros

Causas de la epilepsia en perros
Causas de la epilepsia en perros

No siempre es posible identificar las causas de la epilepsia en perros. Sin embargo, generalmente se pueden clasificar en una de tres categorías según la etiología. La epilepsia idiopática se define como la epilepsia sin una causa estructural identificable y que tiene un origen genético supuesto.

1. Enfermedades metabólicas o exposición a toxinas

Las convulsiones repetidas en perros de 1 a 5 años con un examen neurológico normal, donde no se conocen anormalidades estructurales del cerebro, enfermedades metabólicas o exposiciones a toxinas, a menudo se supone que son una forma de epilepsia idiopática. Una enfermedad metabólica es la insuficiencia hepática, y entre las toxinas están el xilitol y el veneno para ratas.

2. Defectos genéticos

La designación de epilepsia idiopática sugiere que se desconoce la causa exacta de las convulsiones, aunque se presume que la afección se hereda. Sin embargo, la causa de tales epilepsias a veces se puede determinar, por ejemplo, cuando las convulsiones son el resultado de un defecto genético específico que se sabe que ocurre en ciertas razas.

3. Malformaciones en el cerebro

La epilepsia estructural es el diagnóstico de convulsiones que ocurren debido a daños observables o malformaciones del cerebro. Por ejemplo, la epilepsia estructural puede ocurrir después de una enfermedad inflamatoria del cerebro, el crecimiento de un tumor intracraneal o después de un traumatismo en la cabeza. También puede ser el resultado de malformaciones congénitas o un evento vascular, como un derrame cerebral.

Las anomalías cerebrales observadas con las epilepsias estructurales a veces se pueden detectar mediante una resonancia magnética o mediante el análisis del líquido cefalorraquídeo. Las pruebas de epilepsia estructural pueden estar indicadas si un perro presenta anormalidades neurológicas entre las convulsiones o si el perro cae fuera del rango de edad típico de inicio de la epilepsia idiopática. Los cambios son menos comunes en perros con epilepsia idiopática.

La epilepsia de causa desconocida se utiliza para describir una afección en la que se sospecha una causa estructural, pero no se ha identificado en la evaluación diagnóstica. Las convulsiones reactivas, son convulsiones que se producen en respuesta a estímulos específicos (como un trastorno metabólico o una toxina), no se consideran una forma de epilepsia, ya que no son causadas por una anormalidad del cerebro.

☟☟ES NECESARIO QUE LEAS TAMBIÉN☟☟

4. Otras causas

  • Insulinoma (un tumor del páncreas que causa niveles bajos de azúcar en la sangre).
  • Enfermedades infecciosas como la rabia y el virus del moquillo canino.
  • Infección parasitaria y trastornos electrolíticos.
  • Las causas intracraneales son variadas e incluyen cáncer, afecciones inflamatorias como la encefalomielitis necrotizante, traumatismos craneales previos que conducen a la formación de tejido cicatricial en el cerebro y anomalías vasculares como coágulos sanguíneos.

La genética de la epilepsia canina

Se ha asociado una gran cantidad de mutaciones genéticas con epilepsia tanto en humanos como en ratones. En los humanos, la herencia de la epilepsia es generalmente compleja, lo que significa que involucra interacciones de uno o más genes entre sí y también potencialmente con factores ambientales, y esto probablemente también sea cierto para la epilepsia en perros.

Sin embargo, la extensión de la endogamia dentro de razas específicas de perros, ha permitido la identificación de ciertos animales que tienen un riesgo particularmente alto de desarrollar convulsiones. No menos de 26 razas de perros han mostrado al menos alguna evidencia de epilepsias hereditarias.

Se han identificado mutaciones genéticas, muchas de las cuales incluyen un grupo de enfermedades conocidas como lipofuscinosis ceroides neuronales. Estos son trastornos de almacenamiento donde las mutaciones conducen a la acumulación y almacenamiento anormales de un producto celular dentro de las células, lo que eventualmente conduce a la disfunción o muerte de las neuronas.

La etiología de la epilepsia

Las causas de la epilepsia en perros aún no se entienden completamente, aunque se sabe que las convulsiones son el resultado de una disfunción en la actividad eléctrica del cerebro. En general, se cree que las convulsiones epilépticas son causadas por un desequilibrio entre la actividad excitadora e inhibidora en áreas específicas del cerebro, lo que lleva a una actividad cerebral excesiva o una acción inusualmente deprimida.

Sin embargo, en ausencia de daño estructural o lesiones metabólicas, las causas de dicha disfunción no están claras. Existe alguna evidencia que sugiere que los procesos excitadores anormales pueden ser causados ​​por anormalidades funcionales en las neuronas, específicamente mutaciones en los canales iónicos que son esenciales para la función eléctrica de las células, pero es probable que esa explicación solo se aplique a un subconjunto de epilepsias idiopáticas.

Todavía se necesita más investigación sobre las causas de la epilepsia en perros. La comprensión actual es incompleta. Las causas de las convulsiones son vastas y variadas, por lo tanto, es de suma importancia que un perro que esté presentando convulsiones, sea llevado al veterinario para que sea sometido a pruebas, con el fin de dar un diagnóstico correcto y un tratamiento que sea adecuado para él.

☟☟ES NECESARIO QUE LEAS TAMBIÉN☟☟

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba