➤ ¿Qué Es La Epilepsia En Perros Y Como Se Reconoce?

En este artículo podrás aprender qué es la epilepsia en perros y cómo puedes saber si tu mascota sufre de esta afección. La epilepsia es el trastorno neurológico más común que se observa en los perros, y se estima que afecta aproximadamente al 0,75% de la población canina.

☟☟ES NECESARIO QUE LEAS TAMBIÉN☟☟

¿Qué es la epilepsia en perros?

Qué es la epilepsia en perros
Qué es la epilepsia en perros

El término epilepsia se refiere a una enfermedad heterogénea que se caracteriza por la presencia de convulsiones recurrentes provocadas como resultado de una anormalidad del cerebro. La afección puede heredarse (epilepsia genética o idiopática), ser causada por problemas estructurales en el cerebro (epilepsia estructural), o derivarse de una causa desconocida (epilepsia de causa desconocida).

La determinación de un régimen de tratamiento apropiado para la epilepsia canina depende de un diagnóstico preciso del tipo y la causa de los movimientos involuntarios (convulsiones), solo después de lo cual se pueden identificar las opciones terapéuticas apropiadas.

¿Qué son las convulsiones?

Para terminar de entender qué es la epilepsia en perros, es necesario revisar el concepto de lo que son las convulsiones. Las convulsiones son la manifestación física de actividad eléctrica incontrolada en el cerebro y son el problema neurológico más común en caninos y felinos. Pueden ser muy angustiantes y causar ansiedad para tanto para ti como para tu mascota. Todas las células del cerebro se comunican entre sí mediante señales químicas y eléctricas.

Al observar las convulsiones, es importante que los dueños de perros lleven un diario de información detallada que incluya:

  • Las partes del cuerpo afectadas
  • Cuándo convulsiona.
  • Con qué frecuencia ocurren las convulsiones.
  • Cuánto es su tiempo de duración.

Los veterinarios y los propietarios también deben prestar mucha atención a cómo se comportan los perros inmediatamente después de una convulsión. Aunque algunos animales volverán rápidamente a la normalidad, durante el período postictal, otros experimentarán dificultades para pararse o moverse; ceguera; sedación, ansiedad u otros cambios en el comportamiento. Estos síntomas pueden durar diferentes cantidades de tiempo y pueden afectar la elección del tratamiento.

En algunos casos, las convulsiones pueden ser el resultado de la exposición a un estímulo específico, como una enfermedad, exposición a una toxina o problemas con el metabolismo (convulsiones reactivas). Cualquier evento potencialmente precipitante debe notificarse al veterinario a cargo, ya que tales ataques reactivos generalmente no se tratan con medicamentos antiepilépticos estándar.

También se han reportado ataques reflejos, que ocurren consistentemente después de una exposición particular, como un ruido fuerte, una luz intermitente, o un movimiento o comportamiento más complejo en perros.

Clasificación de las convulsiones caninas

Aunque existen sistemas de clasificación para las convulsiones en humanos, todavía no existe un sistema de clasificación ampliamente aceptado para las convulsiones en perros. Si bien los sistemas humanos a veces se usan para describir las convulsiones caninas, esto puede ser problemático.

Las clasificaciones humanas no siempre son claramente aplicables a los caninos, y a menudo existe confusión sobre el significado de la terminología específica en el entorno veterinario. Esto es particularmente cierto en aquellos elementos de clasificación que requieren un informe subjetivo de los síntomas.

Por ejemplo, si bien los dueños de perros pueden notar un comportamiento específico que generalmente precede a una convulsión y es indicativo de un cambio de comportamiento, no hay una forma directa de determinar la presencia de un evento previo a la ocurrencia de la convulsión que a veces se diagnostica en humanos.

Recientemente, el Grupo de trabajo internacional sobre epilepsia veterinaria propuso un esquema de clasificación para las convulsiones veterinarias, que es similar pero no idéntico al actual sistema de clasificación humana. Usando este sistema, una convulsión se clasifica principalmente de acuerdo con el lugar donde comienza en el cerebro, con características específicas de la convulsión utilizadas para caracterizar aún más el evento.

☟☟ES NECESARIO QUE LEAS TAMBIÉN☟☟

Tipos de convulsiones

La descripción de la característica de las convulsiones es el dato más necesario para el diagnóstico de epilepsias caninas. Hay dos tipos básicos de convulsiones, generalizadas y focales. Las generalizadas involucran ambos lados del cerebro al inicio y se caracterizan por signos clínicos aparentes en ambos lados del cuerpo.

Las convulsiones más generalizadas se manifiestan como movimientos musculares involuntarios bilaterales o pérdidas repentinas, o aumentos en el tono muscular. Durante una convulsión generalizada, la conciencia del individuo sobre el medio ambiente generalmente se ve afectada y puede producirse salivación, micción y / o defecación.

Las focales se originan en un área discreta del cerebro y se caracterizan por signos que afectan un solo lado o una parte específica del cuerpo. Las convulsiones focales pueden presentarse con actividad motora anormal (espasmos faciales, movimientos de masticación, remo de una extremidad), signos de comportamiento (miedo, búsqueda de atención) y / o cambios en las funciones autónomas (dilatación de la pupila, salivación, vómitos).

La conciencia puede verse afectada o no durante las crisis focales. Una convulsión focal puede extenderse a ambos lados del cerebro y generalizarse.

¿Cómo puedo saber si mi perro tiene epilepsia?

Pueden ocurrir diferentes tipos de convulsiones en animales; más comúnmente se observan ataques ‘generalizados’. Las generalizadas causan pérdida de la conciencia, movimientos repetitivos involuntarios, micción, salivación y defecación. Las convulsiones más pequeñas o ‘parciales’ involucran más áreas focales del cerebro y pueden aparecer como espasmos / temblores musculares, sensaciones anormales o incluso alucinaciones.

Tu mascota puede exhibir cualquier variación de los signos antes mencionados, sin embargo, ten la seguridad de que tu mascota no siente dolor durante una convulsión y desconoce en gran medida que están ocurriendo. Sin embargo, pueden sentirse desorientados y confundidos después por un período de tiempo variable. Es importante darles tranquilidad y la oportunidad de adaptarse después de una convulsión. Por lo general, esto implica algo de TLC y descanso.

¿Cómo se diagnostica la epilepsia en perros?

Ninguna prueba individual puede determinar si tu mascota tiene epilepsia primaria. Es lo que llamamos un “diagnóstico de exclusión”, ya que se requieren múltiples pruebas para excluir todas las otras causas de convulsiones. Típicamente, una investigación de diagnóstico se divide en dos partes; en primer lugar para investigar y excluir enfermedades donde las convulsiones son causadas por un problema fuera del cerebro, en segundo lugar para investigar y excluir las causas dentro del cerebro.

Lo más probable es que le saquen una muestra de sangre y una de orina como parte del proceso de diagnóstico. La epilepsia primaria es más probable en animales jóvenes (1-6 años de edad) que son neurológicamente normales (comportamiento normal, marcha normal, entre otros). La epilepsia primaria probablemente tiene una causa genética y ambiental compleja.

Es raro que los veterinarios y los científicos hayan podido identificar los genes responsables en animales individuales o razas de perros; sin embargo, se sabe que varias razas de perros tienen un mayor riesgo ‘familiar’ de epilepsia, lo mismo puede ser cierto para los gatos. La mayoría de las epilepsias son ‘poligénicas’, involucrando mutaciones en muchos genes.

Espero haberte ayudado a entender qué es la epilepsia en perros y cómo reconocerla. Saber estas dos cosas es de suma importancia para las personas que son dueñas de mascotas, ya que en el caso de que ocurra una convulsión, el hecho de estar bien informado puede representar una diferencia significativa para la vida del can, quien va a necesitar atención inmediata para tener una pronta recuperación y volver a su vida normal.

☟☟ES NECESARIO QUE LEAS TAMBIÉN☟☟

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba