Erliquia en los perros

➤ ¿Qué Es La Erliquia En Los Perros? Tipos De Erliquiosis Canina

E. canis, la principal Erliquia en los perros, se encuentra en todo el mundo, particularmente en las regiones tropicales y subtropicales. La infección por E. canis (ehrlichiosis) se confirmó por primera vez en perros australianos en mayo de 2020 en la región de Kimberley en Australia Occidental y en junio de 2020 en el Territorio del Norte.

☟☟ES NECESARIO QUE LEAS TAMBIÉN☟☟

La enfermedad también se ha detectado en un pequeño número de perros en Gascoyne y Pilbara. Las especies de Ehrlichia son bacterias intracelulares obligadas transmitidas por garrapatas que pueden causar granulocitos o monocitos

Erliquia en los perros
Erliquia en los perros

¿Qué es la  ehrlichia?

Ehrlichia, llamada así por el Dr. Ehrlich que la describió por primera vez, es un tipo especial de bacteria que infecta y vive dentro de los glóbulos blancos de sus huéspedes. Los diferentes tipos de Ehrlichia moran en distintas clases de glóbulos blancos.

Los anfitriones pueden ser humanos, mascotas o animales salvajes. La misma se transmite de un huésped a otro por picaduras de garrapatas y su ubicación intracelular hace que sea difícil eliminarlas, ya que la mayoría de los antibióticos no penetran en el interior de las células.

Tipos de Erliquiosis canina

Los tipos de Erliquiosis canina son causados por diferentes bacterias. A continuación te explicamos cada uno de estos:

1. Ehrlichiosis monocítica canina

La erliquia en los perros es una bacteria causada por la garrapata. La infección por Ehrlichia canis es una enfermedad mundial (posiblemente excluyendo Australia). Se transmite por la picadura de la garrapata marrón del perro (Rhipicephalus sanguineus).

Se desconoce cuánto tiempo debe permanecer adherida la garrapata para transmitir el organismo Ehrlichia, pero la idea previamente aceptada de 48 horas probablemente esté desactualizada, y es más probable que transcurra un tiempo mucho más corto.

Es importante darse cuenta de que esta garrapata puede transmitir otras infecciones (babesiosis y fiebre maculosa de las Montañas Rocosas), por lo que la infección por múltiples organismos no es inusual. Puede ser difícil separar qué síntomas acompañan a qué infección transmitida por garrapatas.

Ehrlichia canis no fue bien examinada hasta la guerra de Vietnam, cuando los perros pastores alemanes militares en la zona de guerra comenzaron a morir en grandes cantidades a causa de una infección que pareció acabar con todas sus células sanguíneas. Esta afección, llamada “pancitopenia canina tropical”, se estudió, y se descubrió que no se limitaba al sudeste asiático.

2. Ehrlichiosis granulocítica canina

Ehrlichia ewingii es una especie diferente del género Ehrlichia; también una erliquia en los perros muy común. Infecta los glóbulos blancos conocidos como “granulocitos” y generalmente no es tan grave como Ehrlichia canis.

Los perros suelen estar levemente enfermos o incluso aparentemente infectados, pero los síntomas clásicos giran en torno a articulaciones rígidas hinchadas / artritis y fiebre. Ehrlichia ewingii se transmite por la picadura de la garrapata estrella solitaria (Amblyomma americanum).

3. E. chaffeensis:

Transmitida por Amblyomma americanum, E. chaffeensis infecta células mononucleares y rara vez causa enfermedad clínica. En perros naturalmente infectados se ha observado fiebre y letargo, junto con trombocitopenia y monocitosis leve.

☟☟ES NECESARIO QUE LEAS TAMBIÉN☟☟

4. E. muris:

Se sabe poco sobre las infecciones por E. muris en perros. Un reporte de caso describe un Anaplasma seropositivo. Un perro que había estado expuesto a garrapatas, presentaba fiebre, disminución de la actividad, y marcha leve.

Signos de Erliquiosis

La infección por erliquia en los perros tiene tres posibles fases: una “fase aguda” o signos tempranos de la enfermedad, una “fase subclínica” en la que no hay signos evidentes y una etapa “crónica” o de larga duración. La gravedad de la enfermedad varía considerablemente.

Fase aguda

Los signos iniciales de infección no son específicos y pueden durar de 2 a 4 semanas. El perro puede tener:

  • Fiebre
  • Letargo
  • Ganglios linfáticos inflamados
  • Pérdida de apetito
  • Pérdida de peso
  • Sangrado o hematomas inusuales.

La enfermedad aguda se desarrolla alrededor de una a tres semanas después de la picadura de la garrapata, pero la forma crónica de ehrlichiosis puede no aparecer hasta meses o años después.

Fase subclínica

Algunos perros que se recuperan de la fase aguda ya no parecen enfermos, al igual que los que tienen signos tempranos leves o incluso no evidentes. La fase subclínica puede durar meses o años. Estos perros pueden recuperarse, permanecer infectados sin signos visibles de la enfermedad o progresar a la forma crónica de la misma.

Fase crónica

Solo algunos perros infectados recaerán y desarrollarán la forma crónica de ehrlichiosis. Los signos de la enfermedad crónica son similares a los de la fase aguda, pero son más graves. Pueden incluir:

  • Fiebre
  • Debilidad
  • Pérdida de peso
  • Sangrado o hematomas inusuales, incluida sangre en la nariz
  • Encías pálidas
  • Ojos y nariz que moquean.

Los perros infectados pueden tener más probabilidades de desarrollar otras infecciones al mismo tiempo. La forma crónica de la enfermedad puede ser fatal.

¿Cómo se transmite?

La erliquia en los perros se transmite después de que los mismos son mordidos por una garrapata infectada. La garrapata del perro se distribuye ampliamente en todo el mundo y está presente en el norte de Australia. Los canes no se transmiten directamente la enfermedad entre sí. La misma se mantiene mediante un ciclo de transmisión entre garrapatas y perros.

Diagnóstico, tratamiento y prevención

La infección por E. canis (ehrlichiosis) es una enfermedad peligrosa. Esto significa que si crees que un perro tiene ehrlichiosis, debes llamar a tu veterinario. El especialista tomará muestras de sangre para analizarlas y confirmar un diagnóstico. Se necesitan análisis de sangre porque la enfermedad puede parecerse a otras transmitidas por garrapatas, como la anaplasmosis en perros.

La ehrlichiosis se trata con antibióticos, cuidados de apoyo y puede requerir hospitalización, dependiendo de la gravedad de la infección. El tratamiento temprano por parte de un veterinario brinda las mejores posibilidades de recuperación.

Palabras finales

La erliquia en los perros es una bacteria que puede causar una enfermedad muy peligrosa. La más común de esta familia es Ehrlichia canis. La enfermedad se presenta en tres fases; aguda, subclínica y crónica. Los síntomas van a depender de en qué fase se encuentre la mascota y su recuperación depende de la atención veterinaria que se le dé. Este es motivo suficiente para estar muy al pendiente de llevar a nuestras mascotas a sus chequeos.

☟☟ES NECESARIO QUE LEAS TAMBIÉN☟☟

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba