➤ 10 Razas De Perros Que Más Sufren Displasia De Cadera

Es mucho más fácil, más rentable y menos estresante tomar medidas preventivas para mantener el bienestar de tu perro que intentar que vuelva a la línea de base después de un desastre. Aquí te mostramos las razas de perros que más sufren displasia de caderas, para que descubras si tu mascota está entre los más propensos.

☟☟ES NECESARIO QUE LEAS TAMBIÉN☟☟

¿Cuáles son las razas de perros que más sufren displasia de cadera?

Hay varios factores que contribuyen al desarrollo de la displasia de cadera canina. Estos incluyen la genética, así como factores en el entorno del perro, como la dieta y los hábitos diarios. Debido al componente genético, desafortunadamente algunas razas (especialmente razas grandes o gigantes) son más susceptibles a la enfermedad. Las 10 principales razas de perros que más sufren displasia de cadera son:

1. Pastor alemán

Estos perros más grandes tienden a desarrollar displasia de cadera más adelante en la vida, a menudo después de los siete años.

2. Labrador Retrievers

Debido a su considerable tamaño, distribución de peso y predisposición genética a la enfermedad, la raza de perro más popular de Estados Unidos también es una de las que tiene mayor riesgo de displasia de cadera.

3. Golden Retrievers

Desafortunadamente, esta querida raza tiene una predisposición conocida a la displasia de cadera, con un mayor riesgo a medida que ingresan en su edad avanzada.

4. Rottweilers

Mira tu Rottweiler con cuidado, para garantizar una marcha normal. Si notas que caminan cojeando o inclinándose hacia una dirección, podría ser un signo de problemas en la cadera.

5. San Bernardo

Debido a su gran tamaño, estos gigantes suaves se encuentran en la lista de perros más propensos a enfermedades articulares degenerativas. Como con todos los perros, mantenerlos en un peso saludable puede disminuir el riesgo de problemas de movilidad.

6. Terranova

Si tienes un novato, vigílalo de cerca durante la niñez y la adolescencia, porque estos peludos entran entre las razas de perros que más sufren displasia de cadera.

7. Bulldogs franceses

Las prácticas de cría en los Bulldogs franceses los han hecho susceptibles a una variedad de condiciones físicas, incluida la displasia de cadera.

8. Chesapeake Bay Retrievers

Debido a que estos perros crecen rápido y son especialmente activos, la genética y el estilo de vida tienden a contribuir a un mayor riesgo de problemas en las articulaciones.

9. Pugs

El hecho de que los pugs estén entre las razas de perros que más sufren displasia de cadera, demuestra que no todos los canes en riesgo son de razas grandes. En este caso, los síntomas tienden a manifestarse cuando los perros son más jóvenes.

10. Boxer

Otro perro de raza no grande predispuesto a problemas de movilidad, el Boxer de tamaño mediano puede desarrollar displasia de cadera a cualquier edad.

La buena noticia es que, incluso si tu perro está predispuesto a la displasia de cadera, hay muchas cosas que puedes hacer para disminuir las posibilidades de que esta enfermedad afecte en gran medida su calidad de vida. La displasia es uno de los trastornos más frecuentes de la cadera canina, una enfermedad degenerativa de las articulaciones que es más común entre los perros de razas grandes y gigantes, aunque también puede afectar a perros medianos y pequeños.

¿Qué es la displasia de cadera?

La displasia de cadera canina es una enfermedad que afecta la articulación de la cadera, generalmente de forma bilateral (a ambos lados de las caderas del perro). En perros sanos, la articulación de la cadera funciona como una bola (femoral) y una cavidad (acetábulo) que se desliza suavemente cuando caminan o corren.

En el caso de perros con displasia de cadera, la articulación no se desarrolla correctamente durante sus años de cachorro, y la bola y la cavidad no encajan bien. Esta laxitud (o aflojamiento) de la articulación significa que la bola se mueve libremente en el alvéolo, lo que puede provocar una enfermedad articular degenerativa dolorosa u osteoartritis, que es el intento del cuerpo de estabilizar la articulación de la cadera suelta.

☟☟ES NECESARIO QUE LEAS TAMBIÉN☟☟

¿Cómo puedo reducir el riesgo de displasia de cadera de mi perro?

Debido al componente genético que contribuye a la displasia de cadera canina, desafortunadamente no es posible garantizar al 100% que tu perro no desarrolle la enfermedad, especialmente si están en la lista anterior. Sin embargo, todavía hay varios factores de estilo de vida bajo tu control que pueden ajustarse para reducir su riesgo. Estas son nuestras 4 formas principales de disminuir el riesgo de que tu perro desarrolle displasia de cadera.

1. Mantener a tu perro con un peso saludable

Asegurarte de que tu perro mantenga un peso saludable es uno de los factores más importantes para prevenir y controlar la displasia de cadera (y la enfermedad de las articulaciones en general). En todos los perros, cualquier exceso de peso en el cuerpo significa un exceso de tensión en las articulaciones. Los estudios sugieren que el  25% de los perros con sobrepeso desarrollan complicaciones articulares graves, como la osteoartritis o la displasia de cadera o codo.

2. Alimentar con una dieta adecuada

En los cachorros de razas grandes (que son más propensos a la displasia de cadera), es importante alimentar con una dieta que satisfaga sus requisitos nutricionales especiales, al tiempo que garantice un crecimiento lento y constante que permita que sus articulaciones se desarrollen adecuadamente.

Mantener una buena dieta también disminuirá las posibilidades de que tu perro desarrolle displasia de cadera a medida que envejece. Habla con tu veterinario sobre las necesidades nutricionales únicas de tu perro, para asegurarte de que comprendes la forma en la que debes alimentar a tu cachorro.

3. Garantizar el ejercicio adecuado

Durante la niñez y la adolescencia, el ejercicio es ciertamente importante por muchas razones, incluso para ayudar a fortalecer las piernas y los músculos pélvicos de tu perro, lo que a su vez aumenta la estabilidad de la articulación de la cadera (una ventaja para ayudar a evitar la displasia de cadera).

Pero los estudios muestran que demasiado ejercicio o el tipo incorrecto (demasiado salto, acceso demasiado temprano a las escaleras, entre otros) en realidad puede ser perjudicial. Cuidar la cantidad y el tipo de ejercicio en los perros más jóvenes permite que sus articulaciones se desarrollen sin ejercer demasiada presión sobre ellos, lo que ayuda a prevenir problemas en el futuro.

A medida que tu perro crece hasta la edad adulta y entra en su edad avanzada, los tipos de ejercicio de bajo impacto son beneficiosos para evitar el desgaste excesivo de sus articulaciones. En lugar de correr con tu perro sobre asfalto duro o lanzar la pelota para que salte y atrape, intenta jugar suavemente, camina en el parque en un terreno más suave, o incluso nada (lo que muchos perros de raza grande adoran).

4. Proporcionar un suplemento conjunto de calidad

Los suplementos de calidad son un componente esencial del cuidado de las articulaciones caninas, ya que proporcionan nutrientes para mantener el cartílago y las articulaciones fuertes y flexibles, y mantener baja la inflamación.

En resumen, al darle a tu cachorro un suplemento antes de que lo necesite desesperadamente, reducirá la probabilidad de que el mismo desarrolle un problema (como displasia de cadera) que requiera que desembolses grandes sumas de dinero en medicamentos para el dolor y / o cirugía.

¿Cuáles son los signos y síntomas de la displasia de cadera en perros?

Demasiados perros sufren en silencio la displasia de cadera, más tiempo del necesario, simplemente porque sus padres no se dan cuenta de que hay un problema. La razón de esto es básicamente que nos vinculamos tan profundamente con nuestros animales, que inconscientemente los vemos como algo humanos y esperamos que muestren o comuniquen signos de dolor de la misma manera que nosotros. Es decir, que lloren o giman verbalmente.

Pero con los perros, este no es el caso. Como ahora sabes si tu cachorro está entre las razas de perros que más sufren displasia de cadera, tienes una ventaja y puedes estar atento a cualquier signo silencioso de la enfermedad. Aquí hay 12 signos “no verbales” de posible displasia de cadera / dolor articular en tu perro:

  • Desaceleración general
  • Es lento para levantarse o bajar
  • Evita escaleras / es lento para subir escaleras
  • Evita saltar en el automóvil o en camas / sofás
  • Duerme más de la cuenta
  • Está reacio a caminar o camina menos de lo habitual
  • Se coloca de pie con las patas traseras juntas
  • Está de pie con las patas delanteras muy separadas
  • Cuando salta lo hace como un conejo
  • Cojea
  • Tiene rigidez
  • Presenta pérdida muscular

Si notas que tu perro muestra cualquiera de estos signos, es hora de ir al veterinario. Le proporcionarán un examen físico completo, así como radiografías si es necesario, y podrán darte una respuesta definitiva sobre la causa de los síntomas de tu perro. A partir de ahí, pueden elaborar juntos un plan de tratamiento integral.

Lo más importante que debes hacer si sabes que tu mascota está entre las razas de perros que más sufren displasia de cadera es ser proactivo. No esperes para ver si tu perro comienza a mostrar signos de la enfermedad; toma medidas preventivas ahora. Si bien esta condición conjunta tiene la capacidad de reducir drásticamente la calidad de vida de tu querido amigo, la buena noticia es que la educación del padre de la mascota, puede marcar una gran diferencia.

☟☟ES NECESARIO QUE LEAS TAMBIÉN☟☟

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba