➤ 7 Remedios Caseros Para El Parvovirus En Perros | Tratamientos Naturales

Si por alguna razón, se te es imposible pagar los tratamientos recomendados para contrarrestar los síntomas del parvo, aquí te mostramos 7 de los mejores remedios caseros para el parvovirus en perros. ¡No dejes morir a tu mascota! Puedes intentar con estos tratamientos naturales, solamente debes seguir las indicaciones y cuidar muy bien de tu amigo de cuatro patas hasta que se mejore.

☟☟ES NECESARIO QUE LEAS TAMBIÉN☟☟

1. Corteza de sauce blanco

Remedios caseros para el parvovirus en perros
Remedios caseros para el parvovirus en perros

La corteza de sauce blanco se seca y sus componentes se extraen haciendo un té. El ácido salicílico en el sauce blanco tiene propiedades antiinflamatorias que se usan para aliviar el dolor al reducir la inflamación.

Puedes usar esto para tratar el parvovirus en perros porque el resfriado y el dolor de garganta son síntomas de la enfermedad, y los puedes mantener bajo control dándole este té al perro.

También tiene flavonoides y polifenoles que tienen propiedades antioxidantes, reductoras de fiebre, antisépticas e inmunoestimulantes, que son útiles no solo para tratar Parvo sino para muchas otras afecciones en perros y humanos.

Puedes comprar corteza de sauce blanco en línea o en una tienda cercana. Usa aproximadamente 2 cucharadas con 8 onzas de agua. Agrega la corteza seca al agua hirviendo y cocina a fuego lento durante 10 minutos.

Da este té a tu perro 3-4 veces al día, los efectos son más lentos en comparación con la aspirina, pero duran mucho más.

2. Carbón activado

Remedios naturales para el parvovirus en perros
carbón activado

El carbón activado es otro de los remedios caseros para el parvovirus en perros. Se trata de un material producido al calentar el carbón con aire limitado y luego activarlo con agua o vapor para aumentar su superficie de absorción.

Puede ser muy útil para evitar que el cuerpo absorba toxinas o productos químicos por error, ya que una dosis de 50 g de carbón activado puede tener una superficie absorbente equivalente a 7 campos de fútbol.

El carbón activado absorberá cualquier cosa en el estómago, ya sea buena o mala, así que asegúrate de no seguir alimentándolo con el perro.

Su dosis debe mantenerse estrictamente de acuerdo con la regla de 1 gramo por kilogramo de peso corporal. Mezcla el polvo en una taza con agua, asegúrate de pesarlo perfectamente antes de dárselo al perro. Suministra de 5 a 10 ml a la vez en intervalos de 10 minutos para ver a tu perro en alza justo después de una segunda dosis.

3. Té de manzanilla

Té de manzanilla
Té de manzanilla

Si buscas remedios caseros para el parvovirus en perros que sean buenos y además sean fáciles de preparar, la manzanilla es lo ideal. El té de manzanilla se ha utilizado durante décadas para tratar muchos problemas.

Uno de ellos es el problema del sistema digestivo que se debe al parvovirus y puede ser un inconveniente muy grande para tu perro.

La manzanilla tiene propiedades antiinflamatorias que son buenas para cualquier enfermedad. También tiene una actividad antimicrobiana que mata los microorganismos en el cuerpo o detiene su crecimiento.

Puedes usar el té de manzanilla para tratar el parvovirus en casa, dándole de tomar a tu perro 4-5 veces al día. Solo asegúrate de que no esté demasiado caliente.

Para hacer este té, necesitarás 3-4 flores de manzanilla, 2 rodajas de manzana pelada y 2 tazas de agua. Hierve el agua en tu tetera y agrega las rodajas de manzana.

Tritura las rodajas de manzana y agrega las flores de manzanilla. Cubre y deja reposar durante 5 minutos y enfría un poco antes de dárselo al perro.

4. Hoja de olivo

Hoja de olivo
Hoja de olivo

El olivo tiene muchas propiedades medicinales, por lo cual, también forma parte de los remedios caseros para el parvovirus en perros. Es antiinflamatorio, antioxidante y antimicrobiano.

☟☟ES NECESARIO QUE LEAS TAMBIÉN☟☟

Uno de los componentes del olivo es la oleuropeína, que tiene una actividad antimicrobiana muy poderosa contra virus como el herpes, el rotavirus, el rinovirus bovino y el parvovirus canino.

Se ha descubierto que las hojas de olivo contienen la mayor cantidad de oleuropeína que se puede utilizar. Para hacer el té, necesitarás un puñado de hojas de olivo y una taza de agua.

Seca las hojas en el horno durante 10 minutos a 150 ºF y sumerge una cucharadita en una taza de agua caliente durante otros 10 minutos. También puedes comprar extracto de hoja de olivo en línea y usar 3-4 gotas de este en un té de manzanilla para utilizar los efectos de ambos.

5. Echinacea Purpurea

Echinacea purpurea
Echinacea purpurea

Esta es una flor de la familia del girasol que es nativa del este de América del Norte y también está presente en la provincia canadiense de Ontario. Ha sido utilizada por los indios nativos americanos durante siglos para tratar los calambres estomacales, el dolor y la tos.

Se puede usar como un remedio natural para el parvovirus en perros porque es útil para los endoparásitos y los problemas estomacales que vienen con el Parvo. Necesitarás hojas frescas, la raíz y una mezcla de flores.

Agrega esta mezcla a 8 onzas de agua hirviendo y cocina a fuego lento durante 15 minutos. Mantén la olla cubierta cuando hierva a fuego lento para que el extracto permanezca en el té.

6. Agrimonia

Agrimonia
Agrimonia

Agrimonia, es una planta de la familia de las rosáceas. Es originaria del hemisferio norte y de Asia. Tiene propiedades medicinales que ayudan en el tratamiento del dolor abdominal, secreción sanguinolenta y dolores de cabeza.

La investigación farmacológica ha demostrado que tiene propiedades antiinflamatorias, antimicrobianas y antiestáticas entre otras.

Esto ayudará a tu perro a combatir varios síntomas del Parvovirus, que incluyen diarrea con sangre, problemas estomacales y dolor causado en cualquier parte del cuerpo. Puedes preparar un té con Agrimonia seca.

Necesitarás aproximadamente 2 cucharadas de la hierba y 2 tazas de agua. Hierve el agua y apaga la llama. Agrega el té y déjalo reposar durante unos 10 minutos para después dárselo al perro unas 4 veces en un día. Este remedio ayudará mucho a tratar el parvovirus.

7. Yema de huevo

Yema de huevo
Yema de huevo

La yema de huevo derivada de pollos no vacunados funciona muy bien para tratar el parvovirus en perros. Estas, tienen inmunoglobulinas y calostro, lo que ayuda a erradicar los síntomas del virus, pero este método solo debe usarse después de que veas que la depresión y la pereza han sido suprimidas, y que tu perro está haciendo heces sólidas.

En un experimento, se observó que los perros que fueron alimentados con yema de huevo aumentaron de peso más rápido y mostraron signos de eliminación del virus.

La yema de huevo en polvo se puede comprar en una tienda cercana. Se sugiere que evites la yema de huevo fresca, debido a la información insuficiente sobre la vacuna.

Puedes combinar la yema de huevo en polvo en la comida de tu perro, o puedes mezclarla en agua. De cualquier manera funciona, pero solo debes asegurarte de que consuma las yemas por completo para que las inmunoglobulinas y el calostro funcionen.

 

Has conocido los mejores remedios caseros para el parvovirus en perros. Si tienes como llevar a tu mascota al veterinario, hazlo. Si no tienes para pagar el tratamiento, seguramente él te sabrá ayudar con estas alternativas. Recuerda que siempre hay una esperanza detrás de una puerta oscura. No te aflijas por tu mascota y más bien actúa rápido para que puedas ayudarlo a permanecer contigo por mucho más tiempo.

☟☟ES NECESARIO QUE LEAS TAMBIÉN☟☟

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba