➤ Síntomas de la Mastitis en los Perros

La mastitis es una infección bacteriana de las glándulas mamarias, que se observa casi exclusivamente en mujeres. Puede ocurrir en una o múltiples glándulas y generalmente ocurre en perros lactantes. Es una condición bastante poco común, pero ocurre con mayor frecuencia en perras que en gatas. Es importante que los dueños conozcan los síntomas de la mastitis en los perros para que puedan detectar la condición a tiempo.

☟☟ES NECESARIO QUE LEAS TAMBIÉN☟☟

La mastitis es causada más comúnmente por una infección ascendente desde la abertura de la tetina. Otras causas potenciales o factores contribuyentes incluyen el trauma (de cachorros lactantes) y la diseminación hematógena (las infecciones se propagan a través de la sangre).

Puede ser más común en perras mayores y en razas de perros con patas cortas en las que es más probable un traumatismo en las glándulas mamarias. La mala higiene también puede ser un factor contribuyente.

La mastitis puede ser una afección dolorosa que generalmente está bastante localizada, aunque algunos animales pueden enfermarse sistémicamente o incluso ser sépticos (infección bacteriana en la sangre).

Sobre la mastitis en los perros

síntomas de la mastitis en los perrosAntes de comprender los síntomas de la mastitis en los perros es importante que sepamos un poco acerca de esta condición.

La mayoría de las veces, la mastitis no es una situación de emergencia, y los animales afectados no están significativamente enfermos. La única señal podría ser una perra que se niega a dejar que los cachorros amamanten.

Esto puede tomarse como un signo de que la madre es inmadura o indiferente. Las glándulas mamarias siempre deben observarse de cerca si esto ocurre.

La mastitis en los perros suele ser una afección aguda (repentina). Si se deja pasar desapercibida, el animal está inmunocomprometido o hay una bacteria particularmente patógena (que causa una enfermedad significativa), la infección puede extenderse a otras glándulas.

Ocasionalmente puede causar septicemia (infección sanguínea bacteriana). Estos animales generalmente están bastante enfermos y requieren cuidados mucho más intensivos.

Las glándulas mamarias pueden inflamarse tanto que pueden tener abscesos o incluso gangrenarse. Estas condiciones requieren intervención quirúrgica. Al igual que las glándulas abscesas, las glándulas gangrenosas han perdido el suministro de sangre y son frías, más oscuras y a veces ulceradas.

☟☟ES NECESARIO QUE LEAS TAMBIÉN☟☟

Los cachorros en lactancia pueden estar en malas condiciones nutricionales debido a la falta de lactancia permitida (por el dolor experimentado por la madre durante la lactancia) o el contenido nutricional deficiente de la leche infectada. La lactancia en las glándulas infectadas en sí misma generalmente no es perjudicial para el animal.

Signos clínicos de mastitis

En los casos leves o tempranos de mastitis, el primer signo de un problema puede ser que las crías no están aumentando de peso tan rápido como se esperaba. Un examen cuidadoso puede revelar una ligera inflamación o hinchazón de la glándula mamaria afectada. En estas etapas, el perro afectado a menudo no muestra ningún signo de enfermedad y puede mostrar solo una molestia mínima.

A medida que progresa la mastitis, la glándula mamaria infectada se hinchará cada vez más, se inflamará, se decolorará (con frecuencia, en rojo o morado) y se volverá dolorosa. Las glándulas mamarias también pueden ulcerarse, con heridas abiertas y costras visibles en la glándula mamaria. La leche extraída de la glándula mamaria afectada puede contener sangre o pus visibles, o la leche puede aparecer visiblemente turbia o espesa en consistencia.

En casos severos, los perros afectados pueden aparecer visiblemente enfermos. La glándula mamaria afectada puede aparecer de color púrpura oscuro o negro, ya que los tejidos comienzan a morir debido a una infección abrumadora y una disminución del suministro de sangre. Los perros afectados pueden volverse letárgicos, desarrollar fiebre, negarse a comer o comenzar a vomitar, ya que la infección ingresa al torrente sanguíneo y desarrollan signos de sepsis.

Síntomas de la mastitis en los perros

Los síntomas de la mastitis en los perros a menudo son visibles alrededor de las tetas, y es probable que los perros muestren signos de incomodidad o dolor.

Si notas algún signo de mastitis en tu perra, acuda a un veterinario de inmediato, ya que una infección puede propagarse rápidamente y causar una enfermedad grave o mortal.

Aquí hay algunos síntomas de la mastitis en los perros que puedes ver en aquellos que sufren de mastitis:

  • Glándulas mamarias firmes, hinchadas o dolorosas
  • Pus o secreción de las tetinas
  • Decoloración de las tetinas
  • Evitar amamantar cachorros o gruñir y chasquearlos
  • Cachorros sin nutrición
  • Letargo
  • Deshidratación
  • Pérdida de peso
  • Llanto
  • Fiebre
  • Eventualmente shock séptico, gangrena o abscesos si no se trata

Como puedes ver, los síntomas de la mastitis en los perros son bastante evidentes cuando la condición se presenta. Si notas alguno de estos signos en tu mascota, comunícate con tu veterinario para obtener una cita y comenzar el tratamiento.

☟☟ES NECESARIO QUE LEAS TAMBIÉN☟☟

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba