➤ Síntomas del Síndrome de Cushing en los Perros. Signos Clínicos

Para los dueños de mascotas es muy importante conocer los Síntomas del Síndrome de Cushing en los perros para poder detectarlo a tiempo.

☟☟ES NECESARIO QUE LEAS TAMBIÉN☟☟

Tanto los humanos como los animales tienen una respuesta de “huir o luchar” a una amenaza. Este instinto es controlado por el cortisol, producido por las glándulas suprarrenales frente a los riñones. Las glándulas suprarrenales están controladas por la glándula pituitaria, ubicada en la base del cerebro.

Síntomas del Síndrome de cushing en los perros

Esta glándula libera la hormona adrenocorticotrófica (ACTH), que le indica a las glándulas suprarrenales que liberen cortisol. Demasiado o muy poco cortisol puede ser mortal. El síndrome de Cushing, es una condición en la que uno de esos dos sistemas funciona mal y produce demasiado cortisol.

Si bien ocasionalmente se diagnostica a personas y gatos como “Síndrome de Cushing”, la afección es más común en los perros. Es una enfermedad crónica y progresiva, lo que significa que la afección comienza lentamente con síntomas leves o sutiles que comúnmente se vuelven cada vez más evidentes con el tiempo.

La enfermedad o síndrome de Cushing, o hiperadrenocorticismo dependiente de la pituitaria, surge del agrandamiento adenomatoso de la glándula pituitaria, lo que resulta en una producción excesiva de ACTH.

El síndrome de Cushing, se refiere a las hormonas adrenocorticales elevadas, independientemente de la causa. El último término incluye hiperadrenocorticismo dependiente de la hipófisis, así como enfermedad dependiente de las glándulas suprarrenales, que se asocia con adenomas funcionales o adenocarcinomas de la glándula suprarrenal.

☟☟ES NECESARIO QUE LEAS TAMBIÉN☟☟

La secreción ectópica de ACTH no se ha informado en perros; sin embargo, en las personas, la secreción ectópica de ACTH se asocia con ciertos tumores pulmonares. El hiperadrenocorticismo iatrogénico resulta de la administración crónica y excesiva de esteroides exógenos.

Síntomas del Síndrome de Cushing en los perros

Independientemente del tipo de síndrome de Cushing, los síntomas y signos son similares. Muchas veces, los propietarios notan que su primera causa de preocupación es el aumento de la micción. Los perros pueden despertarse en medio de la noche por salir o los perros domesticados pueden comenzar a tener accidentes en la casa.

Los síntomas más comunes son:

  • Polidipsia. Se define como la necesidad urgente de beber agua
  • Poliuria. Aumento en la necesidad de orinar
  • Polifagia. Hambre incontrolable independiente de la comida que se ingiera
  • Intolerancia al calor
  • Letargo
  • Agrandamiento abdominal (“barriga”)
  • Jadeo
  • Debilidad muscular
  • Infecciones recurrentes del tracto urinario
  • Alopecia. Pérdida de pelo
  • Pelaje delgado y frágil
  • Flebectasias. Aumento de tamaño de la vena yugular
  • Comedones. Protuberancias en la piel
  • Hematomas
  • Hiperpigmentación cutánea
  • Calcinosis cutis. Es la acumulación de calcio en la piel
  • Pioderma. Es una infección cutánea de origen bacteriano
  • Atrofia dérmica (especialmente alrededor de cicatrices)
  • Demodicosis secundaria
  • Seborrea

Menos frecuentes Síntomas del Síndrome de Cushing en los perros:

  • Hipertensión
  • Tromboembolismo pulmonar
  • Calcificación bronquial
  • Insuficiencia cardíaca congestiva
  • Polineuropatías. Desordenes en el sistema nervioso periférico
  • Polimiopatías
  • Cambios de comportamiento
  • Ceguera
  • Seudomiotonía. Inconvenientes con la relajación y contracción muscular
  • Ulceración corneal que no cicatriza
  • Ruptura del ligamento cruzado craneal
  • Adenoma perianal en un perro macho hembra o castrado
  • Hipertrofia del clítoris
  • Atrofia testicular en machos intactos
  • Prostatomegalia en perros machos castrados

En perros, las anormalidades de la química del suero asociadas con la hipercortisolemia incluyen:

  • Aumento de la fosfatasa alcalina en suero (SAP)
  • ALT aumentado
  • Hipercolesterolemia
  • Hiperglucemia
  • BUN disminuido

La hipercolesterolemia se debe a la estimulación esteroidea de la lipólisis. SAP aumenta principalmente por la inducción de una isoenzima hepática específica; algunos también provienen del depósito de glucógeno hepático y la vacuolización que afecta el sistema biliar. El aumento de ALT y AST en suero son causados por necrosis hepatocelular, acumulación de glucógeno y hepatocitos inflamados.

La disminución del fósforo sérico puede ser el resultado del aumento de la excreción urinaria debido a la poliuria. Las anomalías observadas en el perfil bioquímico también pueden incluir hiperglucemia debido al aumento de la gluconeogénesis y la disminución de la utilización de tejido periférico a través de los antagonistas de la insulina. Aproximadamente el 10% de los perros cushingoides son diabéticos.

El hemograma se caracteriza por evidencia de regeneración (eritrocitosis, eritrocitos nucleados) y un leucograma de estrés clásico (eosinopenia, linfopenia y leucocitosis madura). La basofilia se ve ocasionalmente. Muchos perros con hiperadrenocorticismo muestran evidencia de infección del tracto urinario sin piuria (cultivo positivo), bacteriuria y proteinuria como resultado de la glomeruloesclerosis.

Todas estas alteraciones serán las causantes de muchos de los Síntomas del Síndrome de Cushing en los perros.

☟☟ES NECESARIO QUE LEAS TAMBIÉN☟☟

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba