➤ Tramadol para perros

El tramadol para perros es un calmante opiáceo que se usa para calmar las dolencias ocasionadas por alguna enfermedad determinada. Por lo cual es importante conocer los aspectos de este medicamento que puede ser de gran ayuda para nuestra mascota canina. De igual modo es relevante conocer la manera correcta en la que se debe administrar el mismo, y tener conocimiento además de sus efectos adversos.

☟☟ES NECESARIO QUE LEAS TAMBIÉN☟☟

También hay que destacar que el especialista es el encargado de recetar la porción correcta para cada can en particular, puesto que todo depende de la raza y volumen del animal. Todas estas particularidades serán expuestas aquí.

El tramadol en perros

El Tramadol de 50mg es un analgésico, que se enlaza con los aceptadores del cerebro y el sistema nervioso para reducir significativamente las dolencias en los canes. Pero así como cualquier soporífero, esta medicación posee potencial de abuso, por lo cual es recomendable administrarse bajo supervisión médica. En el mercado podemos encontrarlo con otros nombres como: Tramadex, Ralivia, Ultram, Dolcet, Tramal, Zamadol, Adolan,Dolol, Ixprim, Contramal, Tridural, Anadol, Milador, entre otros.

¿Para qué se usa?

Tramadol para perros
Tramadol para perros

También conocido como clorhidrato de tramadol se refiere a un opiáceo sintetizado que funciona para contrarrestar el malestar, además de presentar una reacción antitusígena. Este medicamento se usa para calmar las dolencias desde hace mucho tiempo. Se trata de compuestos provenientes del opio y se podría afirmar que son muy fuertes en su función. Este conjunto de calmantes tienen mayor efectividad, y se administran de manera conjunta con los Antiinflamatorios No Esteroides (AINES) que deben administrarse de manera independiente.

Sin embargo, hay que considerar que estos analgésicos son muy adictivos y pueden crear dependencia y pasividad,  por eso, el especialista es quien debe prescribirlos cuando otros medicamentos no hacen efecto. Así que el tramadol siempre se debe dar bajo estricta vigilancia y se usa además para las personas. El Tralieve es el término que se le atribuye al tramadol para el uso exclusivo veterinario.

Por otro lado, cuando se habla de analgésicos, se refieren a las pociones que se emplean para aliviar las dolencias. Dentro del comercio, podremos encontrar una gran diversidad de medicamentos que sirven como analgésicos. Por lo cual es fundamental que el médico veterinario sea la persona que decida cuál es el fármaco que más se ajusta a las afecciones que presenta el can, dependiendo de los rasgos de nuestra mascota, y de la dolencia que esté padeciendo. En este sentido, el tramadol podría usarse para aquellos canes que padecen de artrosis, con el fin de reducir el dolor que esta enfermedad le genera al animal.

Presentaciones del fármaco:

Como se expresó anteriormente, este medicamento se puede conseguir en distintas presentaciones, lo cual  nos permite tener opciones cuando queremos tener acceso al medicamento. Generalmente, éste es ideal para los perros de mayor tamaño, y resulta sencillo a la hora de optar por el tramadol en pastillas, debido a que es accesible y puede ser ingerido por tu mascota junto con su comida.

En el caso de los canes más pequeños, es recomendable dar el medicamento en gotas. En otros casos, se puede emplear la presentación inyectable, especialmente cuando el perro no puede tragar o en escenarios incluso más delicados.

Dosis recomendada del tramadol para perros:

La cantidad de este medicamento solo puede ser recetada por el médico veterinario, y depende de diferentes aspectos a considerar la corpulencia del animal, los resultados que se deseen conseguir o el patrón de administración. Sin embargo, es fundamental tomar en cuenta las indicaciones del especialista, ya que si se excede la dosis, podría causarle daños al perro.

☟☟ES NECESARIO QUE LEAS TAMBIÉN☟☟

No se han encontrado entradas.

Efectos secundarios

Así como sucede con muchos medicamentos, el tramadol puede presentar efectos adversos que hay que considerar a la hora de su administración. Sin embargo, en general es un fármaco bastante tolerable para los canes. En caso de que esto ocurra, se debe manifestar esta inquietud al especialista, ya que éste puede considerar cambiar la medicación o suprimirlo.

En este sentido, los síntomas relacionados con el tramadol se refieren especialmente al sistema nervioso, debido a que es donde el principio activo genera su resultado. Se deben considerar los siguientes signos:

  • Tranquilidad
  • Temblor
  • Ansias
  • Falta de apetito
  • Vértigos
  • Constipación
  • Disentería

Hay que acotar, que cuando sucede un exceso de dosis administrada, podría ocurrir una intoxicación con problemas respiratorios, conmociones, fallas cardíacas y hasta la muerte. Por lo cual, estamos hablando de una emergencia que requiere atención inmediata para poder comenzar un tratamiento de soporte y proporcionar el medicamento adecuado para contrarrestar los síntomas generados.

Contraindicaciones

Este medicamento como cualquier otro presenta ciertas contraindicaciones que se deben considerar para evitarle un daño al perro en su salud. El tramadol está no se debe usar cuando los animales presenten alguna hipersensibilidad a éste. De igual forma no es recomendable administrar el producto a perras embarazadas o que estén lactando.

Asimismo no se debe dar el medicamento a perros que sufran de epilepsia, ya que podría aumentar los ataques producidos. Para estos casos es necesario acudir al médico veterinario para que le proporcione la prescripción más adecuada para este caso. De igual forma no se debe administrar este fármaco a canes que tengan problemas respiratorios graves.

En este sentido, se debe prevenir la administración del tramadol en caso de que la mascota sufra de alguna enfermedad hepática o problemas renales, si está débil o es muy viejo. Sin embargo siempre se debe consultar al veterinario.

Interacciones del medicamento con otros

En distintos casos, el médico veterinario considera una opción prescribir más de un remedio para tratar la afección del perro y así garantizar su sanación total. Pero estas combinaciones podrían generar que los principios activos, al interaccionar, no tengan el efecto deseado o que sea perjudicial para la mascota. Se podría entonces combinar el meloxicam y el tramadol para los perros que están recién operados, debido a que se ha comprobado que ayuda mucho al animal y le calma las dolencias.

Sin embargo se debe tener sumo cuidado con la combinación del paracetamol con el tramadol para perros, ya que también se usa para las personas y podría generar problemas para los canes porque éstos son más sensibles, y podría incluso causarles intoxicación.

☟☟ES NECESARIO QUE LEAS TAMBIÉN☟☟

Ir arriba