➤ Tratamientos del síndrome vestibular en los perros. Cuidados paliativos

Los tratamientos del síndrome vestibular en los perros son procedimientos que se utilizan para combatir esta enfermedad de la mejor manera posible. También es importante el apoyo terapéutico de los dueños, quienes contribuirán a que el perro pueda movilizarse diariamente para evitar atrofias.

☟☟ES NECESARIO QUE LEAS TAMBIÉN☟☟

No se han encontrado entradas.

Tratamientos del síndrome vestibular en los perros en 3 pasos

El síndrome vestibular en los perros se refiere a una serie de señales que manifiestan que existe cierta anomalía en el sistema vestibular del perro. Este sistema es el que le proporciona el equilibrio a tu mascota, haciendo que tenga una postura adecuada, donde sus extremidades, cabeza, tronco y ojos se encuentren en una posición correcta cada vez que se desplace.

Así que cuando el animal pierde el equilibrio y comienza a sentir náuseas, vómitos y le cuesta movilizarse, es importante realizar un diagnóstico pertinente para detectar el tipo de síndrome vestibular que el perro tenga. De esta manera se podrá llevar a cabo el tratamiento más adecuado para la condición particular de tu mascota. Para ello es importante que consideres los siguientes aspectos:

1.- Comprender la enfermedad

Para comenzar a tratar la enfermedad, una vez se haya dado el diagnóstico que certifica que padece del síndrome vestibular, se debe tener conocimientos acerca de este padecimiento. Aquí se ven comprometidos el oído interno que lo conecta con el sistema nervioso central y el nervio vestíbulo coclear y el oído interno que lo conecta con el sistema nervioso central. Estos nervios afectan la orientación del perro y su movilidad. Por lo cual el perro necesitará la terapia de apoyo, en la cual el dueño debe acercarle la comida y el agua. También debe ayudarlo a levantarse y hacer que camine lentamente, sin apurarlo. Lo importante es que no se mantenga en un solo lugar durante mucho tiempo, ya que se le pueden atrofiar sus extremidades, y esto complicaría aún más su condición

2.- Síntomas para detectar la enfermedad

Para combatir este síndrome es importante saber los síntomas propios de ella. Estos son:

  • Inapetencia
  • No puede o le cuesta estar derecho
  • Hace círculos sin control
  • Cuando está quieto suele caerse constantemente
  • Tiene la cabeza caída hacia un lado, lo cual indica que siente mucho dolor
  • Vómitos, mareos, diarrea y desorientación
  • Tiene movimientos involuntarios de los ojos.

En este sentido, si tu perro presenta cualquiera de estos síntomas, se debe acudir al veterinario lo antes posible, ya que si se trata con tiempo la enfermedad, hay más posibilidades de que el perro se pueda recuperar.

Este tipo de síndrome vestibular en los perros por lo general se manifiesta entre el nacimiento y los tres meses de edad. Las razas que están más vulnerables de padecer esta enfermedad son el Doberman, Beagle, Terrier tibetano, Akita, el Pastor alemán, Cocker spaniel inglés y el Fox terrier liso.

Cuando se presenta este tipo de enfermedad en los perros geriátricos por lo general se suele confundir con un derrame cerebral. En estos casos, el vértigo que se presenta por esta enfermedad es muy fuerte, sobre todo en los perros mayores que tienen dificultad para estar de pie, presentan náuseas, inclinación de la cabeza, nistagmo y movimientos involuntarios. De igual forma pueden tener problemas para beber, comer y hasta defecar. En estos casos, la terapia de apoyo es por lo general necesaria en forma de líquidos vía intravenosa y brindándole una nutrición complementaria.

Pero los perros de avanzada edad pueden verse estresados por los síntomas propios de este síndrome. Por lo cual se usan calmantes como el aminoácido L-teanina, hierbas como el lúpulo, valeriana, manzanilla, solideo, la pasiflora, lúpulo y solideo para ayudarles a recuperarse.

De igual forma se deben utilizar otros remedios como el triptófano, GABA, esencias florales. La homeopatía además puede ser muy beneficiosa para calmar a los perros que se sienten agobiados.

3.- Detectar si se trata del síndrome vestibular periférico o central

Antes de aplicar cualquier tratamiento, es importante que el veterinario especialista realice una evaluación completa del animal a nivel físico y neurológico para determinar si se trata del síndrome vestibular periférico o central. De igual forma, se debe examinar el oído con el endoscopio y puede solicitar una resonancia magnética, radiografía u otros estudios.

☟☟ES NECESARIO QUE LEAS TAMBIÉN☟☟

No se han encontrado entradas.

En algunos perros, el daño puede ser definitivo, en otros casos los tratamientos con medicamentos pueden ayudar a calmar los síntomas y curar la enfermedad. De igual forma, es necesario tratar la enfermedad en caso de que haya sido el desencadenante. La recuperación por lo general comprende semanas o meses y el perro puede tener una inclinación permanente en su cabeza.

Tratamientos del síndrome vestibular en los perros
Tratamientos del síndrome vestibular en los perros

En este sentido, la gravedad de esta enfermedad va a depender del tipo de síndrome que padezca, si es periférico o central. Lo cual nos indica que existe una lesión en el sistema nervioso central, y en este caso, se refiere a una enfermedad muy grave, ya que perjudica el cerebro (encéfalo, tronco cerebelar, cerebelo, nervios craneales) a pesar de que es poco común.

Hay que destacar que cuando este síndrome involucra el sistema nervioso central generalmente es debido a otras enfermedades como la toxoplasmosis, el moquillo, tumores o hemorragias internas.

La causa más frecuente de este síndrome es una otitis o infección crónica de oído. De igual forma, puede ser producto de un trastorno de hipotiroidismo, de algunos medicamentos que el perro esté ingiriendo o de alguna inflamación de partes asociadas con el sistema vestibular.

Cabe destacar que los vómitos y náuseas pueden calmarse con medicamentos para ello. Sin embargo, no existe un tratamiento específico que controle frecuentemente la enfermedad vestibular congénita o la forma geriátrica del síndrome.

Estos perros necesitan terapia de apoyo en el hogar y guardar reposo en sus hogares, en un lugar tranquilo y sereno. Se pueden aplicar tratamientos homeopáticos y terapias de rehabilitación para poder aliviar a estos pacientes y aprender acerca del cuerpo y mejorar de forma significativa su estabilidad física.

En este sentido, los mareos pueden impedir y limitar que el perro camine con normalidad. Por lo cual es necesario recibir atención por parte del dueño para que le pueda acercar la comida y el agua para que los pueda ingerir. En ciertos casos se les debe dar la comida en la boca hasta que mejoren.

Sin embargo cuando son cachorros que nacen con este problema congénito de la enfermedad por lo general logran adaptarse y no se ven tan afectados. En los perros mayores, la condición por lo general se controla en una o dos semanas, pero la inclinación de la cabeza puede permanecer durante toda su vida.

 Si un medicamento es el causante de este síndrome, se debe suspender inmediatamente, ya que podría causar incluso una pérdida ligera de la audición residual. La eliminación de pólipos puede dar lugar a una cura completa, pero si hay tumores cancerígenos,  el resultado puede ser menos favorable.

Recomendaciones

Cuando nuestra mascota es diagnosticada con este síndrome vestibular en los perros es importante que se sigan las siguientes recomendaciones para mejorar la condición de éste, tales como:

  • Acudir regularmente al veterinario para detectar la enfermedad y el tipo que se está presentando en nuestro perro.
  • El dueño debe estar dispuesto a atender a su mascota y darle el agua y su comida, ya que los mareos le impiden desplazarse con facilidad.
  • Se deben alejar objetos grandes de su paso que puedan obstaculizar su camino. Así el perro puede sentirse más libre y se puede desplazar con más facilidad.
  • Se deben tratar las infecciones con prontitud
  • Los tratamientos naturales y la homeopatía pueden ayudar mucho al perro para que el perro no se estrese y se sienta tranquilo
  • Se deben evitar situaciones que le generen estrés o ansiedad al perro, ya que los vértigos y mareos le causan mucho malestar y se puede inquietar.

☟☟ES NECESARIO QUE LEAS TAMBIÉN☟☟

No se han encontrado entradas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba