➤ Tratamientos para la artrosis en los perros

Los tratamientos para la artrosis en los perros son una alternativa para aliviar los síntomas y mejorar la calidad de vida de nuestra mascota. Esta enfermedad es degenerativa y actualmente no tiene cura. Sin embargo existen muchos métodos para evitar el desarrollo de la artrosis. Cada tratamiento va a depender del caso particular de cada paciente canino y el avance depende de muchos factores como la alimentación, la edad, entre otros.

☟☟ES NECESARIO QUE LEAS TAMBIÉN☟☟

Tratamientos para la artrosis en los perros

La artrosis es una enfermedad que se desarrolla por diversas causas que pueden determinar el avance de esta patología tales como la obesidad, el envejecimiento, golpes y torceduras. Por lo cual es importante detectarla a tiempo para evitar la evolución rápida de esta enfermedad. En la actualidad existen diferentes tratamientos que pueden ayudar a sobrellevar la enfermedad, tales como:

1.- Adaptar el ambiente

Cuando nuestro perro ha sido diagnosticado con artrosis, debemos adaptar el ambiente a las necesidades de éste, ya que debido a la enfermedad su movilidad se ve afectada. Por lo cual tiene problemas para desplazarse a lugares en los que tenga que subir y bajar escaleras. Así que podemos facilitarle la vida, utilizando un escalón o incluso rampas para que pueda ir a sus lugares favoritos, incluso para que suba al carro.

Por otro lado, debemos evitarle el uso de las escaleras, así que si nuestra casa tiene dos pisos, lo recomendable es que el perro tenga su espacio en la planta baja. Allí debe estar cómodo y tener todos sus accesorios como una cama cómoda, una manta que lo mantenga caliente, ya que el frío y la humedad pueden empeorar la condición del perro. También podemos utilizar abrigos térmicos que le permitan estar bien abrigado. Es importante que cuando lo bañemos lo sequemos muy bien.

2.- Aplicar frío y calor

Uno de los síntomas que se pueden presentar en este tipo de enfermedad, es la cojera. Por lo cual debemos buscar alternativas para evitarles molestias y dolor a nuestra mascota. Así que para aliviarlo se puede aplicar calor en la articulación o articulaciones afectadas. Podemos colocarle una bolsa de agua caliente envuelta, evitando que se queme. De igual forma, se puede aplicar frío o alternar el frío con el calor. El veterinario es quien determinará qué es lo mejor para el perro.

3.- El Ejercicio

Cuando el perro sufre de artrosis, el perro debe realizar los ejercicios físicos adecuados para evitar que la condición empeore, ya que la musculatura se va atrofiando cada vez más, dificultando la movilidad. Por lo cual es recomendable que el perro realice los ejercicios de bajo impacto, como la natación, caminatas y paseos al aire libre. Estos ejercicios se deben realizar de manera moderada pero diariamente.

4.- Fisioterapia

Tratamientos para la artrosis en los perros

Las dolencias generadas por esta enfermedad causan rigidez en el área afectada. Por lo cual es importante acudir a los masajes y calor, pero se debe ser muy cuidadoso, ya que el perro siente dolor y puedes hacerle daño. Lo ideal es comenzar a realizar movimientos circulares suaves e ir aumentando la intensidad en la medida en que avanzas con los masajes y que veas cómo reacciona.

La fisioterapia encierra diferentes propuestas terapéuticas como hidroterapias, masajes o termoterapias. También encontramos que la acupuntura es otra alternativa que se basa en la estimulación de puntos corporales específicos al estimularlos con agujas. Este método ayuda a aliviar el dolor, especialmente si se aplica electroacupuntura que se refiere a la acupuntura junto con impulsos eléctricos.

En este sentido, el veterinario nos pautará las sesiones correctas para el caso particular de nuestra mascota. Generalmente el tratamiento comienza  de una forma intensa, con diferentes sesiones hasta que se controle el dolor y el perro esté estabilizado. Este tratamiento será de por vida, y se va ajustando a las necesidades particulares de cada caso.

5.- Descanso

El perro con artrosis debe estar en un ambiente apto, alejado del frío y la humedad, ya que esto empeora los síntomas, por lo cual es importante mantenerlo en un lugar  calentito. En el invierno, se recomienda ponerle un abrigo cuando vaya a salir. De igual forma, se debe utilizar un colchón de tipo ortopédico que ayude a distribuir su peso de forma uniforme y que esté bien acolchado.

☟☟ES NECESARIO QUE LEAS TAMBIÉN☟☟

No se han encontrado entradas.

6.- Protectores para las extremidades afectadas por artrosis

En caso de que esta enfermedad cause muchas molestias al perro, es recomendable proteger las extremidades afectadas. Para lo cual se pueden emplear protectores aptos para nuestra mascota.  Los protectores de rodilla son una buena opción cuando el perro es de edad avanzada o sufre de artrosis de cadera.

El uso de una silla de ruedas puede ayudarle a conservar la movilidad. De igual forma el uso de un arnés puede ser de gran utilidad cuando el perro tiene problemas de  movilidad en las patas traseras, ya que pueden sentirse más estables.

7.- Alimentación

El perro debe tener una alimentación adecuada, sobre todo para evitar el sobrepeso. Los perros que sufren de obesidad exponen  sus articulaciones a un esfuerzo exagerado por el peso de su cuerpo, generando el deterioro de éstas.

De igual forma, la sobrealimentación genera otras enfermedades como diabetes, problemas renales, enfermedades cardíacas, entre otros. Por esta razón es de suma importancia proporcionarle a nuestro perro una dieta acorde a sus necesidades y consumo energético, considerando su raza, edad y talla. Se aconseja complementar la nutrición de los animales mayores con vitaminas, para así evitar problemas de salud por la falta de nutrientes, pérdida de musculatura, entre otros.

8.- Compuestos alimenticios

Como se mencionó anteriormente, es importante proporcionarle una alimentación balanceada a los perros y a su vez complementarla con compuestos que puedan mejorar de forma significativa la calidad de vida de nuestro perro, tales como:

  • Glucosamina y condroitina: Ayudan a proteger y rehabilitar el cartílago de las articulaciones, además de imposibilitar la propagación de catalizadores dañinos. Éste es un tratamiento muy efectivo.
  • Omega 3: Es un buen ácido graso que ayuda a ralentizar la regeneración.
  • Duralactin: Ésta es una proteína antiinflamatoria. Puede servir como complemento a los tratamientos con medicación antiinflamatoria. Este producto se puede adquirir sin prescripción médica.
  • Mentil-sulfonil-metano (MSM): Éste es un compuesto natural que contiene azufre y se extrae de las algas marinas. Lo cual es importante para la producción de colágeno, glucosamina y condroitina, reduciendo el dolor y ayudando con la cicatrización.
  • Mejillón de labios verdes: Éste es un marisco neozelandés a base de glucosamina, por lo cual además tiene la facultad de regenerar el cartílago.

9.- Antiinflamatorios

Los antiinflamatorios son tratamientos para la artrosis en los perros y pueden usarse para detener el proceso de deterioro de las articulaciones. Así que cuando el veterinario diagnostica la enfermedad determinará un plan de control de la enfermedad para impedir el avance de la misma. También  recetará medicamentos para aliviar el dolor y reducir la inflamación en las articulaciones.

Los veterinarios primeramente atacan un síndrome conocido como sensibilización central, que se trata de la aparición de un dolor constante en la cual la médula espinal genera la percepción de que hay más dolor.

Generalmente, se administran antiinflamatorios no esteroideos, que puedan mejorar significativamente la calidad de vida de nuestra mascota que sufren de esta patología, haciendo que pueda movilizarse con mayor facilidad, disminuyendo los estímulos dolorosos. Estos antiinflamatorios para la artrosis pueden ser AINES o corticoides.

Uno de los problemas de este tipo de fármacos es que presentan efectos secundarios, y uno de los más graves es la aparición de úlceras gastrointestinales, donde se presentan hemorragias internas que podrían incluso causarle la muerte al animal. Por lo cual es importante que el veterinario controle la administración de las pastillas para la artrosis que suelen darse junto con protectores gástricos para evitar daños colaterales que perjudiquen aún más la salud de nuestra mascota.

10.- Intervención quirúrgica

La intervención quirúrgica es un tratamiento que se lleva a cabo en casos muy severos de la artrosis, con el fin de descartar los osteofitos, que se refiere a la proliferación ósea anormal, la cual interceptan las articulaciones.

☟☟ES NECESARIO QUE LEAS TAMBIÉN☟☟

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba