➤ Tumores de células histiocíticas en perros. Causas, síntomas y tratamiento

Los tumores de células histiocíticas en perros es un tipo de cáncer poco habitual que se caracteriza por la propagación neoplásica de macrófagos en distintos sistemas y órganos. Pueden observarse masas nodulares en diferentes órganos como hígado, pulmones y nódulos linfáticos mediastínicos, y además compromete un poco la dermis y epidermis.

☟☟ES NECESARIO QUE LEAS TAMBIÉN☟☟

Este tipo de enfermedad puede ser reactiva o neoplásica. Por lo cual encierra entidades benignas y tiene un pronóstico excelente. Pero también incluye entidades malignas, cuyo grado de mortalidad es elevado.

Esta proliferación puede ser localizada en hueso o piel, o  generalizada, que es la llamada sistémica, como la de células de Langerhans, que es maligna. También existe la invasiva o no invasiva, de elementos maduros, o de elementos intermedios o inmaduros.

Los tumores de células histiocíticas en perros

Estos tumores resultan ser una gran complicación para los especialistas veterinarios, ya que en muchos casos son difíciles de detectar y algunos resultan realmente imposible de diagnosticar con biopsias. Por lo cual se tienden a aplicar  técnicas inmunocitoquímicas y, además resulta muy complejo comprender la naturaleza de los tumores de células histiocíticas.

Causas

tumores de células histiocíticas en perros
tumores de células histiocíticas en perros

Los tumores de células histiocíticas en perros se tratan de una lesión reactiva que en la actualidad es de procedencia desconocida en su totalidad. Sin embargo, podría tratarse de un agente infeccioso.

No es una enfermedad premaligna y puede darse en las formas cutánea y sistémica, ambas pueden dar lugar a lesiones en la piel o en el tejido subcutáneo, pero este cáncer también puede comprometer otros tejidos.

Por otro lado, este tipo de cáncer puede aparecer debido a un desequilibrio en la regulación del sistema inmune secundario, a una estimulación antigénica crónica. En el proceso se genera un incremento de citoquinas mediadoras de la inmunidad.

Este tipo de tumor en los perros puede ser catalogada como benigna y se define como un proceso reactivo o un proceso neoplásico. En cuanto a esta enfermedad, en general son benignas y afecta solo la piel y el tejido subcutáneo. Asimismo puede perjudicar paralelamente la piel y otros sistemas y órganos.

Síntomas

Este tipo de cáncer de piel no solo afecta la piel sino que además compromete los nódulos linfoides y otros órganos del cuerpo. Los histiocitos son células de gran tamaño, de forma redondeada, que poseen un citoplasma cuantioso. Además este tipo de lesiones producidas siempre tienen una combinación de células.

En este sentido, estos tumores presente en perros se caracterizan por la propagación multifocal de células dendríticas intersticiales activadas. Por esta razón la piel se ve muy comprometida, y las lesiones presentan un infiltrado de polimorfonucleares, y se manifiesta oclusión vascular generando la necrosis.

Asimismo este tipo de enfermedad puede generar daños en diferentes órganos como el bazo, el hígado, pulmón, nódulos linfoides, médula ósea y también en la mucosa ocular y nasal. Este tipo de lesiones se manifiestan en los órganos internos afectados. Las heridas y úlceras en la piel pueden multiplicarse pero no son neoplásicas.

☟☟ES NECESARIO QUE LEAS TAMBIÉN☟☟

Los perros cuando presentan este tipo de tumores, pueden sufrir de depresión, fiebre, letargia, pérdida de peso, linfadenomegalia, disnea, inapetencia, anemia, disnea, signos neurológicos, esplenomegalia, hiperferritinemia, y en ciertos casos los ojos pueden ser prominentes.

De igual forma el animal puede tener reducción en el número de plaquetas y una alta actividad enzimática del hígado, las células tumorales pueden mostrar una dilatada eritrofagia, por lo cual esa actividad fagocítica de las células tumorales resulta ser una de las causas de la anemia o de múltiples citopenias.

Generalmente este tipo de cáncer hace metástasis en los pulmones, provocando múltiples tumores que manifiestan signos respiratorios como la tos con elevado ritmo respiratorio. En las radiografías se pueden notar masas internas y otras anormalidades.

Suele darse en las razas de perros grandes como el Bernese de la montaña, Labrador, Rottweiler, San Bernardo, Golden Retriever y Doberman Pinscher. Por lo general este tipo de tumores se presentan a partir de los 4 o 7 años, se presenta con mayor frecuencia en perros de edad media (7 años) y edad avanzada (11 años). No tiene predisposición de sexo, y lamentablemente su pronóstico es muy malo, ya que no se conoce en la actualidad un tratamiento efectivo.

Cabe destacar que resulta difícil detectar este tipo de enfermedad. Por lo cual debemos estar atentos a otros síntomas como:

  • Debilidad en general, especialmente en las patas traseras
  • Palidez
  • Convulsiones
  • Los ojos y la piel son raramente afectados
  • Presenta múltiples masas nodulares, cutáneas (piel externa) y en la mayoría de los casos están ulceradas, costrosa y no tienen pelo alrededor de la masa (alopecia)
  • Comúnmente se encuentran en la boca, el plano nasal (zona de negro de la nariz), los párpados, el escroto y el costado.
  • Ganglios linfáticos moderada a gravemente agrandados
  • Sonidos respiratorios anormales o infiltración de la mucosa nasal

Tratamiento

Antes de realizar un tratamiento para los tumores de células histiocíticas en perros es importante tener  un diagnóstico acertado. Por lo cual se debe acudir al especialista veterinario para que realice primeramente un examen físico completo al animal, el cual incluye un perfil completo de sangre, un hemograma completo, un perfil químico de sangre y un análisis de orina.

Por otro lado se debe realizar una biopsia del tejido y una muestra de líquido de los órganos comprometidos. También es necesario realizar un examen citológico para mostrar el resultado de la infiltración histiocitaria sistémica.

Sin embargo, el diagnóstico de esta enfermedad es por lo general difícil, ya que porque los resultados del análisis microscópico de las células no son definitivos. De igual forma se requiere realizar una prueba Inmunohistoquímica, en la cual, se toma una muestra de tejido para la detección de antígenos que se refiere a las moléculas que se unen a los anticuerpos, clasifica el tumor y prueba la reacción de la célula del tumor a la terapia. Esto puede ayudar a realizar un diagnóstico más claro y efectivo.

Uno de los tratamientos que se aplica es el uso de la ciclosporina oral de 10 mg./kg por día. Sin embargo puede tener efectos secundarios como la diarrea. Por lo cual se puede reducir la dosis a 5 mg./kg por día de ser necesario. También se recomienda realizar transfusiones de sangre o hacer la terapia de líquidos, para hacer hallazgos clínicos.

☟☟ES NECESARIO QUE LEAS TAMBIÉN☟☟

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba