➤ Úlceras corneales indolentes en perros. Causas y tratamiento

Las úlceras corneales indolentes en perros se tratan de las lesiones más frecuentes y se manifiestan por lo general en perros de mediana o edad avanzada. Las razas más vulnerables son aquellas de hocico chato o las braquicefálicas. Sin embargo cualquier raza se puede presentar la enfermedad.

☟☟ES NECESARIO QUE LEAS TAMBIÉN☟☟

Esta enfermedad tiende a ser muy dolorosa y permanece durante semanas o meses hasta que logra sanar totalmente. Son típicamente superficiales que tiene bordes no adheridos, y no afectan las capas más profundas. Ésta se genera debido a que no existen las adhesiones normales entre las células del epitelio, donde se sitúa una membrana hialina que impide la adhesión.

Causas comunes de las úlceras corneales indolentes en perros

Úlceras corneales indolentes en perros
Úlceras corneales indolentes en perros

La córnea  constituye la parte cristalina y externa del ojo. Posee una forma curva y es funciona como una barrera de defensa y de penetración de la luz. Sin embargo tiende a estar vulnerable debido a su ubicación, donde pueden presentarse heridas como la úlcera corneal en los perros.

De esta manera que los perros que tienen los ojos sobresalientes son más vulnerables a padecer de esta afección, ya que la córnea tiene una capa superficial originada por las células epiteliales. Por lo cual es muy sensible a sufrir daño por diferentes causas como la intrusión de cuerpos extraños, pestañas con un crecimiento anormal, arañazos, golpes, entre otros.

Así que cuando el daño propaga esta capa, la córnea se muestra opaca y borrosa. Además esta enfermedad es muy dolorosa y necesita de inmediato la atención de un veterinario especialista. No se debe automedicar al animal ni echar colirio, ya que la córnea podría sufrir de perforaciones.

Las úlceras indolentes en los perros por lo general aparecen debido a tres causas frecuentes: por una distrofia en la membrana epitelial, por un edema corneal que genera ampollas quísticas y por una reducción del proceso de cicatrización.

En este sentido, este tipo de afección por lo general se observa en los bóxer y en los terrier. Cuando las córneas están en perfecto estado, las células del epitelio corneal se unen por lo general, a la membrana nasal debido a los complejos de adhesión, los cuales se fijan a las fibrillas de anclaje que se encuentran en la mucosa basal.

Síntomas presentes en las úlceras corneales indolentes en perros

Dentro de los síntomas más comunes encontramos el edema, fotofobia, hiperemia, parpadeo constante, miosis, bledo espasmo, epifora y secreciones en las mucosas. El diagnóstico de esta enfermedad está basado en los diferentes signos clínicos que se pueden evidenciar, y además mediante el examen de fluoresceína.

¿Cómo reconocer la enfermedad?

Una de las maneras de reconocer este tipo de enfermedad es la inflamación, irritación, secreción, enrojecimiento en los ojos del perro, y éstos van asociados a una infección. Pero, en algunos casos estos síntomas pueden ser causados por una enfermedad subyacente, lesiones como las cataratas, glaucoma o como la úlcera corneal, tal como lo hemos mencionado anteriormente.

En este sentido, la úlcera corneal en los perros afecta la córnea que es considerada la ventana del ojo, es la capa transparente que observamos en la superficie delantera del ojo, cubriendo el iris y la pupila.

Tratamiento de la enfermedad

Este tipo de úlcera se debe diferenciar de los otros tipos para poder tratarlas correctamente, ya que el tratamiento es diferente dependiendo de cada caso en particular. Por lo cual se debe consultar al veterinario para que le haga el diagnóstico adecuado a través de diferentes estudios y análisis.

☟☟ES NECESARIO QUE LEAS TAMBIÉN☟☟

En este sentido existen diferentes tratamientos médicos y quirúrgicos que tienen el fin de evitar las infecciones, calmar el dolor, estimular el crecimiento de un nuevo epitelio. Mediante la cirugía se pretende exterminar el epitelio corneal no adherente y originar un nuevo epitelio que tenga buenas adhesiones.

En este sentido, se comienza con un tratamiento médico y con un desbridado manual empleando anestesia tópica. Lo cual tiene un buen pronóstico. Pero si se presenta el caso de que el resultado del desbridado no es apacible, se hace una queratectomía superficial en rejilla o punctata luego del desbridado. La cual es efectiva por lo general, pero no todos los casos pueden responder positivamente y tenemos que hacer otros tratamientos.

En este sentido, existen diferentes procedimientos quirúrgicos que son muy efectivos, pero requieren anestesia general, equipamiento y microscopio quirúrgico. Además cuando se refiere a las técnicas más invasivas que dejar una mayor cicatriz.

Cabe destacar que es fundamental que estos tratamientos quirúrgicos necesitan de un tratamiento médico adyuvante, que puede cambiar entre cada paciente canino, y debes tomar en cuenta las características y puede tardar mínimo una o dos semanas en sanar.

Las úlceras indolentes en los perros es un problema tan común en la consulta de oftalmología que se estudian constantemente nuevos tratamientos quirúrgicos y médicos, los cuales tienen la ventaja de que el paciente esté sedado o despierto. Estos tratamientos representan la última tendencia en oftalmología veterinaria, ya que tiene buenos resultados y no es tan traumática.

En este sentido y tal como se expuso anteriormente, el tratamiento más factible en la remoción del epitelio que no se ha adherido, para realizar este procedimiento quirúrgico, se necesita un bastoncito de algodón, pero debes tener conocimiento de que esto no solo se utiliza como un tratamiento sino que además se usa para los diagnósticos, ya que este epitelio se puede observar con el bastoncillo.

Éste es un procedimiento que se puede renovar a partir de los cinco o diez días. Actualmente, el tratamiento que se está aplicando con mayor frecuencia es el desbridamiento superficial e igualmente, con el cual se usan lentillas blandas que van a permanecer en los ojos de nuestra mascota para protegerlo del exterior y prevenir cualquier problema.

De la misma manera, se usa colirio para este tratamiento y se recomienda emplear un inhibidor como es el caso del suero autólogo, el cual posee propiedades parecidos al de una lágrima.

Consejos muy útiles

Si tu perro presenta este tipo de úlcera corneal indolente es importante que sepas que son difíciles de tratar y debes tener mucha paciencia, ya que la mejoría se da de forma paulatina. Por lo cual es importante que tomes en cuenta los siguientes consejos:

  • Primero se debe acudir al veterinario especialista, quien le realizará los estudios, pruebas y análisis pertinentes, para dar un diagnóstico pertinente y comenzar a tratar la enfermedad.
  • Se debe mantener el lugar limpio para prevenir las infecciones cuando el perro se roce con algún objeto sucio, bien sea un paño, cobijas, la almohada, entre otros.
  • Se aconseja administrar el remedio homeopático Euphrasia Officinalis, llamado el “ojo brillante” dos o tres veces al día, de uno a dos granitos.
  • Se le debe dar una buena alimentación que contenga los compuestos antioxidantes, como la vitamina E y los betacarotenos. Por lo cual es importante agregar en su nutrición Algunas de las mejores opciones a considerar son los arándanos, las zanahorias y la auyama.
  • Agregar además a su dieta selenio y ácidos grasos omega-3. Se recomienda darle además sardinas.

☟☟ES NECESARIO QUE LEAS TAMBIÉN☟☟

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba