➤ Úlceras corneales simples en perros. Causas y tratamiento

Las úlceras corneales simples en perros son aquellas lesiones superficiales que generalmente aparecen debido a la presencia de un cuerpo extraño o traumatismo en el ojo. Resultan ser muy dolorosas y se manifiestan de forma repentina y no producen infección. Sin embargo, se debe tratar con rapidez para evitar complicaciones. Por lo general pueden llegar a sanar totalmente en unos días si se logra determinar las causas de éstas.

☟☟ES NECESARIO QUE LEAS TAMBIÉN☟☟

Las úlceras corneales simples en perros. Causas

La úlcera corneal se trata de una lesión en la cual el epitelio y un fragmento variable del estroma de la córnea se han perdido. La córnea es considerada la ventana del ojo, se trata de la capa transparente que observamos en la superficie delantera del ojo, cubriendo el iris y la pupila.

Una de las maneras de reconocer este tipo de enfermedad es la inflamación, irritación, secreción, enrojecimiento en los ojos del perro, y éstos van asociados a una infección. Pero, en algunos casos estos síntomas pueden ser causados por una enfermedad subyacente, lesiones como las cataratas, glaucoma o como la úlcera corneal, tal como lo hemos mencionado anteriormente.

En este sentido, todas las úlceras están relacionadas con un nivel de inflamación intraocular, llamado uveítis. Así que cuando las úlceras se infectan o sus capas no cicatrizan con normalidad se desarrollan las enzimas conocidas como las proteasas que generan la degradación de la córnea (colagenolisis), la cual puede conducir  la rápida perforación corneal. Las úlceras corneales simples son las más comunes y presentan los siguientes rasgos:

  • Presentan bordes bien definidos, no se producen infecciones y no hay ningún cambio en el color de los bordes ni en su firmeza.
  • No se vincula con los grados específicos de hinchazón intraocular.
  • Suelen ser causadas por traumas.
  • Pueden estar relacionadas con anormalidades en las pestañas, alteraciones en la estructura o función de los párpados, vinculadas con Síndrome de Ojo Seco, que se refiere a la presencia de cuerpos extraños, pérdida y exposición a la sensibilidad corneal, parálisis del nervio facial o secundarias a irritación química (por lo general es causada por jabón en el ojo después del baño).

¿Cómo se puede identificar esta enfermedad?

Las úlceras corneales simples en perros resultan ser muy dolorosas y causan mucho picor. Por lo cual los animales buscan rascarse los ojos, lo cual se debe evitar. Además se presenta lagrimación, al menos de que padezca de un síndrome llamado “Síndrome de Ojo Seco”. Por lo general, los perros parpadean constantemente y cierran el ojo afectado, ya que la luz les molesta.

Los ojos ulcerados manifiestan la conjuntiva y la escalera enrojecidas y violáceas. Se puede notar que la córnea se torna algo azul y opaca, además se pueden llegar a notar los vasos sanguíneos que intentan sanar la úlcera. De igual forma se puede visualizar una pequeña pupila y una cámara anterior estrecha que evidencia la inflamación intraocular relacionada con la enfermedad. También se puede notar una secreción de color en la parte media del ojo, cerca de la nariz.

En este sentido, este tipo de enfermedad generalmente se produce por traumatismos, sin embargo también puede tener relación con enfermedades como la diabetes, la queratoconjuntivitis seca y el hipotiroidismo en los perros.

Tratamiento para la Úlcera corneal simple

Las úlceras corneales son  las enfermedades más comunes que perjudican los ojos de los perros y la gran mayoría se producen por trauma corneal o irritación. Pero también puede darse por alguna anormalidad en el crecimiento de las pestañas.

☟☟ES NECESARIO QUE LEAS TAMBIÉN☟☟

Las úlceras corneales simples en los perros por lo general se logran sanar de forma favorable, si se tratan a tiempo y se conocen las causas de su aparición. El tratamiento para este tipo de enfermedad es para evitar daños colaterales y prevenir las complicaciones que se presentan en las úlceras corneales, ya que en su mayoría tienden a empeorar, incluso el perro podría tener pérdida total del ojo. Lo cual se quiere evitar a toda costa.

En este sentido, los medicamentos que se recomiendan para tratar de forma correcta y con asesoría del veterinario, buscan evitar las infecciones bacterianas e impiden la liberación de proteasas, calmar el dolor y la hinchazón, asimismo benefician el restablecimiento de la córnea.

Cuando se examina un ojo que tenga una ulceración corneal se debe considerar que la herida o lesión se podría agravar a menos que se evite la invasión bacteriana y se impida la creación de enzimas que ultrajan a la córnea. Los medicamentos que mostraremos a continuación cumplen la siguiente función:

  • Previenen la complicación de úlceras
  • Calman el dolor y la inflamación.
  • Estimulan el restablecimiento de la córnea.

En este sentido los medicamentos más acertados para tratar las úlceras corneales en perros son los siguientes:

1.- TOBRACETIL

  • Tiene un efecto antibiótico muy eficaz contra las bacterias gramm negativas.
  • Impide las proteasas inducidas por neutrófilos, las bacterias y las células epiteliales corneales.

2.- DICLOFTAN

  • Contiene AINE que logra niveles elevados y terapéuticos dentro del tejido corneal.
  • Evita y controla las Inflamación Intraoculares secundarias.

3.- OFTAVITAM A

  • Combina los agentes humectantes y la vitamina A.
  • Calma y ayuda con la cicatrización de la córnea.
  • Ayuda con la reparación del epitelio corneal.

Terapia para las úlceras corneales simples en los perros

Para un manejo adecuado de las úlceras corneales simples en perros se debe tomar en cuenta los siguientes principios terapéuticos:

  • Establecer el agente etiológico que causa la ulceración y trata de repararla en caso de que permanezca.
  • Se deben proporcionar antibióticos de amplio espectro para impedir que se adhieran las bacterias a las proteínas de la superficie corneal y que pueda penetrar al estómago.
  • Impide la liberación de proteasas (enzimas) producidas por las células corneales que presentan la lesión, por los agentes infecciosos o por las células inflamatorias que se encuentran en la lágrima para así evitar el daño intensivo del estroma corneal, lo conocido como la colagenolisis.
  • Inhabilita el progreso de la inflamación intraocular secundaria a la ulceración corneal.
  • Restaura el medio ambiente corneal al administrarle medicamentos que ayuden a la preservación de las condiciones de humectación corneal y que ayuden con la reparación del epitelio corneal.

Diagnóstico de las Úlceras Corneales en perros

Antes de aplicar un tratamiento adecuado es necesario realizar un diagnóstico para saber las causas de dicha afección. Para ello el veterinario debe:

  • Evaluar la producción lagrimal a través de la prueba de Schirmer. Si los valores están por debajo de 10 mm/min se les diagnostican con un “Ojo Seco” con ulceración.
  • Aplicar tinción de Fluresceína. Se utiliza para demostrar la presencia de fricciones o alteraciones sobre la superficie corneal. De esta forma se tiñe enérgicamente al estroma corneal, pero la membrana de Descemet no detiene la fluoresceína.
  • Tratar de detectar los agentes etiológicos relacionados con la úlcera, tales como cuerpos extraños en la córnea o debajo del tercer párpado, ciertas anormalidades de pestañas, parálisis facial, malformaciones de los párpados, falta de sensibilidad corneal o ulceración relacionada a ojos prominentes en perros braquicefálicos con evaporación lagrimal aumentada.
  • Fijar la profundidad y estado de la úlcera.
  • Por lo general, las úlceras simples suelen repararse en pocos días y con poca formación de cicatriz. Las úlceras complicadas que están infectadas o son profundas suelen agravarse de forma rápida rápidamente. Por lo cual se debe tratar lo antes posible.

Aspectos importantes a considerar

Si tu perro presenta la úlcera corneal simple es importante tomar en cuenta los siguientes aspectos a fin de evitar daños que puedan perjudicar la salud de nuestra mascota o incluso pérdida total del ojo:

  • Primeramente se debe acudir al veterinario especialista a fin de determinar las causas de la enfermedad.
  • Se debe mantener el lugar aseado para evitar infecciones cuando el perro se roza con algún objeto sucio, bien sea una toalla, sábanas, almohada, entre otros.
  • Agregar además a su dieta alguna fuente de selenio y ácidos grasos omega-3. Se aconseja darle sardinas.
  • Se aconseja darle el remedio homeopático Euphrasia Officinalis, conocido como el “ojo brillante” dos o tres veces al día, de uno a dos granitos.
  • Se le debe dar una dieta que contenga los compuestos antioxidantes, como la vitamina E y los betacarotenos. Por lo cual es fundamental agregar en su nutrición Algunas de las mejores opciones a considerar son los arándanos, las zanahorias y la auyama.

☟☟ES NECESARIO QUE LEAS TAMBIÉN☟☟

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba